Poirier dice Adiós a Vitoria

Cambio de aires | El pívot francés firma por dos temporadas con los Celtics de Boston y da por terminada su etapa en el Baskonia, que se embolsará más de un millón de euros

09.02.2020 | 18:14
Con la salida de Vincent Poirier el Baskonia pierde a su pívot que mejor ha rendido esta temporada.

Vitoria - El mercado de agentes libres de la NBA ya está abierto y se está cobrando sus primeras víctimas en el baloncesto europeo. En esta ocasión el Baskonia ha vuelto a ser el perjudicado, ya que uno de sus mejores jugadores de la temporada, Vincent Poirier, hará sus maletas rumbo a Estados Unidos para jugar con los Celtics de Boston durante las dos próximas temporadas, como ya adelantó este periódico. Con este movimiento, el Baskonia se queda con un gran vacío en la posición de pívot, ya que Voigtmann también ha salido de la disciplina gasteiztarra rumbo al CSKA de Moscú. El galo cobrará una cantidad cercana a los cinco millones de dólares y abonará los más de un millón de euros de cláusula que le ataban al Baskonia.

La intención del pívot francés de 25 años de dar el salto a la máxima competición del baloncesto mundial era un secreto a voces y los Celtics ya habían preparado el terreno para su llegada, a pesar de que no tienen permitido negociar con jugadores antes del 1 de julio. Ayer a la tarde el propio Poirier confirmó el movimiento al agradecer el mensaje de ánimo de su compañero de equipo esta temporada Matt Janning. "Os lleváis a uno de los buenos. Felicidades a mi hermano Poirier. Cuidad del niño que llega a la ciudad, Boston", escribió el escolta norteamericano en redes sociales.

El internacional con Francia llegó a la disciplina gasteiztarra en el verano de 2017 y poco a poco se ha convertido en dueño y señor de la pintura baskonista, además de uno de los jugadores más queridos por la afición. Sus espectaculares mates y capacidad de intimidación con tapones levantaron a la hinchada en más de una ocasión y su garra hizo mejores a sus compañeros. El mensaje de Janning es significativo de lo importante que ha sido para el vestuario.

En su última campaña como azulgrana Poirier ha promediado 11,2 puntos y 8,2 rebotes en la Euroliga y 9 puntos y 6,2 rebotes en la Liga ACB, convirtiéndose así en uno de los baluartes del equipo de Perasovic. El Baskonia deberá ponerse manos a la obra para encontrar la manera de suplir la gran aportación tanto defensiva como ofensiva de Poirier.

Mismo camino que Larkin Los Boston Celtics se están acostumbrando a pescar jugadores en el mercado europeo y más concretamente en el Baskonia. La franquicia dirigida por Danny Ainge ya se llevó a Shane Larkin hace dos veranos para cumplir un rol similar al que se le adjudicará a Poirier, como jugador de rotación que no ocupe mucho espacio salarial. De hecho, el curso pasado tampoco faltaron a su cita con uno de los destacados de la Euroliga y contrataron a Brad Wanamaker, en aquel momento en el Fenerbahce. El portentoso base, sin embargo, ha tenido tan poco protagonismo como lo tuvo Larkin.

Los de Massachusetts han perdido este verano a su pívot Al Horford, uno de sus jugadores estrella, y necesitaban jugadores que reforzaran la pintura. Nada más abrirse el mercado se conoció que el turco Enes Kanter era el elegido para ocupar su lugar y ahora contará con Poirer como suplente entrando desde el banquillo. También tendrá que enfrentarse a la competencia del recién drafteado Tacko Fall, una torre de 2,31 metros de altura cuya validez para la NBA aún es toda una incógnita. En 2017, otro europeo con características similares a Poirer como el alemán Daniel Theis viajó de Europa a Boston con un contrato por dos cursos y continuará por dos más, por lo que al galo no le faltará rivalidad.

La oportunidad de Fall Las salidas de Voigtmann y de Poirier dejan muchas incógnitas en la pintura baskonista, y es que el único pívot puro que queda en plantilla es el gigante de 2,21 metros de altura Youssoupha Fall, además de Diop y Tornike Shengelia, que puede desenvolverse en esa posición si no queda otra alternativa. La pérdida de los dos pívots que más minutos han disputado este curso empujará al club a dar galones al joven senegalés, que se ha estado entrenando en Vitoria desde que terminó el curso, tras completar una exitosa campaña cedido en el Strasbourg.

A pesar de la llegada del africano, que fichó por la entidad hace un año, hará falta aguardar aún unas semanas para conocer al sustituto de Vincent Poirier. Por el momento solo se han concretado salidas de la disciplina azulgrana con el adiós de Marcelino, Voigtmann y el poste galo y ninguna llegada. Como en cursos anteriores, el Baskonia esperará a que las franquicias NBA y los equipos más poderosos económicamente de Europa hagan sus operaciones para valorar el mercado. De momento, tendrá que centrarse en frenar la fuga de jugadores de los últimos días.