El fútbol femenino amenaza con huelga

LIGA IBERDROLA | Continúa bloqueada la negociación del convenio colectivo entre la ACFF y sindicatos

10.02.2020 | 07:53
Ainhoa Tirapu y Carla Bautista, en el encuentro de la Liga Iberdrola del pasado 13 de octubre.

Madrid - La negociación del convenio colectivo para el fútbol femenino, el primero en la historia, sigue bloqueada después de que sindicatos y clubes no avanzasen en el acuerdo entre las partes. Clubes y sindicatos se culpan mutuamente de falta de voluntad y de mantener bloqueado el convenio.

Según explicó la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) en un comunicado, "los requerimientos de los sindicatos son imposibles de asumir por parte de los clubes sin poner en peligro la viabilidad de la competición". Los clubes, según el comunicado, plantearon "fórmulas que permitieran mejorar las condiciones económicas en función del incremento de los ingresos que tuviera la competición, llegando a plantear escenarios que permitieran una jornada completa para las jugadoras", pero los sindicatos rechazaron esta propuesta, según la versión de la ACFF. "La ACFF lamenta constatar que el bloqueo sigue siendo evidente, ya que, a pesar de los innumerables esfuerzos y concesiones, la postura de los sindicatos ha sido no sólo de absoluta inmovilidad sino de una absoluta falta de cooperación en la búsqueda de soluciones", explicó la Asociación.

Por su parte, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) recordó que alguna de sus peticiones son las 35 horas semanales en cómputo semestral, un salario mínimo anual de 20.000 euros brutos y dos gratificaciones extraordinarias de igual importe que el sueldo mensual. Otros de los requerimientos de los sindicatos, con Futbolistas ON y UGT como negociadores, fueron 30 días naturales de vacaciones, el complemento salarial por incapacidad temporal, la prima por convenio o el premio de antigüedad, entre otros conceptos. "La AFE venía con el mandato explícito de mantenerse firmes sobre la parcialidad en los contratos, que supone el principal escollo en la negociación", indicó el sindicato presidido por Aganzo.

"Mientras que los clubes demandan que las jugadoras puedan tener contratos parciales de hasta el 50%, tras las conversaciones con sus afiliadas, se considera que nada por debajo del 75% sería admisible. Se trata de un convenio de Igualdad, esta situación no se da con el fútbol masculino, aseguró Aganzo.

Por su parte, la jugadora navarra del Athletic Club, Ainhoa Tirapu, defendió ayer que en el convenio se tiene que tener en cuenta que no es un tema económico, sino de reconocimiento como futbolistas: "Lo importante no es el dinero, es la jornada, porqué implica muchas cosas más, implica que cuando te vayas a jubilar no parezca que has estado perdiendo 20 años de tu vida jugando a fútbol al haberlo cotizado a la mitad. Que cuando tengas una incapacidad percibas un salario acorde al sacrificio que has hecho al jugar a fútbol". - E.P.