Primera división

Balsámica goleada

doblete Ansu Fati encauzó la victoria blaugrana

28.09.2020 | 00:25
Ansu Fati celebra uno de sus goles. Foto: Efe

Barcelona4

Villarreal0

BARCELONA Neto; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Busquets (Pjanic, min.78), De Jong; Ansu (Dembele, min.70), Coutinho (Pedri, min.70), Griezmann (Trincao, min.78); y Messi.

VILLARREAL Asenjo; Mario Gaspar, Albiol (Funes Mori, min.84), Pau Torres, Estupiñán; Chukwueze (Kubo, min.75), Coquelin (Trigueros, min.46), Parejo, Moi Gómez; Gerard Moreno (Bacca, min.84) y Alcácer (Iborra, min.46).

Goles 1-0 min.15: Ansu Fati. 2-0 min.19: Ansu Fati. 3-0 min.35: Messi (penalti). 4-0 min.45: Pau Torres (propia puerta).

Árbitro Cuadra Fernández (C. Balear). Amonestó a Gerard Moreno (min.83).

Estadio Camp Nou.

barcelona – El FC Barcelona abrió su temporada con una balsámica goleada ante el Villarreal, liderada por el joven Ansu Fati, autor de un doblete y víctima de un penalti convertido por Leo Messi en un partido que estaba sentenciado al descanso y que trae algo de calma a un club muy necesitado de ella.

Después de un verano trágico, marcado por la estrepitosa eliminación europea y el intento de fuga de Leo Messi, el Barça suspiraba por un estreno cómodo y lo logró agarrado al desparpajo de Fati, que se hizo con la titularidad en el primer partido oficial bajo el mando de Koeman.

El neerlandés calcó la alineación del último ensayo en el Trofeo Gamper: la misma defensa de la pasada temporada, el novedoso doble pivote Busquets-De Jong, Coutinho en la mediapunta y Messi como delantero centro, relegando a Antoine Griezmann a la banda. El francés fue el único de los cuatro atacantes que no logró destacar.

Y fue Ansu el mejor de todos. El internacional español forjó una sobresaliente alianza con Jordi Alba en la banda izquierda y volvió tarumba a Mario Gaspar, que estuvo tan desaparecido como el resto de jugadores amarillos en una fatídica primera parte. Al descanso ya lucía el 4-0 en el marcador y era prácticamente segura la 13ª derrota de Unai Emery en otras tantas visitas al Camp Nou.

En el segundo tiempo, más tranquilo y marcado por los cambios, estuvo más cerca el quinto gol local que el primero de los visitantes.