Anaitasuna suma y sigue

Plácida victoria ante el penúltimo clasificado para seguir subiendo en la clasificación

21.03.2021 | 00:51
El debutante Adrián Ortiz, lanzando a puerta en el partido de ayer. Foto: Iñaki Porto

Helvetia Anaitasuna28

Villa de Aranda22

HELVETIA ANAITASUNA Bols; Edu (1), Del Arco (1) Bazán (2), Torriko (3), Izquierdo (8), Chocarro –siete inicial–, Gastón (4), Ganuza (2), Etxeberria (1), Meoki, Héctor González, Cancio, Fischer, Ortiz (1) y Dashko (4).

VILLA DE ARANDA Luis De Vega; Costa (7), Nico López (2), Megías (1), Llorens, Elustondo (1), Pombo –siete inicial–, Javi García (6), Souto (2), Negrete, Calvo, Sukic (1), Linares (1), Hernando, Cunha (1) y Del Pozo.

Marcador cada 5 minutos 3-1, 5-4, 6-5, 8-6, 11-10, 12-11 (descanso), 16-13, 19-15, 22-17, 23-18, 25-19, 28-22 (final).

Árbitros Fernández Molina y Murillo Castro. Excluyeron a Edu Fernández y Fischer por parte de Anaitasuna y, por parte del conjunto burgalés, a Negrete, Sukic, Megías y Llorens.

Pabellón Anaitasuna.

Era un partido trampa y Helvetia Anaitasuna no falló. El equipo navarro venció ayer al Villa de Aranda de forma clara por 28-22 para colocarse, con 28 puntos, en la zona alta de la clasificación tras su victoria hace tres días ante el Dicsa Cisne.

El partido comenzó con un ritmo alto de juego marcado por unos ataques que se impusieron con facilidad a las defensas para desesperación de dos entrenadores que daban órdenes desde los banquillos para intentar revertir la situación.

El conjunto local dominó el partido desde el principio y fue por delante en el marcador durante todo el encuentro. Ander Izquierdo, con ocho tantos, fue la principal amenaza de los navarros junto a la habilidad de Ander Torriko y al gran lanzamiento exterior de Dashko.

Quique Domínguez pidió a sus jugadores en la previa del encuentro que rebajasen los goles encajados en las primeras partes, algo que lograron conseguir, ya que los visitantes tan solo facturaron 5 goles en los 20 minutos iniciales.

Los burgaleses fueron recortando la diferencia, pero un gol de Gastón a falta de 2 segundos del final puso el 12-11 en el marcador antes del descanso.

La fuerza interior de Javi García y la facilidad anotadora del Ander Izquierdo mantuvieron vivo el encuentro hasta que los navarros metieron una marcha más para dejar atrás a su rival.

Anaitasuna se hizo con el control del partido para sumar 2 nuevos puntos, alcanzando así los 28. Segunda victoria consecutiva para los pamploneses, que les catapulta a las posiciones altas de la clasificación. Además, el partido de ayer sirvió para que debutara Adrián Ortiz, que además anotó un tanto.