Imanol Erviti: "El Puy Mary será algo serio, hará daño"

Protagonistas/ El corredor navarro del Movistar estuvo en la primera escapada de la etapa de ayer

11.09.2020 | 02:21
Imanol Erviti, al frente de la primera escapada del día. Foto: Efe

Poitiers (Francia) – El navarro Imanol Erviti (Movistar), protagonista de la escapada inicial en la duodécima etapa, considera que este viernes el final en el Puy Mary "puede ser importante para la general". "Hoy (por ayer) ha habido batalla desde el principio, vi que se iba a formar la escapada y me infiltré. Luego estuve ayudando a Alejandro Valverde, así que estoy contento por haber aportado mi trabajo al equipo".

Según vaticina Erviti, corredor que acumula 11 participaciones en el Tour, la jornada de hoy puede ser clave para la general. "Una etapa con 8 puertos que va a ser muy dura, seguro que es importante para la general. El Puy Mary es una subida muy seria y hará daño, quizás más decisivo que los Alpes".

El jefe de ruta del Movistar subrayó la dureza de las etapas del Tour que se disputan por la zona central de Francia. "No sé qué tienen las etapas por esta zona, acumulan mucha fatiga, las carreteras son complicadas, el asfalto se pega, vas botando".

Por su parte, el maillot amarillo, el esloveno Primoz Roglic, destacó la dureza de la duodécima etapa, aunque no hubiera pelea entre los favoritos para la general. "Esperábamos que hubiera una gran escapada, pero hay equipos que lo han impedido. Y al final no ha tenido nada de una jornada de reposo", dijo el ciclista del Jumbo.

El esloveno coincidió con Erviti acerca de la dureza de la etapa de hoy. "Nos ha servido como calentamiento para la etapa de mañana (hoy), donde estoy convencido de que habrá una fuerte pelea. Es un gran desafío para nosotros", agregó.

Por último, el colombiano Egan Bernal (Ineos), defensor del título del Tour, vaticina que "habrá que llegar frescos al último tramo porque es duro y puede haber diferencias".

El ciclista de Zipaquirá, de 23 años, destacó respecto a la duodécima etapa que, a pesar de que no tuvo trascendencia para la general, "fue un día muy exigente".

"No ha habido batalla por la general. Todo el día estuvimos pensando en los segundos extra que había en la subida final. La escapada se ha mantenido alejada. Fue un día muy duro. Bora estaba tirando muy fuerte por Sagan y la lucha por el maillot verde. El viernes lo sentiremos en las piernas".