“Conforme avanza el Europeo nos vamos creciendo”

protagonistas | lerga dice que el equipo es más de circuito que de pista

10.02.2020 | 01:24
Luisa González y Ruth Arza abrazan a sus compañeros, tras conseguir el oro y la plata respectivamente en los 500 metros juveniles.

pamplona - Con un total de seis medallas españolas, dos de ellas navarras de Iván Galar en 500 metros júnior y Ruth Arza en 500 metros juvenil, concluyó ayer la segunda jornada del Campeonato de Europa de Patinaje de Velocidad celebrado en la pista de la Txantrea, ante más de 2.500 espectadores.

Ruth Arza se volvió a colgar una medalla, esta vez la de plata en la final de 500 metros. "Cuando mi compañera y yo nos hemos visto en la final y hemos planteado la carrera, hemos visto que teníamos posibilidades de pillar medalla. Tenía mucha confianza. Es una pasada el apoyo y los gritos que hay de la gente en las gradas y eso motiva muchísimo", admitió.

El catalán Nil Llop y el navarro Iván Galar se plantaron en la final de 500 metros júnior en donde tras una carrera "táctica", se colgaron el oro y la plata respectivamente. "Teníamos una estrategia planteada para la carrera y gracias a Iván ha salido como esperábamos", declaró Llop.

"Después de haber barajado las opciones y haber estudiado al rival en las series anteriores, decidimos que Nil iba a lanzar la carrera desde el primer momento y mi función ha sido frenar al grupo", añadió Galar.

Saray Narváez no compitió ayer pero fue una de las navarras que en la primera jornada del campeonato se colgó la medalla de bronce en los 500 por equipos junto a Sheila Posada. "Me vi muy bien en la carrera de 500 por equipos de ayer (antes de ayer). Las series las hicimos perfectas y en la final había que jugársela un poquito. Estamos muy contentas. Yo no me esperaba una medalla y menos ese día. Me quité los nervios y ya he enfocado el campeonato de otra manera".

En cuanto a competir en casa dijo que "he estado tres años fuera de la selección y el hecho de volver fue por disputar este campeonato en Pamplona. Hace unos años dije que la vida son etapas y la vida de selección ya estaba cerrada. Salió el Europeo en Pamplona y me puse a ello. Ayer estaba nerviosa como si fuese juvenil", admitió.

Garikoitz Lerga, seleccionador español se mostró satisfecho. "El campeonato está yendo bien. Las medallas son la culminación del trabajo de todo el año pero hay cosas que son más difíciles como las carreras de fondo. En ellas uno puede estar muy bien pero hay otros factores como que te agarren o te tiren y es más complicado porque no dependes solo de ti. Estas cosas que hacen que este deporte tenga tantas dificultades".

Pese a ello, "estamos sobre el pronóstico que nos habíamos marcado y con mucha ilusión porque queremos superar lo del año pasado. Vamos poquito a poquito". De cara a futuro se mostró optimista. "Nos queda hoy y los relevos que es una prueba espectacular. Va a ser interesantísimo. Luego tenemos todo el circuito y además nosotros siempre decimos que somos más de circuito que de pista, porque según va pasando el campeonato, nos vamos viniendo arriba y confiamos mucho en el circuito".

Sergio Parra, presidente de la Federación Navarra de patinaje calificó este campeonato como "muy importante porque es la manera de volver a poner a Pamplona en el circuito internacional. Nuestro objetivo es dar un empujón al patinaje y lo vamos a visualizar más en la calle. Ahora va a haber más competiciones normales en Antoniutti y podremos aprovecharlo mucho más".

Parra destacó también "el espectáculo que estamos dando. Hacía años que no había un europeo en el que hubiera tanta afluencia de espectadores. Estamos teniendo todas las tardes entre 2.500 y 3.000 personas".