El Villarreal se da un respiro y frena en seco al Sevilla

17.12.2019 | 18:35
El guardameta Sergio Asenjo del Villarreal despeja el balón ante el remate del delantero del Sevilla Luuk de Jong.

Sevilla- El Villarreal ganó por 1-2 en el Sánchez Pizjuán, donde logró un triunfo de peso para iniciar la escalada hacia zonas más altas de la tabla y frenó en seco al Sevilla, que vio rota una racha de ocho partidos invicto y, aunque mantiene el tercer puesto, ve cómo se le acercan sus perseguidores.

El Villarreal se adelantó pronto con un gol de Raúl Albiol en un córner mal defendido por los locales y sacó frutos de su mayor claridad ante un Sevilla que reaccionó en la reanudación y empató por medio de Munir, pero en una de las pocas llegadas visitantes en la segunda mitad el camerunés Toko Ekambi marcó el 1-2, con lo su equipo volvió a ganar un mes y veinte días después.

En un duelo de nivel, pese al contraste de ambos en la tabla, con el Sevilla tercero y ocho jornadas invicto (5 triunfos y 3 empates) y el Villarreal decimotercero y seis partidos sin ganar (4 perdidos y 2 igualados), el técnico local, Julen Lopetegui, volvió a su once habitual tras la derrota con los suplentes en Chipre en Liga Europa (1-0), aunque ya tenía asegurado ser líder del grupo.

El Sevilla salió con el luso Carriço por el central galo Koundé, con el argentino Mudo Vázquez en el medio y el punta holandés Luuk de Jong, al seguir lesionado Nolito y sancionado el argentino Ocampos. En el Villarreal, con la sensible baja de Santi Cazorla, Javi Calleja repitió el once que igualó a cero ante el Atlético.

Los hispalenses empezaron dormidos, como si les hubiera afectado el traspié intrascendente ante el APOEL, todo lo contrario que los castellonenses, que, con un planteamiento muy serio, ganaron el medio campo para armar llegadas con peligro desde pronto, como un tiro alto de Gerard Moreno o una falta botada por Xavi Quintillà.

Fueron dos avisos serios del Villarreal, que salió con las ideas más claras, lo que le dio sus frutos en el minuto 13 al marcar el 0-1 de cabeza Albiol, solo, después de que peinara el balón Mario y rebotara en Reguilón, en un córner mal defendido por los andaluces.

Este mazazo hizo despertar a los sevillistas, que, con más intensidad y profundidad, generaron varias ocasiones mediado el primer periodo, como un cabezazo que salió alto de De Jong a centro de Reguilón, un fuerte disparo del argentino Éver Banega que despejó Asenjo o un testarazo del brasileño Diego Carlos, también fuera.

Los andaluces no encontraron ningún premio y el equipo amarillo, aunque perdió el control del juego y dio un paso atrás para frenar los intentos locales, también buscó ampliar su renta en un gran tiro de Moi Gómez buscando una escuadra que se marchó fuera, con lo que se llegó al descanso con esa mínima ventaja visitante.

En la reanudación, el Sevilla salió con más ganas y empuje, pero se topó con la seguridad defensiva de los pupilos de Calleja, en especial por arriba y ayudados quizás por el excesivo empecinamiento de los hispalenses de intentarlo con centros por alto, si bien Reguilón tuvo el empate con un tiro cruzado que desvió Asenjo.

Con el Villarreal muy encerrado, obligado por la ofensiva de los hispalenses, Gerard también tuvo una gran opción en una acción aislada, pero falló en un mano a mano con el meta checo Vaclík.

Lopetegui movió ficha y sacó al mexicano Chicharito Hernández por un desatinado De Jong y sobre la hora de juego el que no perdonó fue el hispano-marroquí Munir El Haddadi, que, a pase de Reguilón, hizo el 1-1 con un golazo al enviar el balón de un fuerte zurdazo cerca de una escuadra, como premio a la insistencia local.

Munir, de delantero centro, gozó de dos ocasiones más, pero no acertó de cabeza ni en un tiro cruzado que salió fuera.

Quien sí atinó, a 16 minutos del final y quizás cuando peor lo pasaba su equipo en defensa, fue el recién incorporado Toko Ekambi, que marcó el 1-2 después de que Trigueros se quedara solo ante Vaclík, tras un excelente pase de Moi Gómez a la espalda de la zaga, y cediera hacia atrás al camerunés.

Calleja reforzó su sistema de contención metiendo a Rubén Peña y a Funes Mori y Lopetegui quemó las naves con Jordán por Óliver y el punta israelí Dabbur por Banega, pero el Sevilla acusó muchísimo el golpe y fue incapaz de reaccionar, salvo en algún intento de Chicharito para buscar un empate que no llegó para alegría del Villarreal, que volvió a ganar un mes y veinte días después.

Ficha técnica:

1 - Sevilla: Vaclík; Jesús Navas, Carriço, Diego Carlos, Reguilón; Franco Vázquez, Fernando, Banega (Dabbur, m.78); Munir, De Jong (Chicharito, m.59), Óliver Torres (Jordán, m.78).

2 - Villarreal: Asenjo; Mario Gaspar, Albiol, Pau Torres, Quintillà; Anguissa, Iborra, Trigueros (Funes Mori, m.88), Moi Gómez; Chukwueze (Toko Ekambi, m.65), Gerard Moreno (Rubén Peña, m.78).

Goles: 0-1, M.13: Albiol. 1-1, M.61: Munir. 1-2, M.74: Toko Ekambi.

Árbitro: Adrián Cordero Vega (C. Cántabro). Amonestó a los locales Óliver Torres (m.62) y Diego Carlos (m.93).

Incidencias: Partido de la decimoséptima jornada de LaLiga Santander disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante 36.521 espectadores.

Lo último Lo más leído