SEGUNDA B

La pólvora del Izarra sigue mojada

tablas | el izarra deja escapar vivo a un langreo que se salvó por la inspiración de su portero

08.02.2020 | 21:09
Adrián le hizo este paradón a Cabrera tras un saque de esquina.

Izarra0

Langreo0

IZARRA Julio (p), Eguaras, Albisu, Cabrera, Endika, Cisneros, Areso (Sagüés, m. 77), Hinojosa (Maestresalas, m. 77), Laborda, Chema Moreno y Toni García (Deivid, m. 62).

LANGREO Adrián Torre (p), Álvaro, Cabranes, Alain, Jorge, Zubiri, Aimar (Omar, m. 74), Héctor Nespral (Lausamba, m. 90), David González, Sánchez (Cristian, m.86) y Riki.

Árbitro Baiges Dones (C. Aragonés). Amonestó por los locales a Hinojosa y por los visitantes, a Héctor y Riki.

Incidencias Tarde agradable en Merkatondoa con unos 350 espectadores en las gradas, entre ellos algunos aficionados del Langreo

estella-lizarra - El Izarra volvió a completar un buen partido ayer en Merkatondoa pero nuevamente se quedó sin premio gordo ante un rival muy ordenado, como el Langreo, que apenas inquietó a Julio durante los 90 minutos. Los de Estella fueron el único de los dos equipos que quiso la victoria y tuvo unas cuantas ocasiones para conseguir el gol, pero el guardameta asturiano, Adrián Torre, estuvo muy inspirado, especialmente durante la primera mitad.

El técnico local, Rodrigo Hernando, dejó claro con su once inicial que iba a por la victoria apostando por la dupla Laborda y Chema Moreno en ataque. Tras unos primeros minutos sin un dominador claro, con mucho balón aéreo y sin llegadas claras, llegó por fin la primera gran ocasión de la tarde para el Izarra. Un gran centro de Albisu lo remató Hinojosa al segundo palo, pero su disparo, previo bote, fue desviado por Adrián realizando una enorme estirada (m. 22).

De nuevo por la banda izquierda llegó otra buena ocasión para los locales, aunque la defensa estuvo muy rápida para sacar el centro de Toni con la zurda antes de que Laborda pudiese fusilar al portero (m. 33).

El Izarra se estaba haciendo poco a poco acreedor de la victoria ante un Langreo inofensivo arriba, que presionaba la salida del balón pero que no era capaz de generar peligro. Los locales, en cambio, intentaban trenzar jugadas, aunque no era sencillo ante la acumulación de hombres.

A pocos segundos del descanso llegó la otra gran ocasión de la tarde para los blanquiazules tras un saque de esquina que Cabrera remató de forma extraordinaria de cabeza pero que de nuevo Adrián desvió con una parada más típica de balonmano que de fútbol. Reaccionó el guardameta levantando los dos brazos y quiso el azar que el balón le golpease en uno para desesperación de los locales.

Tras el paso por vestuarios el guión fue similar. El Izarra intentaba proponer cosas pero los centros casi nunca encontraban un remate claro ante el buen nivel de la zaga asturiana, que tampoco dejaba espacios por el centro. Los estelleses consiguieron encerrar en muchos momentos al rival y fruto de ese sitio llegaron algunas ocasiones, aunque no tan claras como en la primera mitad. En el minuto 51 Laborda estuvo cerca de rematar una falta y en el 54 Hinojosa mandó el balón arriba tras un cesión de Areso. En el 70 fue Endika quien pudo sorprender cazando un balón muerto en el área, pero no golpeó bien. Y tampoco los cambios le sirvieron al Izarra para abrir la lata ante un Langreo que lanzó por primera vez a portería en el minuto 56 y que hizo que Julio pasase desapercibido.

Al final, duodécimo empate para los locales esta temporada que no sirve para salir de los puestos de descenso. Eso sí, solo le separan cuatro puntos del décimo clasificado.