Mundial de Gwangju (Corea del Sur)

Segunda plata consecutiva

Waterpolo | España, con el navarro Alberto Munárriz en sus filas, pierde la final con italia y se queda a las puertas del oro, como en el Europeo de 2018

09.02.2020 | 21:47
La selección española de waterpolo, con Alberto Munárriz (2º derecha) posa con la medalla de plata conseguida en el Mundial.

España5

Italia10

ESPAÑA López Pinedo; Munárriz (1p), Granados, De Toro, Cabanas, Larumbe, Barroso, Fran Fernández, Tahull, Felipe Perrone (2), Blai Mallarach (2) y Alex Bustos.

ITALIA Del Lungo (Nicosia, ps); Di Fulvio (1), Luongo (2), Figlioli (1), Di Somma, Velotto, Renzuto (1), Echenique (1), Figari, Bodegas (1), Aicardi (1) y Dolce (2).

Parciales 2-2; 1-3 (3-5); 1-3 (4-8); y 1-2 (5-10).

Árbitros Margeta (Eslovenia) y Goldenberg (Estados Unidos). Eliminado: Di Somma.

Incidencias Final del Mundial masculino de waterpolo disputada en Gwangju (Corea del Sur). Antes se disputó el partido por el tercer puesto, en el que Croacia se colgó el bronce al batir a Hungría (10-7).

Barcelona - Una España desconocida, la más errática del Mundial, se quedó sin título después de perder ante Italia (5-10) en un partido en el que al equipo de David Martín le pesaron demasiados los errores cuando jugó en superioridad.

Como ocurrió en la víspera con la selección femenina, la masculina tampoco pudo subir al escalón más alto del podio. Pero es que España no se comportó ayer como ese equipo que había marcado la pauta en jornadas anteriores y que por el camino había dejado fuera de combate al campeón olímpico y europeo (Serbia) y al defensor del título (Croacia).

Y todo porque los dos signos de identidad del equipo, la defensa y el acierto cuando jugaba en superioridad, no existieron ayer. En cualquier caso, España volvió a una final del Mundial después de diez años de ausencia y con la plata lograda el pasado verano en el Europeo de Barcelona. Además, con su triunfo en semifinales se aseguró su presencia en los Juegos Olímpicos de Tokio del próximo año, señales que demuestran la buena elección de David Martín como seleccionador.

El partido no tuvo historia. Llegó Italia con la lección bien aprendida y España no tuvo su día. La igualdad sólo se mantuvo en el primer cuarto y la selección del navarro Alberto Munárriz se tuvo que conformar con una plata que, no obstante, tiene mucho valor. - Efe