Emotivo homenaje en Anaitasuna a Iñaki Hérnandez

El técnico y exjugador ha sido reconocido por su contribución al mundo del balonmano y su trayectoria profesional

23.04.2022 | 12:29
Imagen tras el homenaje recibido por Iñaki Hernández

Si ayer había una persona feliz en Anaitasuna, ese era Iñaki Hernández. Feliz y emocionado. El técnico y jugador aún en activo del club del equipo del Anaitazarra recibió ayer a sus 69 años un sentido homenaje de la entidad donde ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria en el mundo del balonmano. Un reconocimiento al que se unieron desde el Helvetia hasta el Barça, pasando por la Federación Española de Balonmano, la Navarra y, por supuesto, sus amigos y su familia.

"Es un día espectacular. Estoy emocionado. No sé si me lo merezco o no, pero estoy disfrutando como un enano. Me parece muy bonito que te reconozcan. He estado feliz", admitía Hernández tras recibir el homenaje matutino, antes del encuentro de la Liga Asobal. Muy nervioso, tal y como reconoció después, saltó a la pista para recibir el cariño y la ovación de los 1.800 espectadores que ayer asistieron a La Catedral. Recibió distinciones por parte del presidente de la Federación Española de Balonmano, Francisco Blázquez; del máximo responsable de la Navarra, Andrés Garde; así como la insignia del club de manos de la presidenta de la Sociedad, Mertxe López. Especialmente emocionado se le vio cuando sus hijos, Borja y Beatriz, le entregaron con mucho cariño un ramo de flores, mientras estaba rodeado además de amigos y familia. Asimismo, quienes no quisieron perderse este homenaje fueron sus "niñas", las jugadoras de Anaitasuna a las que dirige. "Entreno con las alevines de primer y segundo año. Y soy feliz. Cuando me han hecho el reconocimiento y han salido a la cancha, me he roto por completo. Les tengo muchísimo cariño e intento enseñarles lo mucho o poco que puedo", afirmaba.


Y saber, sabe mucho de balonmano. Empezó en este deporte en Maristas cuando era juvenil y de ahí dio el salto al equipo de 2ª Nacional de Anaitasuna. Más tarde, cuando viajó a Madrid para cursar sus estudios, vistió la camiseta del Atlético de Madrid en competición territorial, consiguiendo además el ascenso a Primera Nacional. Posteriormente, fichó por el Vallehermoso de la misma categoría y, cuando acabó de estudiar, regresó a Pamplona, a Anaitasuna. Por circunstancias, vistió también la camiseta del San Antonio, pero acabó por retornar al que él considera "mi club". "Mis colores son estos", dice orgulloso. Iñaki Hernández es, además, tío de Sergey, portero que juega ahora en las filas del Benfica y que es hijo del fallecido José Luis Hernández, atleta y preparador físico, y de la también atleta Goya Ferrer. "Cuando lo veo jugar, como el otro día contra Francia, se me cae la baba. Siempre pienso que qué pena que mi hermano no haya podido disfrutar más de ver a su hijo".
 
Y es que el deporte lo lleva en vena. "En estudios no somos muy grandes, pero en deportes y en amigos, los campeones del mundo. Tengo muchos amigos y muy buenos, y eso me parece la cosa más maravillosa del mundo", asegura.

noticias de noticiasdenavarra