SEGUNDA B

Un Izarra renovado

Con nueva presidenta y nuevo entrenador, el club peleará por mantenerse en la categoría

10.02.2020 | 00:52
La plantilla y el cuerpo técnico del Izarra para la temporada 2019-2020.

Con nueva presidenta y nuevo entrenador, el club peleará por mantenerse en la categoría.

estella - El Izarra comienza este domingo su quinta temporada consecutiva en Segunda B (la decimoquinta en su historia) con nueva presidenta, nuevo entrenador y una plantilla ampliada. El objetivo, el mismo de cada año: la permanencia.

La nueva presidenta, Leyre Canela, se mostró ilusionada ante este nuevo reto que se aproxima. Y es que se trata de su primera temporada al frente del club desde que tomara el relevo de Alfonso Canela el pasado julio. Se trata de un hecho histórico por ser la primera mujer en hacerlo. Sin embargo, dijo no tener pensado llevar a cabo grandes cambios en cuanto a gestión, más allá de los estrictamente necesarios. Quien ocupará el banquillo en esta nueva aventura será el navarro Unai Jáuregui, procedente del Pamplona y que sustituye al riojano Diego Martínez, quien terminó la temporada pasada con el equipo de Estella dirigiendo los diez últimos partidos de liga. Además, el club amplía su plantilla, pues, por primera vez, la Federación Española obliga a jugar la Copa Federación. Esto supone un aumento del número de jugadores, de 20 a 22, lo que implica dejar a cuatro fuera de la convocatoria en cada partido. "Aunque al principio puede ser un pequeño hándicap, creo que a lo largo del año será positivo para la competencia entre ellos mismos", apuntó el entrenador.

Así, a los doce veteranos, se suman diez caras nuevas: el portero Alejandro Ruiz, procedente de la Gimnástica de Torrelavega; el también guardameta Sendorek Krzysztof, llegado del Wislanie Jaskovice; los defensas Jorge Adan, hasta la temporada pasada en el Sariñena, Pablo Ruiz, que llega del Náxara y Gian Franco, del Cádiz; los medios Ibai Ardanaz, del Tudelano, Borja Encada, del Plasencia, Raúl Almagro, del Calahorra y Roberto López, del Tudelano; y el delantero Mikel Yoldi, que llega de Osasuna B. Jáuregui apuntó la estrategia seguida a la hora de fichar, combinar jugadores mayores, la "estructura central veterana", con otros más jóvenes. De este modo, la media de edad es de 26,7 años, superior a la anterior de 24,9.

De momento, la pretemporada ha sido una primera toma de contacto, aunque como apuntó la nueva presidenta, Leyre Canela, los resultados no han sido los esperados. "La pretemporada no ha ido todo lo bien que nos gustaría, pero eso no tiene por qué marcar precedente", señaló. Realmente, el reto llega este fin de semana, con el primer partido contra el Valladolid, el que el expresidente, Alfonso Canela, calificó como "uno de los rivales más fuertes". Sin embargo, parece que, como señaló el nuevo entrenador, las cosas fluyen en la dirección correcta para finalmente conseguir remontar el inicio flojo. "La gente está con muchas ganas y los jugadores están entrenando muy bien y están muy comprometidos, así que esperamos comenzar con buenas sensaciones". Y tras este partido de estreno fuera de casa, el domingo 1 se les podrá ver en su propio campo, compitiendo contra el Leioa. Según Jáuregui, el Izarra juega contra un grupo muy potente deportivamente, por lo que habrán de pelear cada partido. "Esperamos que los partidos sean reñidos pero que los podamos competir y que nuestro trabajo nos ponga en el lugar en el que nos merezcamos".

Por su parte, el presupuesto del equipo ronda los 500.000 euros, similar a ejercicios anteriores, y con unos ingresos en concepto de patrocinio en torno a las 450.000, más que en la temporada pasada. En cuanto a socios, se estima que el número ronde los 200, una cifra bastante fija. "Los que son socios, son fieles", apuntó la presidenta. Por otra parte, los buenos resultados han llevado a continuar con el adelanto a las mañanas de las sesiones de entrenamiento que ya se hizo la temporada pasada, algo que hasta ese momento era inusual en el caso del Izarra. "Los jugadores llegan así más descansados y se les puede meter más carga", matizó el entrenador. Finalmente, este año se estrena nuevo césped artificial.

Con todo esto, el club ya está preparado: la dirección renovada, la plantilla ampliada, el campo de juego en marcha y la ilusión por ganar al máximo. Lo que toca ahora es, como deseó Jáuregui, "ver aquí buen fútbol".