TERCERA NAVARRA

Un Baztan muy joven le resiste al Pamplona

AUSENCIAS Xabier maia saca ocho juveniles del pasado año que consiguen un valioso empate

12.01.2020 | 06:15

Baztan0

Pamplona0

BAZTAN Quevedo, Merino, Igarabide, Aguerrea, Goñi, Egurrola (m. 74, Bikondo), Iturriria, Álvaro (m.70, Manex Erneta), Ariztia (m. 63, Aguirre), Astiz y Elorza.

PAMPLONA Vaquero, Asiain (m. 70, Zapata), Ayestaran, Ayerdi, Aritz Goñi, Nagore, Amadoz, Boiko, Gamarra, Algarra e Iturriria (m. 58, Velaz).

Árbitro Pablo Allo Martínez, con Cobo Fernández y Jiménez Rebolé. Tarjeta amarilla a Iturriria, Egurrola, Álvaro y Astiz en el Baztan, y en el Pamplona a Iturriria, Asiain, Amadoz y Velaz.

Estadio Giltxaurdi, 200-250 espectadores

elizondo - Las ausencias de cuatro titulares de mucho peso, los hermanos Mikel e Imanol Azpiroz y los goleadores Javier Urrutia y Asier Lizartza no auguraban nada bueno para un Baztan que estrenaba a Xabier Maya en el banquillo del Giltxaurdi, y tuvo que alinear un equipo casi juvenil. En el otro lado, llegaba el Pamplona con una trayectoria impecable en sus últimos resultados pero que se vió muy acosado y en ningún momento pudo jugar con comodidad por un acoso que se prolongó de principio a fin hasta la extenuación y los calambres por la entrega decidida de algunos jugadores locales poco habituados a la exigencia de una categoría superior.

El balón corrió de puerta a puerta, aunque sin ocasiones excesivamente claras y fue en el medio campo donde se libró batalla con absoluto derroche físico. En el Baztan debutaba Mikel Ariztia, juvenil de primer año que se movió con desparpajo y sin complejos y apuntó muy buenas maneras, igual que toda la nueva hornada de este año, ocho jugadores del equipo juvenil la pasada temporada.

El Pamplona por su parte nunca consiguió fijar con tranquilidad su labor en el medio campo, intentó siempre que pudo abrir a las bandas pero sus centros fueron atajados sin problemas por Jaime Quevedo, el meta local cada vez más asentado en su puesto, o se pasearon por la puerta sin encontrar rematador. Y en la otra puerta, tres cuartos de lo mismo, con fuerte presión del Baztan en la segunda mitad que logró varios saques de banda y de esquina, y un meritorio trabajo de Astiz y Elorza aunque Vaquero tampoco tuvo mayores problemas. En definitiva, justa la igualada y muy valiosa para el Baztan, más que por el punto por lo que supone de inyección moral de cara a su liga particular. - L.M.S.