Adiós imbatibilidad

Primera | El Aspil-vidal cayó (4-6) por sorpresa ante O’parrulo, que fue superior con una férrea defensa

07.02.2020 | 17:32
El meta Gus (Aspil) bate a Illi (O’Parrulo) en el primer minuto de partido de ayer.

Aspil-Vidal4

O'Parrulo Ferrol6

ASPIL-VIDAL Gus, Sepe, Ferrán Plana, L. Trípodi, Sergio González -cinco inicial-. También jugaron David, Lemine, Lucas y David Pazos.

O'PARRULO FERROL Illi, Diego Nuñez, Jesulito, Rubi Lemos, Chano -cinco inicial-. También jugaron Isma, Attos, Rober, Adri y Rubi López.

Goles 1-0 min. 1: Gus; 1-1 min. 7: Rubi López; 2-1 min. 12: Sepe; 2-2 min. 14: Isma; 2-3 min. 19: Attos; 2-4 min. 27: Isma; 3-4 min. 28: Lucas; 3-5 min. 29: Jesulito; 4-5 min. 38: Ferrán Plana; 4-6 min. 40: Attos.

Árbitros Martínez Miñano Ropero Lana (colegio valenciano).

Incidencias Alrededor de 800 personas en el Ciudad de Tudela. Homenaje al periodista local Jesús Marquina y al jugador de O'Parrulo Rubí.

tudela - El extraordinario gol inicial del portero local Gus quedará en una anécdota después de una derrota merecida que, a largo plazo, puede resultar cara ya que no se esperaba ante un rival que se encontraba muy por debajo de la tabla. Sin embargo, los gallegos, gracias a una férrea defensa, a una intensa presión y a un ataque muy efectivo se llevaron los tres puntos con justicia en un encuentro en el que todos brillaron por su disciplina y perfecta ejecución en las jugadas ensayadas. Los locales se adelantaron con un tempranero tanto del meta local que, como es habitual, se escapó solo y en el borde del área marcó el primer gol, que hacía presagiar un buen encuentro para los de Pato. Pero poco duró la alegría y seis minutos después empataron merced a una jugada entre Attos y Rubi López que marcó en línea de gol. Una jugada que se repitió en numerosas ocasiones desbordando a una poco afortunada defensa del Aspil en el día de ayer. Merced a Sepe se volvieron a adelantar los naranjas pero nada tardaron los gallegos en empatar e incluso ponerse con un gol de ventaja antes de la primera mitad. La segunda mitad fue una auténtica locura a partir del minutos 30. Ambos conjuntos optaron por jugar con portero jugador y la banda fue un continuo ir y venir de jugadores. El Aspil buscaba reducir distancia y O'Parrulo aprovechar los huecos que dejaba al cambiar portero por jugador. Pese a que los de Pato gestionaron bien las superioridades no estuvieron atinados de cada a puerta, todo lo contrario que los de Diego Ríos que en jugadas ensayadas de banda o de ataque cogieron desprevenidos a los locales. A falta de 10 segundos los gallegos salvaron un gol que ya se cantaba y anotaron el de la tranquilidad que les dio 3 puntos muy importantes y que hace que el Aspil pierda su imbatibilidad en casa.