ÚLTIMA HORA
Navarra pide el estado de alarma para aplicar otras medidas como el toque de queda

Derrota inexplicable

remontada | osasuna promesas deja escapar en burgos una gran oportunidad tras ir ganando 0-2

10.02.2020 | 07:12
Javi Martínez lucha por el balón en El Plantío.

Burgos3

Osasuna B2

BURGOS Palatsí; Andrés (Carlos Martínez, min. 83), Córdoba (Toché, min. 50), Undabarrena, Leak; Machín (Indiano, min. 64); Borja Sánchez, Pisculichi, Juanma, Raúl Sánchez; y Marcelo.

OSASUNA B Álvarez; Samuel, Liza, Mariano, Endika; Javi Martínez (Marcos Mendes, min. 75), Berruezo; Hualde, Aimar (Santafé, min. 67), Gabriel (Meoki, min. 72); y Barbero.

Goles 0-1, m. 14: Berruezo. 0-2, m. 50: Hualde. 1-2, m. 63: Toché. 2-2, m. 68: Toché. 3-2, m. 94: Pisculichi.

Árbitro Etayo Herrera (Comité vasco). Amarillas a los locales Pisculichi, Raúl Sánchez, Indiano y Toché; y a los visitantes Samuel y Barbero.

Estadio El Plantío. Unos 6.000 espectadores.

burgos - Osasuna Promesas dejó escapar una gran oportunidad de puntuar por primera vez fuera de casa en la temporada, ya que tras ir venciendo 0-2 en el arranque de la segunda parte, vio cómo un Burgos con muchos problemas conseguía dar la vuelta al marcador y ganaba en el tiempo añadido. La entrada al campo de Toché le dio otra cara al once local, donde Fosky pudo celebrar un triunfo agónico en su encuentro como técnico interino. Caras muy largas en un Promesas que pagó con creces su bisoñez en esa media hora final.

Tras una semana alterada en el Burgos, con cese de técnico tras el empate en Tudela y llegada el sábado de un nuevo míster, Salmerón, que vio el partido en el palco, se vivió un ambiente enrarecido, con mucha presión en la grada que se notaba desde el inicio, sin pasarle una la afición castellana a los suyos. Osasuna Promesas, muy prudente de salida, comenzó el encuentro bien replegado esperando esa salida del Burgos con muchas ganas. Y así fue, pero sin generar oportunidades claras de gol, salvo en el minuto 12 de encuentro, cuando un gran pase de Pisculichi a Juanma lo empalmaba el delantero local de forma deficiente. Y justo tras esta acción, en el ataque rojillo llegó el gol en una falta en la medular. Balón colgado al área del Burgos por Javi Martínez y el toque leve de Berruezo despistaba a Palatsí en su salida, enviando el esférico al fondo de las mallas.

Muchos más nervios desde ese momento en el Burgos, sin encontrar su sitio, aunque era el conjunto local el que mandaba sobre el rectángulo de juego. Los visitantes se limitaban a parar las acometidas de un Burgos que no creaba opciones claras. Los pitidos en la grada fueron a más ante los errores en el juego local, llegando Osasuna al asueto con ese sabroso 0-1 a su favor.

Si la primera parte fue un calvario para los jugadores blanquinegros, el arranque de la segunda no pudo ser mejor para el Promesas, ya que Hualde, apenas a los cinco minutos, remataba de cabeza un centro por la derecha para poner más distancia a favor de su equipo (0-2). Cuando el panorama era absolutamente adverso para el Burgos, con un ambiente muy caldeado en las gradas, la salida del veterano delantero Toché dio un giro de 180 grados al encuentro.

Y es que el nueve del Burgos iba a acertar primero a rematar un disparo de Pisculichi que Iñaki Álvarez no llegó a atajar para recortar las diferencias y dar un nuevo decorado a la tarde. Apenas cinco minutos más tarde, de nuevo Toché desvió un disparo lejano de Juanma para batir nuevamente al cancerbero navarro. 2-2 y la ventaja de los rojillos que había saltado dinamitada.

Las gradas del renovado Plantío reaccionaron y el equipo local se revolucionó a la vez que al Promesas le pudo la presión por su bisoñez y juventud. Se fueron sucediendo las ocasiones del equipo local hasta que en el tiempo añadido el argentino Pisculichi acertaba a enviar a las redes un balón tocado por Carlos Martínez con la cabeza. No se lo podían creer los jóvenes futbolistas de Tajonar, condenados a la derrota y a regresar a Pamplona de vacío tras un encuentro que podía haber registrado un resultado muy diferente. La maldición del filial rojillo a domicilio continúa. - Área 11