Todos disponibles para Solari salvo Vallejo

Keylor Navas, Sergio Ramos y Marco Asensio volvieron a trabajar junto al resto de sus compañeros

08.02.2020 | 16:48
El técnico del Real Madrid Santiago Solari, durante la rueda de prensa posterior al entrenamiento del equipo este miércoles en Valdebebas.

MADRID. El portero costarricense Keylor Navas, Sergio Ramos y Marco Asensio volvieron a trabajar junto al resto de sus compañeros del Real Madrid en su ciudad deportiva, mostrando a Santiago Solari que están en condiciones de jugar en Montilivi el encuentro de vuelta de cuartos de final de Copa.

Asensio, que se torció un tobillo en el partido de entrenamiento del pasado lunes entre la primera plantilla y una mezcla de canteranos del Castilla y el juvenil A, ya está recuperado totalmente para poder reaparecer tras más de un mes de baja desde que cayese lesionado en el Mundial de Clubes.

Keylor Navas se ha recuperado de la lesión muscular que sufrió el 18 de enero en el aductor largo de la pierna derecha y Solari debe decidir ahora si le devuelve la titularidad en portería en la Copa del Rey, competición que jugaba hasta su lesión.

Por su parte, el capitán Sergio Ramos ya no sufre molestias del fuerte golpe que sufrió el domingo en partido liguero ante el Espanyol, y aunque todo indica que Solari le concederá descanso en Copa, trabajó con normalidad en una sesión en la que el central Javi Sánchez reforzó al primer equipo y con la única ausencia por lesión de Jesús Vallejo.

La enfermería madridista, que llegó a tener hasta ocho integrantes en plena plaga de lesiones, se ha vaciado y ahora Solari tendrá que decidir descartes para cada partido y conceder descansos a titulares con rotaciones.

El buen ambiente que se vive en el momento del Real Madrid, en su mejor racha de juego y resultados de la temporada, se reflejó en las bromas de los rondos iniciales. "Todo ok, José Luis", soltó Lucas Vázquez en un clásico pique entre jugadores porque Dani Carvajal se negaba a entrar al centro del rondo.

Las risas de todos al recuerdo de la frase desde el VAR por la jugada del penalti no señalado a Vinicius tras ser derribado por Rulli, portero de la Real Sociedad, marcaron el inicio de trabajo de la última sesión en la que Solari ensayó cambios en su equipo titular para jugar en Montilivi.