Adelante en el caos

GRUPO C | España sobrevive a sus males y a su desacierto, gana a puerto rico con una actuación gris y se clasifica primera para la siguiente fase

10.02.2020 | 01:58
Gary Browne, ante Marc Gasol, Sergio Llull y Pierre Oriola.

Puerto Rico63

España73

PUERTO RICO Browne (11), Díaz (5), Franklin (2), Huertas (7) y Balkman (6) -quinteto titular-, Pineiro (2), Clemente (2), Collier (6), Rodríguez (9), Clavell (13) y Mojica.

ESPAÑA Ricky Rubio (17), Rudy Fernández (5), Víctor Claver (7), Juancho Hernangómez (8) y Marc Gasol (19) -cinco inicial-, Quino Colom (2), Pau Ribas, Willy Hernangómez, Pierre Oriola (6), Sergio Llull (9) y Xavi Rabaseda.

Parciales 21-17, 14-19, 10-21 y 18-16.

Árbitros Michael Weiland (CAN), Giorgios Poursanidis (GRE) y James Alexander Boyer (AUS). Eliminaron por faltas a Gary Bowne.

Incidencias Guangzhou Gymnasium de Cantón. Unas 8.500 personas.

cantón (china) - Con más pena que gloria, España selló su pase a la segunda ronda del Mundial y el liderato del Grupo C en una actuación espesa y gris, marcada por su desacierto en el tiro y las imprecisiones, frente a una selección de Puerto Rico que soñó con el triunfo pero se quedó sin fuerzas al final (63-73). Los puntos de Marc Gasol y Sergio Llull tras el descanso y la mejoría defensiva final permitieron el despegue de un equipo negado desde el perímetro, que solo anotó cuatro de sus treinta triples pero que al menos pudo salvar un marcador que peligró hasta el tercer cuarto.

Tras lo visto en su estreno, quedaba la duda de si se vería la España de la primera parte frente a Túnez, que generó intranquilidad y pareció arrancar con el freno de mano echado, o la que tras el descanso avasalló a su rival en una exhibición coral.

Y en los dos primeros cuartos sucedió lo primero. Volvió la España más espesa, a la que no le salía nada en ataque, falta de ideas y negada ante el aro, con unos porcentajes poco habituales en sus jugadores, lo que permitió a Puerto Rico soñar con repetir el triunfo que logró en 2002 en el Mundial de Indianápolis (35-36). En los primeros veinte minutos solo anotó catorce de sus cuarenta lanzamientos a canasta (35%) y dos de sus diecisiete triples (12%). También perdía el rebote (24-21) cuando sobre el papel era muy superior en la pintura, con lo que se fue al descanso con malas sensaciones.

España se aferró a Gasol y tiró del acierto de Sergio Llull para ir cimentando su redención (45-57, min. 30). Los de Eddie Casiano lo siguieron intentando en los diez minutos finales. Un par de triples bajaron a diez su desventaja a cuatro minutos de la conclusión. Con una jugada personal, Gian Clavell dejó la diferencia en seis con un minuto y medio por jugar, pero Puerto Rico ya no tuvo fuerza para más ya acabó cediendo su primera derrota.