ENTRENADOR DE OSASUNA MAGNA

Imanol Arregui: "El objetivo es la salvación, pero si a partir de ahí podemos mirar a otras cosas lo haremos"

Imanol Arregui, entrenador de Osasuna Magna Xota, cuenta sus impresiones para esta nueva temporada el día que el equipo vuelve a los entrenamientos

17.08.2021 | 00:23
La plantilla y el cuerpo técnico de Osasuna Magna, con Imanol Arregui en el centro de la fila superior.

Pamplona – Osasuna Magna Xota echó ayer a andar para preparar una nueva temporada en Primera, después de los apuros de la pasada campaña en la que se logró la permanencia a falta de dos jornadas, con la victoria ante Movistar Inter. Los de Imanol Arregui se han reforzado con las incorporaciones de Raúl Rocha, Carlos Vento y Neno, además de Ion Cerviño, que sube de las categorías inferiores – el joven jugador de Irurtzun jugó la pasada campaña en el Tafatrans–, apuestas del club sin apenas experiencia de primer nivel que llegan para suplir las bajas de Mancuso, Wanderson, César y Jesús. Osasuna Magna jugará un máximo de ocho amistosos esta pretemporada –este sábado comienzan la Copa Navarra, en los cuartos de final– para preparar una competición liguera que comenzará el próximo 9 de octubre, con la visita del recién ascendido Manzanares a Anaitasuna.

Esta semana han regresado a los entrenamientos. ¿Cómo ha sido la primera toma de contacto?

–Bien, bueno, todavía no estamos todos, falta todavía gente por llegar, y esta semana es más por tener tres días para no llegar al partido del sábado de cuartos de la Copa Navarra sin haber hecho nada. La pretemporada en serio, por decirlo así, la empezaremos la semana que viene.

Es decir, que es más por no llegar al sábado sin haberse visto las caras.

–Sí, porque al final, cuando terminó la temporada, todavía no estaban fijadas las fechas y en un principio habíamos puesto el inicio de la pretemporada el día 30. Pero luego salió la Copa Navarra y era complicado cambiar los billetes de la gente de fuera. Así que con los que ya estaban aquí, Juninho, Bynho y los nacionales, decidimos entrenar tres días esta semana para poder preparar un poco el partido. Linhares llega este sábado y luego la semana que viene, como ya estamos todos, salvo Carlos, decidimos adelantar un poco el inicio.

Carlos se incorporará cuando termine de jugar el Mundial, ¿es así?

–Eso es. Hasta que no acabe el Mundial no estará, pero todos los demás ya estaremos aquí y podremos empezar mañana y tarde todos los días.

¿Cuándo se incorporarán el resto de fichajes?

–Ion sí que está aquí ya. Raúl llegará el lunes y Neno el jueves, si va todo bien con el tema de papeles y vuelos, porque con la situación esta de covid hasta que no estén aquí no sabes. Si todo va bien el jueves estaría aquí e incluso podría jugar algún minuto contra Anaita.

Al finalizar la temporada Tatono comentaba que habría que hacer malabares para confeccionar el equipo. ¿Cómo ha sido el verano en ese sentido?

–Pues muy complicado, y cada vez más. Cada año es más difícil, porque los recursos son menores y hay que buscar donde nadie mira, encontrar jugadores que todavía no han explotado porque no les han dado la oportunidad de jugar al máximo nivel, y apostar. No queda otra. Ya tocó hacerlo el año pasado y este año, pues más de lo mismo. En el caso de Raúl, que estaba en la liga italiana, a pesar de ser un jugador joven ya sabe lo que es competir al máximo nivel. Pero con los otros dos, tanto con Carlos, que estaba en Uruguay y el salto es enorme, como con Neno, que prácticamente no ha jugado ni en Primera, vamos a apostar y a ver si sale bien. Esperamos también que la gente que el año pasado fue su primer año de un paso al frente y crezca.

Son dos años en los que se van jugadores importantes y llegan jugadores que, aunque luego puedan rendir bien, no están contrastados.

–Claro. Y para ellos es más complicado. Nosotros siempre hemos apostado por gente joven, cuando las cosas estaban mejor también, pero no es lo mismo venir sin experiencia para ser el noveno o décimo jugador y entrar poco a poco que venir, tener que jugar 20 minutos y asumir un rol para el que todavía no estás preparado del todo. Evidentemente conlleva un riesgo mucho mayor. El año pasado salió y conseguimos salvarnos y este año pelearemos por volver a hacerlo.

El año pasado se logró la permanencia matemática en la penúltima jornada, ante el Movistar Inter, ¿cómo esperas esta temporada?

–Sobre el papel va a ser un año duro, porque prácticamente todas las plantillas se han reforzado mucho y bien, con jugadores contrastados. Incluso Manzanares, recién ascendido, ha fichado a muchos jugadores y prácticamente todos con experiencia y mucha calidad. Nosotros tenemos que mirar lo nuestro e intentar que la gente con más experiencia, como Asier, Palote –Roberto Martil–, Bynho o Jonathan, tiren del carro, pero que los jóvenes den un paso al frente y sean jugadores más importantes si cabe que la temporada pasada y que salgan bien las apuestas. Toca trabajar, y a veces el trabajo te da cosas que a priori no sabes que tienes. Es el objetivo que tenemos, que el equipo sea más fuerte que la temporada pasada, y que tengamos más acierto para intentar que la temporada que viene volvamos a estar en Primera.

El año pasado se sufrió de una manera que este equipo no está acostumbrado a hacer. ¿Puede ser una experiencia que ayude en esta temporada?

–Hombre, es que al final, mirando todo lo que fue la temporada pasada, y que llevábamos muchos años jugando Copa y play off, no estamos acostumbrados a vivir estas situaciones, pero sabíamos que era algo que podía pasar, igual que este año. La parte negativa es que tuvimos que sufrir, pero contradictoriamente también es la parte positiva, porque al final en los momentos en que era todo o nada, con presión de la de verdad, como el día de Valdepeñas o el de Inter, el equipo dio la cara y salió bien. Todos tuvieron que asumir muchas cosas que espero que les hayan hecho crecer mucho más que si hubiésemos estado décimos y sin ningún problema.

Entiendo que en estas circunstancias le dará muchísima importancia a hacer una buena pretemporada para poder llegar en buenas condiciones al inicio de la competición.

–Sí, ese es el objetivo, intentar que los de la temporada pasada sigan asimilando conceptos de nuestro estilo de juego y que los nuevos se adapten cuanto antes. En el caso de Carlos será más difícil, porque prácticamente empezará la Liga y no habrá entrenado con nosotros. Con él habrá que ir poco a poco, pero es un chaval listo y creo que se adaptará bien. Con Rocha y Neno tendremos que intentar que se metan cuanto antes en nuestra dinámica para ver si llegamos al comienzo lo más fuertes posible para pelear cada partido como si fuera el último.

Parece claro que el objetivo es la permanencia y a partir de ahí ver si se puede luchar por otras metas.

–Está claro. Viendo las plantillas y lo que hay lo que tenemos que hacer es intentar estar la temporada siguiente en Primera. Si conseguimos que la temporada sea excepcional y a partir de ahí podemos mirar a otras cosas lo haremos, vamos a pelear por lo que sea. Pero el objetivo es salvarnos.

"Sobre el papel va a ser un año duro, porque todas las plantillas se han reforzado mucho y bien"

"Cada año los recursos son menores. Nos toca buscar jugadores donde nadie mira y apostar por ellos"

noticias de noticiasdenavarra