Macarena Sans, jugadora argentina del Gurpea Beti Onak: "Quiero ser una más y aportar mi experiencia"

La internacional, de 24 años, se incorpora al equipo de Villava-Atarrabia para ayudar en la pelea por ascender a la máxima categoría

23.03.2021 | 21:43
Macarena Sans, natural de Mendoza, posa con las dos camisetas del Beti Onak y con la argentina.

Macarena Sans es el nuevo refuerzo del Gurpea Beti Onak, su gran apuesta en este tramo final de la competición para alcanzar el objetivo ambicioso del ascenso a la máxima categoría. La internacional argentina, de 24 años, acaba de ser presentada por el club navarro como su nueva jugadora para lo que resta de temporada. Un fichaje de postín, que deja claras las intenciones del club navarro: quiere, desea y anhela estar entre los mejores equipos del balonmano nacional la próxima temporada y por ello va a pelear.

Sans recala en Villava-Atarrabia procedente del Club Mendoza de Regatas. Es su desembarco en Europa, la primera vez que cruza el Océano Atlántico para jugar lejos de su país. Ahora bien, su experiencia internacional es vasta, ya que lleva desde los 14 años vistiendo la camiseta de la selección argentina en todas sus categorías y jugando en torneos Panamericanos, Mundiales, colgándose medallas e incluso participando en unos Juegos Olímpicos, los de Río de Janeiro de 2016.

Precisamente, con la albiceleste ha buscado este pasado fin de semana repetir la experiencia de unos Juegos. Estar presente en Tokio. Pero no ha podido ser. Argentina sucumbió ante el potencial de España y de Suecia en el Preolímpico disputado en Llíria (Valencia) y se quedó sin la suculenta plaza olímpica. La nueva jugadora del Beti Onak, no obstante, exhibió su talento desde el central, su calidad y buena dirección de equipo que tratará de aportar ahora en su nuevo cometido.

"Los retos no me asustan, me motivan", aseguraba Macarena Sans en el acto de su presentación, que ha tenido lugar en el Hotel Villava. Ahora, con su nueva camiseta verde, tiene ante sí uno mayúsculo y es contribuir a que el equipo navarro se clasifique para la fase de ascenso y luche por estar la próxima temporada en la Liga Guerreras Iberdrola. "Ya me siento parte del equipo y parte del objetivo. Tomo toda la responsabilidad que me toque. Me motiva mucho que tengamos un objetivo así", resaltaba. "No me pongo presiones, porque en ningún momento ni los dirigentes del club ni Miguel (Etxeberria, el entrenador) me hicieron sentir eso. En ese sentido estoy tranquila, porque sé que todas vamos a dar lo mejor para lograrlo. Los resultados vendrán o no, pero lo importante es que todos, desde nuestras posiciones, demos el cien por ciento para ascender", añadía.

Macarena Sans agradeció al club de Villava-Atarrabia y "a la Comunidad de Navarra" el trato recibido desde que comenzaron las primeras conversaciones para incorporarse. La central argentina confía en dar su "mejor versión" al equipo "como jugadora y como compañera". "Si eso hace un bien y nos trae victorias, voy a estar totalmente feliz", dijo. "Entiendo que el que yo sea un fichaje internacional puede ser importante. Pero lo más importante es la unión del equipo y que todas las jugadoras podamos ser parte. Quiero ser una más y aportar la experiencia que he cogido en los torneos internacionales", subrayó la jugadora.

DESDE EL AÑO PASADO Las conversaciones para incorporar a Sans a la disciplina navarra se iniciaron ya el pasado año. Sin embargo, para la jugadora argentina aún no era el momento del cambio. "Hace unos 11 años que juego al handball. Entrenaba en Buenos Aires y mi familia es de Mendoza. Durante ese tiempo he tenido que viajar de un lugar a otro y a mí, particularmente, me cuesta mucho el desarraigo, el extrañar a mi familia. Ese era uno de los principales motivos por los que hasta ahora no me había venido a jugar a Europa. Ahora siento que estoy preparada", aseguró Sans, cuya idea inicial sin embargo era cruzar el charco la próxima temporada. "Salió esta oportunidad de venir unos meses antes al Beti Onak, con el que ya había hablado el año pasado, pero rechacé aquella oferta porque no me sentía lista para la experiencia de vivir en un país tan alejado del mío", constató.

Ahora, espera que su adaptación a una nueva Liga sea buena. A su alrededor, en otras competiciones, tiene muchas compatriotas que hacen piña y le aportan su experiencia. Se considera "muy abierta y muy tranquila" e intentará "dar lo mejor" de sí misma para que la vivencia sea satisfactoria. "Sé que va a ir todo muy bien", vaticina. En el horizonte, la intención de que su carrera progrese a partir de ahora en Europa. "No sé qué va a pasar la temporada que viene, pero mi idea principal es quedarme en España o en Francia", confiesa.

noticias de noticiasdenavarra