Habrá Liga lunes y viernes

horarios / el juez desestimó la denuncia de la liga, pero la rfef anunció que permitirá que haya fútbol para lo que resta de temporada en dichos días, y negociarán para la siguiente

28.05.2020 | 00:23
El presidente de la RFEF, Luis Rubiales. Foto: Rodrigo Jiménez (Efe)

MADRID – La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) anunció ayer que permitirá que se celebren partidos de Primera y Segunda de los viernes y lunes hasta final de esta temporada 2019-20. y expresó su "máxima satisfacción" por la sentencia del juzgado de lo Mercantil de Madrid que desestimó la demanda de La Liga.

"La RFEF ha estado siempre convencida de que le asistía la razón en este asunto. Y desde un primer momento ofreció a LaLiga la posibilidad de negociar con libertad. En este momento, la RFEF quiere destacar el mandato del Juez, que valora muy positivamente, de que ambas partes deben negociar con buena fe", indicó en un comunicado.

En este sentido, la RFEF reiteró su "voluntad" de negociar con buena fe y "con lealtad" para el futuro. "Más aún, la RFEF quiere mostrar con nitidez su buena voluntad, facilitando que la temporada pueda terminar sin problemas, manteniendo el espíritu de concordia plasmado en el Palacio de Viana con La Liga y el CSD", recordó en alusión al protocolo para el retorno de los entrenamientos tras el parón por la covid-19.

Por ello, el organismo presidido por Luis Rubiales ha ofrecido a La Liga, "sin vincularlo al inicio de negociaciones", que se puedan disputar los partidos de las dos ligas profesionales en viernes y lunes, y que se incluyan en el calendario desde la reanudación de la competición y hasta la finalización de esta temporada "sin solicitar nada a cambio por este mes y medio".

Además, la RFEF dijo asumir el compromiso de mantener esa predisposición para el inicio de la próxima temporada 2020-21 "atendiendo a la evolución de la situación sanitaria y especialmente si supone que deban celebrarse encuentros a puerta cerrada, confiando en que la Liga sepa valorar la predisposición mostrada por la RFEF y esto pueda llevar a un buen entendimiento en el futuro que resulte satisfactorio para todo el mundo del fútbol".

el juez emplazó a negociar El magistrado Andrés Sánchez rechazó que hubiese habido competencia desleal ni conducta prohibida en la institución que preside Luis Rubiales. Eso sí, emplazó a las partes a negociar de buena fe el calendario de liga, ya que el vigente Convenio de Coordinación, al contrario de lo que ocurría en los precedentes, no recoge precisión alguna sobre la posible disputa de partidos fuera de la jornada oficial, por lo que si LaLiga deseaba disputar partidos fuera de los días de la jornada oficial (domingo/sábado) debía necesariamente alcanzar un acuerdo con la RFEF.

"El actual Convenio no recoge precisión alguna sobre la posible disputa de partidos fuera de la jornada oficial, a diferencia de lo que acontecía en los convenios de los años 2010 y 2014, donde las partes sí alcanzaron un acuerdo al respecto, que ha venido abonando La Liga incluso tras la entrada en vigor del Real Decreto Ley 5/2015 (de medidas urgentes en relación con la comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional) y que, a juicio de la propia Liga LNFP, modificaba su rol en las relaciones a darse", señalaba el magistrado al respecto.

reacción

la liga recurrirá la sentencia

En desacuerdo. Pese a que más adelante la Federación concedió el deseo del organismo de Javier Tebas de jugar en lunes y viernes, La Liga mostró su "absoluto desacuerdo" con la sentencia emitida, y anunció que la recurrirá. "Ante la sentencia publicada por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid, La Liga manifiesta su respeto pero absoluto desacuerdo con el fallo emitido, y su intención de recurrir dicho fallo que impide la celebración de los partidos los lunes y viernes con base en una motivación que se considera no ajustada a derecho", se limitó a comentar La Liga en un comunicado. La patronal de los clubes remarcó "la importancia" que tiene el fútbol profesional para España, "con una industria que factura el equivalente al 1.37 por ciento del PIB y genera 185.000 puestos de trabajo y 4.100 millones de euros en impuestos anuales". "Resoluciones de este tipo ponen en peligro esta industria tan relevante para la sociedad", finalizó.