Una prueba de fuego real

previa | el madrid, tocado tras los clásicos, recibe al ajax con la renta de la ida (21.00 h.)

08.02.2020 | 22:47
El discutido Gareth Bale, en la sesión previa al partido de esta noche.

LA PREVIA

Real Madrid Courtois; Carvajal, Varane, Nacho, Reguilón; Casemiro, Kroos, Modric; Lucas Vázquez, Vinicius y Benzema.

Ajax Onana; Tagliafico, Blind, De Ligt, Mazraoui; Van de Beek, De Jong, Schöne; Ziyech, Tadic y Neres.

Árbitro Felix Brych (ALE).

Hora/tv 21.00 h. 'Movistar Liga de Campeones'.

madrid/ámsterdam - Tocado tras los clásicos con los que se despidió de la Liga y la Copa del Rey, el Real Madrid encara en un momento bajo anímico una prueba de fuego ante el Ajax, en la competición a la que nuevamente encomienda todo, la Liga de Campeones, con ventaja de la ida (1-2).

Un curso más todo o nada en la Champions. Después de despedirse en tres días de dos competiciones, en un golpe de realidad difícil de asumir al ser asestado por su eterno enemigo, la plantilla madridista busca la novena clasificación consecutiva a cuartos de final de su competición fetiche. El mejor bálsamo a un equipo que ha demostrado sus carencias a la hora de la verdad.

Nueve años sin caer en octavos y un resultado favorable en Ámsterdam, son motivos para volver a ilusionar al madridismo con una nueva proeza. En 34 ocasiones el Real Madrid ganó la ida lejos del Santiago Bernabéu en una eliminatoria europea y solo una vez fue remontado. Fue en la Copa de la UEFA, además, cuando el Odense tras perder la ida (2-3), se impuso en la casa blanca (0-2).

Aunque ha dejado de ser fiable el actual Real Madrid en el Bernabéu, donde ha perdido sus tres últimos partidos -ante el Girona y dos ante el Barcelona-, aumentando a seis las derrotas de local en su irregular temporada, algo que no ocurría en 19 años, a su favor está la transformación que protagoniza cada vez que suena el himno de la Liga de Campeones y su gen competitivo en una competición en la que nunca importa su estado en el resto.

Llega a la cita Santiago Solari con su crédito mermado y escuchando ya el nombre de José Mourinho como primer sondeo a un sustituto.

Centrado únicamente en el Ajax prepara novedades en un equipo fatigado. Dos son seguras, la entrada de Nacho Fernández por el sancionado Sergio Ramos, y la de Lucas Vázquez en ataque por un Bale sentenciado por la afición madridista tras el último clásico. Marcos Llorente completa el parte de bajas. Marcelo, Ceballos y Marco Asensio aspiran a ser novedades en un once que necesita frescura ante un Ajax joven y más descansado.

Llega a Madrid sin ninguna baja importante, más allá de la del extremo izquierdo Hassane Bandé, quien se rompió el peroné el pasado verano, y con la duda de si podrá contar con el defensa Lisandro Magallán, recién recuperado de una lesión.

Los jugadores del Ajax saltarán al césped del Bernabéu con la ventaja de haber descansado seis días desde su último encuentro, tres más que sus rivales, gracias a que la Federación Holandesa de Fútbol pospuso su partido liguero del pasado sábado.

La propia federación argumentó que el aplazamiento se hizo para aumentar las posibilidades del Ajax, pues su eliminación podría significar que Holanda pierda su actual undécimo puesto en el ranking de la UEFA.

Los de Ámsterdam se encomiendan a una fecha marcada en la memoria colectiva de la afición holandesa, el 22 de noviembre de 1995, cuando el Ajax de Louis van Gaal le endosó un 0-2 al Real Madrid y se llevó una ovación cerrada del Bernabéu, en un partido correspondiente a la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Llegan con la moral alta después de que en su último partido, jugado el pasado miércoles, los hombres de Erik ten Haag arrasasen en la semifinal de la Copa de Holanda con un 0-3 a sus eternos rivales, el Feyenoord de Róterdam. Se espera que el técnico repita el esquema utilizado en el partido de ida contra el Madrid, un 4-3-3 con Hakim Ziyech, Dusan Tadic y David Neres como delanteros y con el danés Lasse Schöne, un peligro en las jugadas a balón parado, unos metros más atrás. Punto de atención está en ver desenvolverse en el Bernabéu al centrocampista Frenkie de Jong, que a final de temporada pasará a formar parte del Barcelona. - Efe

santiago solari

"El vestuario es muy fuerte"

Entrenador. Centrado únicamente en el Ajax, el actual técnico madridista intentó lanzar un mensaje positivo para una nueva reacción tras los dos últimos tropiezos ante el Barcelona. "Queremos ganar y pasar la eliminatoria. El equipo tiene mucho carácter y es algo de lo que estoy muy orgulloso. El vestuario es muy fuerte. Estos jugadores tienen mucha experiencia y carácter. No significa que estén contentos por lo que ocurrió pero sí con la conciencia tranquila por darlo todo. Dieron su máximo esfuerzo aunque no estamos felices porque no ganamos. Por suerte tenemos otro partido, y estamos preparados para competir", señaló.