Osasuna no se fía

1ª división visita mañana al segovia, en lucha por salvarse, con la vista puesta en la tercera plaza

09.02.2020 | 05:26
Osasuna no se fía

pamplona - Osasuna Magna retoma mañana la competición liguera en el pabellón Pedro Delgado de Segovia (18.30), donde intentará sumar tres nuevos puntos que le mantengan al acecho de la tercera plaza de la tabla, que ahora ocupa el Movistar Inter, pero que a falta de dos jornadas para finalizar la Liga regular aún puede ser de propiedad navarra. El rival será el Naturpellet Segovia, actualmente en puesto de descenso y que en los dos partidos que restan se juega literalmente la vida para mantener la categoría.

Esta es la principal razón por la que el Xota no se fía ni un ápice de su rival de mañana. A pesar de los problemas económicos que arrastra además -con impagos incluidos a sus jugadores-, el equipo de Diego Gacimartín sigue en lucha por salvarse. Sumar ante el equipo navarro le daría oxígeno, sobre todo de cara al trascendental partido de la última jornada contra el Valdepeñas de Chino que, con sólo dos puntos más que los segovianos, aún es candidato al descenso. "No va a ser un partido fácil. Se están jugando la permanencia. No dependen de ellos, pero lo más lógico es que sí lo hagan en la última jornada, ya que Valdepeñas juega ahora en el Palau ante el Barcelona. Así que para Segovia este partido es vital", analiza Imanol Arregui.

El entrenador de Osasuna Magna no podrá disponer para este encuentro del capitán, Roberto Martil, que se recupera de la rotura de fibras en el gemelo derecho que se produjo en el choque ante el Barcelona del 6 de abril en Anaitasuna, antes del parón. El canterano Íñigo Iribarren irá en su lugar.

Si los dos partidos que quedan son vitales para Segovia, también lo son para el Xota en sus aspiraciones por alcanzar el tercer puesto de la clasificación. Los navarros dependen de sí mismos y si ganan mañana y también en la última jornada ante el Levante en casa, se harían con esa meritoria plaza que ahora ocupa el Inter. Los de Torrejón tienen un partido más, el que jugaron adelantado ante el Barcelona. "Nosotros dependemos de nosotros mismos. Ya sería histórico quedar cuartos, así que terceros sería una barbaridad. Es lo que queremos todos".

Aun con todo, Imanol Arregui advierte de la dificultad del choque de mañana, ante un rival en descenso, pero con buenas cualidades. "Es un equipo ordenado, al que le falta pegada, por eso está ahí, pero bien trabajado. En Pamplona nos costó ganarle y seguro que en su pista será igual", avisa.