Beatriz Zudaire | jugadora navarra de la selección española de baloncesto en silla de ruedas

“El Europeo ha sido el comienzo de un sueño, que es participar en los Juegos Paralímpicos 2020”

Beatriz Zudaire, jugadora navarra de la selección española de baloncesto en silla de ruedas, hizo historia al conseguir el pase para los Juegos Paralímpicos de 2020

09.02.2020 | 20:34
Beatriz Zudaire.

Beatriz Zudaire, jugadora navarra de la selección española de baloncesto en silla de ruedas, hizo historia al conseguir el pase para los Juegos Paralímpicos de 2020.

el perfil

Fecha de nacimiento. 8/06/2000.

Lugar de nacimiento. Pamplona, Navarra.

Posición. Base.

Equipo. UCAM Murcia y selección española de baloncesto en silla de ruedas.

Estudios. Psicología en Murcia.

Equipos anteriores. Club Deportivo Zuzenak, Vitoria.

pamplona - Beatriz Zudaire (8/06/2000, Pamplona) está en el momento cumbre de su carrera deportiva, lleva cinco años jugando con la selección española de baloncesto en silla de ruedas con la que la semana pasada consiguió un meritorio cuarto puesto en el Europeo en Holanda logrando así el cuarto pase para Tokio 2020. Zudaire tiene ahora por delante un año intenso para conseguir ser una de las doce seleccionadas que viajen a los paralímpicos. Por otro lado, la base tiene que compaginar su objetivo con jugar con el UCAM de Murcia de Primera División y seguir con sus estudios de Psicología.

¿Cómo se siente después de haber participado en el Europeo y haberse clasificado para las paralimpiadas?

-Feliz, porque íbamos todos con muchísimas ganas de conseguir un objetivo tan bonito como clasificarse para las paralimpiadas. Además formar parte del equipo que lo ha conseguido, ir hasta Holanda y vivir esa experiencia que ha sido tan espectacular.

¿Cómo lleva el hecho de ser una de las jugadoras más jóvenes de la selección española?

-Bien, desde que entré en 2014 en la selección he sido de las más pequeñas. Me acogieron perfectamente desde el primer día y estoy ahí para aprender. Es una gozada poder ir a cada concentración y a cada torneo con las personas que más saben de este deporte.

¿Cómo ha sido para usted participar en el Campeonato Europeo?

-El principio de un sueño. El Europeo es un torneo para disfrutar, pero este en especial era muy importante para todas nosotras porque estaba el objetivo de ir a Tokio. Esto ha sido el principio de una etapa muy bonita que viene ahora. Intentaré estar dentro de las 12 jugadoras que vayan a Tokio y entrenaré todo el año con vistas a ello.

Además de jugar en el Europeo ha podido ayudar al equipo a conseguir el pase a Tokio anotando 7 puntos contra Turquía.

-Eso es lo que más me sorprende. Cuando juegas a baloncesto te encanta que tu equipo triunfe, yo soy de las que lo viven dentro y fuera del campo de una manera exagerada, pero cuando de repente estas en pista y ves que eres parte de todo eso te anima a seguir.

Poco a poco va cumpliendo sus sueños, ¿se ve jugando en las paralimpiadas?

-Cuando lo pienso se me retuerce el estómago. Te pasas un montón de años pensando en las paralimpiadas y ahora lo ves tan cerca y piensas ¿qué hago yo ahí? Tengo muchos nervios, pero desde que acabó el Europeo es en lo único en lo que pensamos todas las jugadoras que hemos estado allí. El objetivo es prepararnos de una forma espectacular para llegar de la mejor forma posible a las paralimpiadas. Tenemos por delante un año súper bonito.

Desde las paralimpiadas de Barcelona de 1992 (hace 28 años) España no tenía representación.

-Correcto, yo llevo muy pocos años en la selección, pero hay jugadoras en la selección que llevan luchando por este momento muchísimos años. Si para mí conseguir el pase fue el mejor momento de mí vida, para ellas ni te cuento.

El año pasado jugó el Mundial, este año el Europeo y ahora está a las puertas de los Juegos Paralímpicos 2020.

-Sí, pero es complicado porque ahora somos mucha más gente, jugadoras que se han quedado fuera y otras que entrarán nuevas. Queda mucho trabajo por delante y tengo que demostrar que me lo merezco.Este año ha sido su primer año estudiando y viviendo fuera de casa, ¿cómo ha ido por Murcia?

-Súper bien, tanto en lo deportivo como personalmente ha sido uno de los mejores años de mi vida. Los estudios han ido muy bien y el deporte me ha sorprendido mucho la forma en la que he vivido el baloncesto este año. Allí era todo muy familiar, todos los viajes fueron muy especiales. Ese ambiente hizo que el baloncesto me gustase aún más de lo que ya lo hacía.

¿Ha notado mucho cambio?

-Sí, a todos los niveles. A pesar de estar lejos de casa ahora tengo el pabellón a dos minutos, cuando antes tenía que viajar una hora hasta Vitoria para ir a entrenar. Este año he podido entrenar más y he tenido vida universitaria, algo completamente diferente. De repente conoces a mucha gente y tienes nuevos objetivos. Además la carrera de Psicología me está encantado.

¿Con qué te quedas de este año?

-A nivel personal con haber conocido una forma de vivir totalmente diferente, también he valorado mucho lo que tengo aquí. A nivel deportivo descubrir una manera distinta de vivir el baloncesto con el UCAM, por eso me quedo un año más y por supuesto con la clasificación para los paralímpicos.Ahora esta de vacaciones en su casa, Pamplona.

-Estoy de semivacaciones porque estoy en Pamplona con mi familia y amigos, pero tampoco puedo estar mucho tiempo sin entrenar porque la pretemporada sino se hace muy dura. Además tener como objetivo las paralimpiadas te hace tener que prepararte más. Ahora mismo voy al gimnasio y hago la rutina que tenía en Murcia.

¿Cómo ve este año?

-Va a ser un año más complicado, porque voy a poder ir menos a clase, porque los horarios de entrenamientos y de clase son los mismos así que tendré que esforzarme más. En lo deportivo lo tengo que dar todo de mí misma. Hemos organizado entrenamientos específicos para Tokio para las chicas de la selección que estamos en Murcia.