Cruel derrota del Promesas

Sin premio / Un gol del Logroñés en el 87 tumba a un Osasuna Promesas que había empatado minutos antes

24.02.2020 | 00:19
David, del Logroñés, centra ante la oposición de Zabarte (d) y Aimar.

Logroñés 2

Osasuna Prom. 1

LOGROÑÉS Miño; Santos, Caneda, Gorka, Iñaki; Errasti (Ander Vitoria, min. 83), Andy; Ñoño (Rubén, min. 68), Olaetxea, Zelu; David (Siddiki, min. 76).

OSASUNA PROMESAS Álvarez; Zabarte, Liza, Herrando, Jiménez (Samuel, min. 83); Santafé (Jony, min. 73), Javi Martínez; Calvillo, Aimar, Gabriel (Alvarito, min. 58); Marcos Mendes.

Goles 1-0, min. 12: Ñoño. 1-1, min. 82: Jony. 2-1, min. 87: Caneda.

Árbitro Aranda Anquela (Colegio aragonés). Amonestó a los locales Errasti, Rubén, Andy; y a los visitantes Jiménez y Liza.

Estadio Las Gaunas, ante 6.874 espectadores.

logroño – Un cabezazo de César Caneda a tres minutos del noventa dejó sin premio a un Osasuna Promesas que había capeado el buen juego local hasta lograr un ilusionante empate apenas tres minutos antes de ese gol, un tanto de Jony que hacía soñar con un puntazo a domicilio pero que al final quedó en nada. Una lástima para los de Santi Castillejo, que ofrecieron buenas sensaciones en un campo muy complicado.

Los riojanos quisieron imponer su juego desde los primeros compases. Los pamplonicas apenas pasaban del centro del campo, y al paso por el minuto doce los locales ya inauguraban el marcador. Una primorosa acción colectiva de los locales, con servicio de Zelu, la acababa Ñoño con un remate perfecto.

La primera llegada clara del Promesas se produjo a la media hora de encuentro, cuando un buen disparo de Santafé lo desviaba un zaguero local. Pero el primer periodo era de la UD Logroñés, que buscaba con ahínco el segundo.

En el segundo periodo, un disparo cruzado de David a punto estuvo de aumentar las distancias a favor de los locales. El Logroñés seguía ofreciendo buenas sensaciones, pero poco a poco también el filial navarro se iba creciendo y comenzaba a mejorar con la posesión del esférico.

Así, una hermosa combinación entre Zabarte y Calvillo la acababa el siete del Promesas con un disparo raso que obligaba a intervenir al meta riojano. Comenzaba a notarse cierto nerviosismo en las pobladas gradas de Las Gaunas, ya que el filial de Osasuna comenzaba a pisar con asiduidad campo local.

Jony, el futbolista riojano de la cantera de Tajonar, salía al campo como revulsivo y creaba peligro con un intencionado remate de cabeza que se perdía por encima del travesaño. Era el aviso de los que iba a suceder ya en el tramo final del encuentro, cuando a la media vuelta anotaba un golazo que devolvía las tablas.

Era un sueño para los jóvenes futbolistas de Tajonar sacar algo positivo del campo de uno de los equipos más en forma de toda la Segunda B. Pero la respuesta fue inmediata cuando César Caneda, 41 años en su carnet, se elevaba para conectar el testarazo que ubicaba el 2-1 un par de minutos más tarde. Una pena, porque los de Castillejo no se rindieron e incluso Marcos Mendes tuvo el empate en un fenomenal remate de cabeza. El Promesas dio siempre la cara pero regresa de vacío.