ÚLTIMA HORA
Sánchez hará una declaración institucional sobre la pandemia a las 13.00 horas

“No sé qué será del futuro”

iker casillas | el meta del oporto abandonó ayer el hospital en el que estaba ingresado

09.02.2020 | 07:25
Iker Casillas, junto a Sara Carbonero, a su salida del hospital.

oporto - El portero madrileño Iker Casillas abandonó en el día de ayer el Hospital CUF de Oporto, centro en el que llevaba ingresado desde hace cinco días tras sufrir un infarto agudo de miocardio en un entrenamiento, reconociendo que no sabe qué será de su futuro profesional después de "un reposo de un par de semanas o incluso de un par de meses", una duración que le "da igual" porque "lo más importante es estar aquí".

"Ya me encuentro mucho mejor. Será un reposo de un par de semanas, o incluso de un par de meses, no lo sé, y la verdad es que me da igual. Lo importante es estar aquí. Había que dejar que el corazón, el cuerpo y la cabeza se asentasen. Estoy bien, un poco emocionado, pero lo puedo contar y lo podéis ver. No sé lo que será el futuro, pero creo que lo más importante era estar aquí y poder hablar tranquilamente para transmitir cómo me encuentro. Gracias por la espera y nos veremos pronto", apuntó Casillas ante la prensa española y portuguesa, que esperaba en la puerta del hospital.

El portero salió de su propio pie del hospital acompañado por su esposa, Sara Carbonero, y realizó una comparecencia de tres minutos de duración sin preguntas para agradecer todos los mensajes de ánimo que ha recibido en los últimos días.

"Es algo que le puede suceder en cualquier momento de la vida a cualquier persona. Me tocó a mí y aquí estamos. Es difícil hablar, pero también entiendo que hay que estar agradecido porque he tenido mucha suerte. Le quiero dar las gracias a mucha gente que se ha preocupado estos días porque me han hecho sentir querido. Hay que sacar siempre una sonrisa de estos momentos y yo creo que la voy a sacar. Me emociono un poco con toda la gente que ha venido aquí y con tantas muestras de cariño", expresó, con la voz entrecortada por momentos.

Antes de abandonar el hospital, el exportero del Real Madrid también quiso agradecer la labor del centro, de los doctores, de su club y también de "toda la gente que contribuyó a que bajase muy rápido para poder bajar el efecto del infarto". "Y también quiero dar agradecer las miles y miles de muestra de cariño que me ha dado toda la gente a través de las redes sociales, de vídeos, de mensajes y también en diferentes ámbitos del fútbol", añadió. - E.P.