El Barcelona gana en otro final agónico

baloncesto | el madrid tiene el balón para vencer, esta vez falla y mañana habrá cuarto partido por el título

09.02.2020 | 15:48
Tavares entra a canasta ante Singleton.

Barcelona78

Real Madrid77

BARCELONA Pangos (3), Kuric (10), Claver (-), Singleton (12), Oriola (7) -quinteto inicial-; Hanga (9), Smits (5), Heurtel (21), Tomic (11).

REAL MADRID Campazzo (18), Rudy (12), Deck (-), Randolph (6), Tavares (4) -quinteto inicial-; Causeur (-), Ayón (-), Carroll (10), Llull (6), Thompkins (18), Taylor (3).

Parciales 19-18, 15-22, 22-18 y 22-19.

Árbitros Hierrezuelo, Cortés y Bultó. Sin eliminados.

Pabellón Palau Blaugrana, 7.238 espectadores.

barcelona - El Barça Lassa ganó ayer al Real Madrid en el Palau Blaugrana y alarga la final del play off de la Liga Endesa por lo menos hasta mañana, en un cuarto partido en el que deberá volver a ganar para ir al decisivo choque de Madrid, y lo hizo resistiendo con éxito esta vez a otro final agónico en el que los blancos tuvieron la bola final para alzarse con el título por la vía rápida.

Falló Trey Thompkins su tiro eléctrico casi sobre la bocina, después de recoger un balón suelto al quedar Facundo Campazzo por el suelo del Palau en su intento de hacer una entrada. Era la última posesión, y el Barça se defendió con uñas y dientes, con acierto y con un quinteto alto y físico, para evitar lo sucedido en el segundo asalto y alargar la final con un parcial final de 7-0.

Fue un partido similar al segundo, aunque con papeles cambiados. El Madrid dominó, el Barça remontó y esta vez no hubo acierto celestial, Thompkins fue de los mejores de su equipo pero no atinó a meter la pelota decisiva. El Barça, de nuevo arriba en los minutos finales, sí pudo mantener la ventaja, con una bandeja lejana de Chris Singleton que puso el 78-77 a falta de 29 segundos. Ya no se movería el marcador.

reacción Una falta antideportiva de Thomas Heurtel a Rudy Fernández cambió el partido. En estos duelos donde al apartado mental tiene peso extra, hasta el más mínimo detalle puede influir. Rudy metió uno de sus tiros libres y acto seguido Anthony Randolph metía un triple que llevaba al Madrid a su máxima ventaja (+11) al inicio del tercer cuarto.

Pero reaccionó el Barça y encadenó un parcial de 12-0 que le puso incluso por delante (50-49). Quedaba mucho y el Madrid no se dejó intimidar por el Palau. Cuando fue preciso, apareció Trey Thompkins para alejarse de la pintura y hacer daño con el triple o su tiro abierto, también un Jaycee Carroll que fue héroe del segundo asalto y supo ser certero aunque dando un paso atrás en cuanto a protagonismo.

Cuando parecía que un triple de Campazzo que ponía un 71-77 era decisivo, apareció Kuric desde la distancia, siguió Heurtel con su recital -no jugó los segundos claves por buscar Pesic una mayor defensa- y Singleton puso la puntilla a un Madrid que se vio empequeñecido por el ambiente y por una defensa férrea de un Barça que parece que ha encontrado el camino para hacer sufrir al Madrid. - Europa Press