Iván Campo exjugador del mallorca

“La Real tiene una pinta espectacular”

Es uno de los mejores embajadores de Donostia en Mallorca, donde reside desde hace años. No pudo cumplir su sueño de vestir la txuri-urdin, pero siempre sigue a la Real

10.02.2020 | 00:57
Iván Campo atiende a un medio de comunicación mallorquín. Foto. N.G.Editar

donostia - ¿Qué equipo le espera el domingo a la Real?

-Creo que es de esos clubes que tocó fondo bajando a Segunda B. Desde ahí consiguió subir a Segunda y en un año a Primera. Se ha quedado el principal bloque de los dos ascensos. Se pude decir que ha tenido un poco de suerte, también en el comienzo de la temporada, pero para competir en Primera va a necesitar más. Ha llegado un poco tarde al mercado de fichajes porque ha estado jugando el play-off. La verdad es que cuenta con un bloque que es muy compacto, que sabe muy bien a lo que juega, y lo que tiene que hacer en cada instante.

Es un rival como muy pegajoso. Con pocos nombres.

-Una de las bazas que tiene este equipo es esa, que lleva jugando así mucho tiempo. Este es el tercer año con el mismo entrenador. Es un rival que te presiona, además muy arriba, que no te deja salir de tu área y que te obliga a jugar en largo porque cuenta con dos centrales que van muy bien por arriba y se llevan muchos balones. Luego, a la hora de jugar se apoyan mucho en la calidad de Salva Sevilla, que es un futbolista veterano que lee muy bien el juego. Y en las bandas son peligrosos, sobre todo con un Lago Junior, que tiene mucho desborde.

Nadie le esperaba tan pronto de nuevo en Primera?

-Es muy raro subir en dos años, insisto que creo que han tenido un poco de suerte, pero bueno, para la isla ha sido la bomba. El club venía de una situación muy complicada, por lo que bienvenido sea. Con una afición de Primera División que ha estado al lado del equipo. Me imagino que este domingo va a registrarse una muy buena entrada. Aunque es a las 17.00 horas, todavía es agosto y mucha gente sigue de vacaciones fuera o en sus segundos domicilios en la isla, y va a hacer mucho calor. Ojalá vaya mucha gente para ver un partidazo.

Es una temeridad jugar a esa hora.

-Hombre, la gente tiene muchas ganas de fútbol, pero también muchos están fuera de Palma. El otro día lo demostraron contra el Eibar, al que fueron a ver muchos. Yo espero una buena entrada a pesar de todo. La temperatura al comienzo del encuentro estará por encima de los 30 grados. Estos partidos se jugaban antes a las 19.00 horas que, pese a ser todavía verano, no deja de ser una buena hora, y que permite que la gente pueda acudir en buen número.

Los palcos VIP de Son Moix están llenos de fotografías legendarias del Mallorca. En varias aparece y se le ve muy feliz? Cuando se hundió el club se apoyó en viejas glorias como Iván Campo y gente de la isla. Este proyecto es distinto.

-Nos metieron el club para ir cogiendo un poco de experiencia. Luego llegaron los dueños americanos con un consejero delegado y optó por intentar crear un proyecto con su gente y han llegado a Primera División, por lo que lo están haciendo bien. Aunque yo creo que es importante consultar también a gente que ha estado en el club y que sabe cómo funciona. Pero tienen otra forma de trabajar.

¿Estaba contento en la anterior directiva?

-Hacía más bien una labor de representación. En los años anteriores el Mallorca había tenido una etapa fría en cuanto a relaciones y las fuimos encauzando otra vez. La verdad es que nos fue muy bien. Viajaba con el equipo. Ese trabajo que yo empecé a hacer se valora y a los clubes les suele gustar tener esa imagen o representación hoy en día. Es un poco la labor que puede hacer un Xabi Prieto, que cuenta con el respeto de todos y al que le conocen en todos los equipos.

Incluso con la figura de Steve Nash como directivo...

-Sí, se ha metido porque fue jugador de los Phoenix Suns y los propietarios son los dueños de esa franquicia de baloncesto.

Usted ejerce mucho de donostiarra en Mallorca.

-No es que ejerza, es que soy donostiarra. Y a mucha honra. Siempre que puedo me escapo a ver a la familia y cuando juega la Real en Palma voy encantado, al igual que a Anoeta. O como se llame ahora. Que por cierto tengo ganas de conocer el nuevo estadio ya cerrado.

¿Qué le parece el nuevo proyecto txuri-urdin?

-Yo creo que tiene una pinta espectacular. Sobre todo por el funcionamiento del club. Además de la calidad de muchos de sus jugadores y de varios de los fichajes, no es normal que la pasada temporada debuten nueve jugadores de la cantera. Ya sabemos que la Real siempre ha trabajado bien su vivero y que ha sacado buenos jugadores de Zubieta, pero el dato es impresionante.

¿Le recuerda a usted alguno de los jugadores realistas?

-Yo era bastante más bruto que todos ellos. Los que juegan ahora tienen más calidad.

Tal y como está organizada el fútbol vasco, hoy en día a la Real no se le hubiese escapado un Iván Campo.

-Era otra época, había otra gente? Ahora a los que están les importa solo que juegues bien a fútbol, no otras circunstancias que no influyen para jugar. Hoy en día un jugador vasco está muy cotizado, y si no te ficha la Real lo hace un Alavés, Eibar, Athletic? Por su forma de jugar y de ver el fútbol.

La espina la tiene clavada, pero es cierto que es raro que no haya jugado en ninguno de los dos grandes vascos.

-El Athletic me hizo una oferta cuando estaba jugando en Inglaterra, pero yo me encontraba a gusto allí. Al menos puedo decir que fui feliz jugando con mis amigos del colegio durante unos cuantos años. Después todos queremos jugar en la Real, pero bueno, salí del Michelín y me fui al Logroñés.

Le consideran un central tosco, pero en Aldapeta es una leyenda y se le recuerda con ejemplos como marcar tres goles de falta en un solo partido.

-Bueno, todo se aprende. En Inglaterra también acabé jugando de mediocentro. Yo era otro tipo de jugador. A mí siempre me ha gustado jugar a la pelota y jugar suelto. Ya sabemos que en el fútbol hay opiniones para todo y hay que aceptarlas.

Hay que tener mucha personalidad para rehacerse y ser el mejor de su equipo después de marcar de chilena en su portería en su estreno en Primera con el Valladolid.

-Pues sí. Eso también. Por supuesto que me acuerdo bien de cuando me di la vuelta y vi el balón entrar. Pero el fútbol te da muchas cosas, algunas buenas y otras malas y de todas se aprende. Y ante lo malo malo, yo siempre he pasado página y me he centrado en mejorar desde el siguiente entrenamiento. Yo he aprendido que puedes ganar una Copa de Europa y a los quince días te están criticando porque has perdido un partido de Liga. Tienes que ir preparándote para estas cosas.

¿Sus mejores recuerdos?

-Nunca me he quedado con los de solo un equipo. Tengo muchos muy buenos. Yo salí del Michelín y llegué a un Logroñés en el me encontré a Polster, Abadía, Setién, Lopetegui? Eso fue la leche. No puedo olvidarme nunca, aunque luego ganara títulos. Está claro que es increíble levantar una Copa de Europa, pero me quedo con haber podido conocer a tanta gente? Me quedo con todo ello. He disfrutado, me lo he pasado bien y otras veces mal. No me puedo quedar con una sola experiencia.

Dos Copas de Europa, una de ellas jugando 90 minutos en la final, titular en un Mundial?

-Sí, el fútbol te marca un reto diario. Después de jugar en un Madrid me fui a Inglaterra sin tener ni idea de inglés.

¿Qué sentía cuando venía a jugar en Donostia?

-Bueno, yo jugué en Atocha y luego en Anoeta más veces. Cuando iba a jugar allí para mi era (resoplido)... lo mejor de lo mejor.

Lo lógico es que gane la Real...

-Sí, lo normal es que gane, pero a nivel de autoexigencia, el Mallorca va a ir con todo y estará extramotivado con su regreso. La Real tiene mucha más experiencia en la elite y cuenta con mejores jugadores. Lo van a tener que demostrar y el Mallorca no se lo va a poner nada fácil. Es un equipo muy bien trabajado, con un entrenador muy bueno.

¿Tendrá el corazón dividido?

-Sí, juegan mi equipo de siempre, al que iba a ver de pequeño con mi aita, contra uno en el que he jugado y el de la ciudad en la que vivo. Lo tengo todo.

Aita de una preciosa hija, ¿a qué se dedica ahora?

-Cosas muy relacionados con el fútbol y con actividades que organiza la Liga. Con campañas de expansión que hacen por todo el mundo. Y luego con Mallorca Legends. Sigo muy metido ahí.

Una porra.

-Noooo. Bueno, venga, un 1-1.