Ninguno se quiso llevar la victoria

desacierto el itaroa huarte yel beti onak estuvieron poco acertados de cara a portería

05.01.2020 | 06:15

Itaroa Huarte0

Beti Onak0

ITAROA HUARTE Agramonte (min.29, Satrústegui), Oloriz, Etxeberría, Larrainzar, Aranguren (min.70, Elcano), Alonso, Marro, Ayesa (min.81, Barberena), Garralda, Martínez, Araque.

BETI ONAK Jiménez, López (min.74, Aquerreta), Errea, Beraza, Pérez, Fanlo, Arocena, Archel, Nagore (min.79, Aizpún), Eugui, Martín.

Árbitro Alberto Labiano asistido por Sudagar y Brustenga. Amonestó por el Itaroa Huarte a Etxeberría; por el Beti Onak a Beraza, López, Fanlo y Aquerreta.

Estadio Areta.

huarte - Primer partido del año para ambos equipos, los cuales querían empezar el 2020 con victoria. Pese a esto, ninguno puso mucho de su parte para conseguirla en un partido que se disputó más en un centro del campo bien plantado que en el área.

Los primeros minutos de la primera parte fueron muy disputados. El juego se centró en las bandas por parte del Beti Onak que poco pudo hacer ante la defensa cebollera. Por su parte el Itaroa Huarte, bien cerrado atrás, creaba algo de peligro con contras rápidas.

Los de verde fueron desapareciendo del campo en el transcurso de la primera parte, dejándole el mando del partido a los de azul. El Beti Onak no conseguía sacar el balón jugado ni generar algo de peligro, sin embargo conseguían parar las embestidas del rival.

En los últimos minutos antes del descanso, el Itaroa Huarte generó peligro, sin embargo no llegó a abrir el marcador. Los de verde estuvieron desaparecidos, sin embargo consiguió cerrar bien atrás.

Tras el paso por vestuarios, el control del Huarte se quedó por el camino, convirtiendo el partido en un juego de ida y vuelta sin ocasiones. El juego por las bandas característico de la primera mitad pasó a ser un juego torpe en el medio del campo.

Las ocasiones no llegaban para ninguno de los dos equipos que parecía que habían firmado el empate antes de tiempo. En los últimos compases del partido los dos equipos se reactivaron. El juego se volvió mucho más dinámico y vertical. Esto provocó que ambos equipos se acercasen mucho al área rival creando ocasiones de mucho peligro. Pese a esto el marcador no se movió. - David del Brío