Mujeres veteranas y deporte

Osaba reivindica que la práctica entre las féminas no tiene "fecha de caducidad" y Quijera ve "opciones reales" de estar en Tokio

07.02.2020 | 06:15
Los olímpicos Miren León y Mari Lacruz fueron los encargados de entregar varios premios.

pamplona - ¿Se puede ser mujer, veterana y seguir en la elite del deporte? Sí, Amaia Osaba es un ejemplo de ello y así lo reivindicó ayer al recoger su premio como la mejor de 2019. "Con mi edad se puede seguir practicando deporte a nuestro nivel y sin nuestro nivel, también. Hay que quitarse un poco de la cabeza que el deporte tiene fecha de caducidad. Las mujeres podemos seguir relacionándonos con él. Es muy saludable", explicó la piragüista, de 44 años, medalla de bronce en el Campeonato de Europa de Maratón en K2 y de los Juegos del Mediterráneo de Playa en K1, entre otros éxitos. Osaba se mostró "contenta" y "agradecida" por esta distinción.

El galardón al mejor deportista de 2019 recayó en el atleta Manu Quijera, campeón de España absoluto de lanzamiento de jabalina y récord de España en la modalidad. Quijera calificó el premio de "totalmente inesperado" y reconoció tener muy en mente la próxima cita olímpica de Tokio. "Esos Juegos están jugosos. Es un objetivo en el punto de mira y las opciones son reales", destacó Quijera en el escenario, a la hora de ser reconocido.

Por primera vez este año se incluyó la categoría de mejor árbitro o juez. La primera en recibir este premio ha sido Paula Remírez, de taekwondo, que se encuentra dentro del top 50 mundial. "Es un reconocimiento a todos los años de carrera. Estoy a las puertas de ir a unos Juegos Olímpicos, representando a España y, por supuesto, a Navarra", explicaba Remírez en el vídeo que se proyectó sobre ella. Además, resaltaba el hecho de que se reconociera un deporte considerado minoritario: "Tiene mucho mérito".

El galardón a la mejor técnica fue para Iosune Murillo, preparadora de profesionales como el vencedor del Giro de Italia 2019, el ecuatoriano Richard Carapaz, y que ahora desarrolla su labor para el nuevo equipo ciclista Kern Pharma. Para Murillo, recibir el galardón ha sido una "alegría". "Llevo años trabajando de preparadora física y no viene mal este reconocimiento. Intentamos abrir camino. Los deportistas demuestran tener confianza, aunque da igual que te entrene un hombre o una mujer. Lo importante al final es el trabajo", subrayó.

Entre los galardonados, una de las palabras que más se repitió fue "orgullo". Miguel Ángel Elizari, del Club Navarro de Esgrima, expresó en un vídeo el "espaldarazo" que supone para un deporte como el suyo este galardón, ya que permite que "mucha gente lo conozca".

esfuerzo y dedicación Sin duda, todos los galardonados ayer por el Gobierno de Navarra representan unos valores fundamentales como son el esfuerzo y la dedicación. Destacable es además el reconocimiento a la inclusión, personificado en el equipo de gimnasia rítmica adaptada CD Larraina, cuyas integrantes estuvieron ayer presentes en Baluarte junto a su entrenadora, Sandra Pérez, y sus familiares.

La importancia de no poner barreras al deporte también se vio reflejado en el club Ibili Kirolak, que desde 2005 da visibilidad al deporte adaptado en Navarra.

Los valores del deporte estuvieron fijados además en el Proyecto de Arbitraje participativo de la Federación Navarra de Baloncesto; el equipo de gimnasia rítmica de Lagunak; entidades públicas como el Ayuntamiento de Tudela; privadas como la empresa Amaya Sport; o la Federación Navarra de Balonmano. Todos ellos fueron ayer los verdaderos protagonistas.