Liga de campeones

Oblak para al Liverpool y Llorente pone la puntilla

remontada / el guardameta sostiene al atlético, que supera un 2-0 en una prórroga espectacular

12.03.2020 | 00:55

Liverpool2

Atlético de Madrid3

LIVERPOOL Adrián; Alexander-Arnold; Van Dijk, Gomez, Robertson; Henderson (Fabinho, m.106), Wijnaldum (Origi, m.106), Oxlade-Chamberlain (Milner, m.81); Mané, Firmino (Minamino, m.113) y Salah.

ATLÉTICO DE MADRID Oblak; Trippier (Vrsaljko, m.90) Felipe, Savic, Lodi; Koke, Thomas, Saúl, Correa (Giménez, m.106); Costa (Llorente, m.56) y Félix (Morata, m.103).

Goles 1-0, m.43: Wijnaldum. 2-0, m.94: Firmino. 2-1, m.97: Llorente. 2-2, m.105+1: Llorente. 2-3, m.120: Morata.

Árbitro Danny Makkelie (HOL) amonestó a Morata (m.119).

Estadio Anfield. Lleno.

liverpool – Con un Jan Oblak inconmensurable, un trágico error de Adrián San Miguel, un doblete de Marcos Llorente y un gol postrero de Morata, el Atlético de Madrid aguantó la adrenalina de un eléctrico Anfield para pasar en la prórroga y ante el último campeón, el Liverpool, a los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Durante la primera media hora de juego, el Atlético desapareció. Entró en juego el miedo escénico de Anfield y la incapacidad de los rojiblancos de dar tres pases seguidos. Un cabezazo de Firmino que atrapaba Oblak, un remate arriba de Salah, Mané desde fuera del área para que Oblak parase en dos tiempos: era Oblak el que mantenía al Atleti.

Saúl y Koke le dieron un poco de calma en el medio, pero ahí llegó el cuchillazo del Liverpool. Oxlade-Chamberlain se abrió hueco, ganó línea de fondo y sacó un centro que Wijnaldum, en un dejavú del partido del año pasado contra el Barcelona, cabeceó picado a las redes de Oblak.

El Liverpool usó en la segunda parte una estrategia de tierra quemada, dándolo todo, sin pensar en una prórroga que estaba muy cerca. Si el Atlético seguía vivo después de 90 minutos era por su portero.

Pero poco pudo hacer al comenzar la prórroga. Alexander-Arnold puso un centro templado, Firmino se elevó solo, se encontró con la madera de primeras, pero el rechace le cayó muerto al pie para colocar el 2-0.

Fue un jarro de agua fría que arreglaría Adrián. El portero español se equivocó en una salida de balón, le regaló el cuero a Joao Félix, este se lo dio a Marcos Llorente y el medio alojó la pelota en una esquina.

Iba a ser su noche. Llorente en un contraataque llevado a la perfección por Morata sentenció el choque con un enorme disparo desde fuera del área.

Con los aficionados marchándose de Anfield, Morata dio la última estocada, en un contraataque, saliendo victorioso el Atlético y con los dos pies en cuartos de final.

noticias de noticiasdenavarra