Adiós, Robin

necrológica Michael robinson fallece a los 61 años víctima de un melanoma y deja una trayectoria de futbolista carismático y comunicador de estilo irreptible

29.04.2020 | 00:55
Michael Robinson, en una gala de presentación en 2017. Foto: Efe

madrid – Michael Robinson, exfutbolista, presentador y comentarista de televisión, falleció ayer a los 61 años víctima de un cáncer que él mismo anunció que padecía en diciembre de 2018.

"Con tremenda tristeza os comunicamos el fallecimiento de Michael. Nos deja un gran vacío, pero también innumerables recuerdos, llenos del mismo amor que le habéis demostrado. Os estaremos eternamente agradecidos por haber hecho a este hombre tan feliz, nunca caminó solo. Gracias", anunció su cuenta oficial de Twitter.

Nacido en Leicester el 12 de julio de 1958, anunció el pasado 17 de diciembre de 2018 que padecía "un melanoma avanzado con metástasis" en una entrevista para el programa La ventana, de la Cadena SER, pese a lo cual siguió trabajando como presentador y comentarista hasta el inicio del confinamiento, en mediados de marzo pasado.

Cuando comunicó su enfermedad, el exjugador de Osasuna hizo toda una demostración de amor propio al explicar cómo afrontaba el proceso. "Tengo melanoma. El melanoma no reside en la axila, sino en la piel; había metástasis, había viajado y se manifestó en mi axila. Durante un par de días yo no sabía muy bien qué día era, pensaba que era un mal sueño, y que era un error", dijo entonces en antena. "Un día, tomando una cerveza, me dije que la ciencia había hablado: tenía cáncer, y uno malo, avanzado. La ciencia había dictado una serie de circunstancias, pero vivir lo decido yo, es mi potestad decir cómo yo voy a vivir. Yo no quiero que mis hijos o mi mujer puedan decir que hay un Michael previo a la enfermedad y un Michael post. De repente, me sentí empoderado; yo voy a decidir cómo voy a vivir".

"Estoy jugando un partido y en estos instantes estoy perdiendo 2-0. Pero ojo, falta media hora y tengo a Messi quitándose el pantalón del chándal y va a entrar y jugar para mí. Esto lo voy a ganar seguro, porque Emiliano Calvo, mi oncólogo, es madridista, pero yo le he llamado Messi. Es el padre de la inmunoterapia, que está salvando vidas y, desde luego, va a salvar la mía", fueron entonces sus reflexiones.

El pasado 21 de abril aparecía en su cuenta de Twitter un mensaje en el que aseguraba a todo el mundo que seguía "en lucha" y agradecía el "interés y muestras de cariño". "Veo que nunca caminaré solo, os escucho como en Anfield: "You'll never walk alone". Gracias de corazón y mucho ánimo en el confinamiento", señalaba el comunicador, que como futbolista jugó en el Prestyon North End, Manchester City, Brighton, Liverpool, Queens Park Rangers y Osasuna, que llegó también a ser internacional por Eire y que tras su retirada se convirtió en uno de los comunicadores y comentaristas de relevancia en el mundo del fútbol principalmente en Canal Plus y la Cadena SER y acabó en Movistar+.

En Osasuna, Robinson militó durante tres temporadas en dos años, los que abarcaron desde su llegada en enero de 1987 y su retirada en enero de 1989. En total 69 partidos con 16 goles, con actuaciones memorables –en una eliminatoria de Copa ante el Castilla, por ejemplo, cuando marcó tres goles– y una práctica del fútbol frontal, combativa y perfectamente británica, es decir, de ariete rompedor y triturador. Un jugador carismático, un líder.

Robin, considerado por muchos un genio y una persona llena de vida, se marcha con su Liverpool aún en la cima del fútbol continental pese a que en su última narración, ante el Atlético de Madrid, cayó eliminado en la presente Champions. También con Osasuna en Primera y con otra de sus grandes pasiones, el Cádiz, camino de recuperar la máxima categoría. Su fallecimiento ha causado un tremendo dolor en el mundo del fútbol, del deporte y el periodismo en general porque extendió sus dotes comunicacionales más allá del balompié. Residente en Marbella en los últimos tiempos, el Málaga lamentó la pérdida de un icono y comunicador".

Robinson se marcha dejando muchos amigos, que no hay nada mejor.

la biografía

El protagonista. Michael Robinson nació el 12 de julio de

1958 en Leicester (Inglaterra). Casado con Chris, sus hijos son Liam y Aimee.

En el fútbol. Comenzó a jugar en el Preston North End; continuó en el Manchester City y llegó a la final de la FA Cup en 1983 con el Brighton & Hove Albion. Posteriormente fichó por el Liverpool. Ganó tres competiciones: la Liga de Campeones, la FA Cup y la Copa de Europa, y se convirtió en el segundo máximo goleador por detrás de Ian Rush. A finales de 1984, se marchó al Queens Park Rangers y en enero de 1987 aterrizó en Pamplona para jugar en Osasuna. Se retiró en el conjunto navarro por una lesión de rodilla en enero de 1989 tras 69 partidos y 16 goles. Fue internacional con Eire.

Comentarista. Comenzó su carrera en los medios como comentarista de partidos de

fútbol inglés para RTVE. Fue ejecutivo y creador de contenidos para la cadena Eurosport, hasta que fichó por el Grupo Prisa para colaborar en el programa de radio de la Cadena SER 'El larguero' y para presentar el programa 'El día después' en 'Canal Plus', con el que ganó cinco premios de la Academia y dos premios Ondas. Además de las retransmisiones deportivas de los principales encuentros de Liga y Champions junto a Carlos Martínez, sus últimas apuestas personales fueron la dirección y presentación de 'Informe Robinson',

solo un programa de deporte desde una visión más humana que deportiva. En la Cadena SER, tenía el programa 'Acento Robinson'.

comunicado

osasuna "Su legado siempre permanecerá entre nosotros"

"Estamos consternados por el fallecimiento de Michael Robinson. Su legado siempre permanecerá entre nosotros. Enviamos nuestro más cálido abrazo a sus seres queridos", dijo Osasuna en un comunicado. La web del club detalló su paso por la entidad durante tres temporadas.