Mariezkurrena-Hernández: "Intentamos que los atletas estén tranquilos y mantengan el físico"

Idoia y Francis, entrenadores de jabalina y Pértiga del Pamplona Atlético, confían en que, cuando vuelva la normalidad, los éxitos deportivos regresarán a Navarra

27.03.2020 | 01:33
Idoia Mariezkurrena y Francis Hernández, en el salón de su casa. Foto: cedida

pamplona – Si ya es complicado para los atletas mantener un ritmo de entrenamiento desde que entraron en vigor las medidas contra el coronavirus, esta complicación se hace mayor para las disciplinas en las que la técnica es una de las facetas más importantes. Idoia Mariezkurrena, entrenadora de jabalina, y Francis Hernández, de pértiga, tratan estos días de minimizar el impacto que a sus pupilos (entre quienes están Manu Quijera y Miren Bartolomé) les pueda provocar la falta de entrenamiento

. Durante estas semanas de confinamiento, su labor es doble. Además de técnicos, tienen que hacer de psicólogos y que sus pupilos no bajen los brazos para mantener el físico, además, aseguran, mientras no se pueda entrenar en las instalaciones deportivas, "hay que transmitir un mensaje de tranquilidad a los atletas".

¿Cómo estáis viviendo esta situación de confinamiento?

Idoia Mariezkurrena: Duro en todos los sentidos. Es una situación que te corta todo, pero hay que aceptarlo y recuperarnos. Lo importante es la salud, tanto nuestra como de los que están a nuestro alrededor. Y a esperar, que es lo que toca.

¿A que están dedicando su tiempo?

–I.M.:La primera semana nos tocó con obras en casa, por lo que estuvimos un poco más agobiados por el polvo que había en casa y no porque no teníamos mucho espacio, ya que vivimos en un piso pequeño. Ahora que las obras han acabado estamos más tranquilos. Ya hemos terminado las tareas que nos propusimos de limpieza y a partir de ahora nos tocará buscar otros quehaceres.

–Francis Hernández:Estamos intentando también ayudar a los atletas que entrenamos para prepararles un poco lo que puedan hacer en casa y mantener como se pueda la forma física. E intentar pasar el rato como se pueda. Son muchas horas al día y hay que ocuparlas, así que intentamos que los atletas estén tranquilos y puedan seguir el día a día. En definitiva, ver la mejor forma de ir pasando estos días.

Como entrenadores, esta situación de confinamiento tiene que ser especialmente complicada.

–I.M.:Es bastante complicado. Ahora que se ha confirmado que se suspenden los calendarios y la temporada deportiva hasta nuevo aviso, eso te da un margen que te permite ir con calma. Después ya se verá cómo se resuelve y cómo se estructura el calendario para la temporada, si hay opciones de mantener algo a nivel competitivo. Hasta entonces con calma en la medida que cada uno puede con los medios que tiene en su casa y mantener de la mejor forma posible el estado físico y anímico también.

–F.H.: Además, las especialidades de nuestros atletas, quitando la condición física, la técnica no se puede entrenar. En mi caso, con la pértiga, al no poder saltar yo siempre lo digo: Hay que saltar sin saltar. Visualizando, viendo vídeos... y, a parte, que estén bien físicamente para que puedan hacer un poco de musculación en la medida que puedan y que no se pierda la idea de lo que es el salto. Intentar también animarles y apoyarles en eso.

Eso es uno de los mayores problemas que tenéis en vuestras especialidades. En pértiga y jabalina la técnica es muy importante y desde casa no se puede entrenar.

–F.H.:Ese es el problema que tenemos. Con lo que tengan en casa, alguna barra para pesas o mancuernas y cinta para correr, abdominales, cuore, todo eso si que existe posibilidad de que los atletas puedan mantener cierta forma en casa. Pero en la parte técnica yo les digo que dediquen el tiempo a visualizar mentalmente los saltos. El conjunto del salto, desde el inicio de la carrera, la presentación y el salto, como si realmente lo estuviesen haciendo. Que por lo menos lo vayan asimilando mentalmente, porque es una herramienta muy buena. En época de lesiones, por ejemplo, se suele hacer. Luego cuando vuelves otra vez a entrenar, si físicamente no has perdido mucho, recuperas mejor eso que no has podido aplicar a la parte técnica.

¿Cómo creen que esto va a afectar tanto física como mentalmente a la larga?

–I.M.:Es difícil saber. Todo va a depender de las exigencias que nos encontremos después, del tiempo que tengamos para preparas las competiciones que se nos plateen y de cómo lo gestionan. Obviamente es un tiempo perdido, una época deportiva para los atletas, un tiempo que pasa y eso nunca juega a favor de los deportistas. En el aspecto mental es como cuando caes lesionado. Hay que aceptar la situación e ir recuperándose y motivarse. Encontrarse bien, no decaer y tener la motivación de salir de esta situación lo antes posible.

–F.H.:Eso es importante, además, porque no sabemos cuánto tiempo vamos a estar así. Por lo menos hasta después de semana santa la situación no parece que vaya a mejorar, y hay que estar mentalizado de que esto puede durar y hay que hacer una rutina diaria desde que te levantas a desayunar, de si estás estudiando poner un horario y marcar unos hábitos de entrenamiento en tu día a día y no echarte a perder en el sentido de decir, ya que no tengo otra cosa que hacer me levanto a las 12 del mediodía. Eso si que te lo rompe todo. Nosotros lo que les comentamos a los atletas es que, en la medida que se pueda, mantengan la rutina que venían haciendo, que es lo que a la larga te va a acabar ayudando cuando vuelvas.

Con un parón como este, ¿cuánto creéis que puede costar a un atleta volver a su máximo nivel?

–F.H.: En el caso de la pértiga será como si volviésemos a la pretemporada. Yo calculo que mínimo dos meses harán falta para que se vuelva a tener un nivel competitivo aceptable y con unas marcas en condiciones. No es empezar de cero pero la parte técnica es muy importante, y al no poder realizarla, tienes que empezar desde muy abajo. No puedes comenzar con una carrera completa. Si nosotros tenemos una carrera de 16 pasos, el primer día no puedes empezar haciendolo así, tienes que empezar poco a poco, con cuatro primero, después con seis, e ir avanzando progresivamente. Todo ello lleva su tiempo, pero lo importante es que si las competiciones están aplazadas, a los atletas les da una tranquilidad. Habrá que ver cuando la situación se normalice, cuando empiece el calendario, saber el margen que se tiene para llegar a ciertas competiciones con el ritmo necesario. Todo ello es lo que dará la tranquilidad o no para preparar las competiciones.

–I.M.:Con la jabalina pasa una situación similar. Nos va a costar poner el ritmo competitivo. Pero algunos atletas se adaptarán mejor que otros en función de cómo son. Hay gente que, aun habiendo lanzado poco, enseguida le coge el ritmo y otros que pierden mucho el control técnico. Es difícil de valorar. Lo que es seguro es que se va a generar incertidumbre y, depende de los plazos que se tengan, habrá que marcar una intensidad u otra. Esto es lo que irá facilitando o no que alcances ese punto. Cuando tengamos un calendario definitivo, una libertad de movimiento y recuperemos la rutina, a partir de entonces nos marcaremos los plazos, intentaremos ser coherentes y buscar en el tiempo que tengamos el mejor rendimiento posible. Obviamente, de los objetivos para esta temporada hay que olvidarse y ahora hay que marcar un plan de trabajo en el que hay que intentar mantener el mejor rendimiento. Conforme los atletas vayan cogiendo forma intentaremos añadir contenido a ese plan de trabajo y la intensidad que haga falta. También hay que tratar de no volvernos locos y creer que los atletas son súper héroes que van a salir de la situación actual yendo ya a por todas. Tratar de sacar el mejor rendimiento según la situación que se de es lo máximo que nos podemos exigir este año.

Esta pandemia y sus medidas han venido en uno de los mejores momentos para el atletismo navarro, tanto a nivel de marcas como de resultados, algo que hace que sienta peor este parón.

–I.M.:Es algo que nunca viene bien. Un parón de este tipo nunca es bueno sea con en la situación que sea. Hay que pensar que si nos ha cogido en este buen momento volveremos mejor que si nos hubiese cogido más abajo.

–F.H.:Los objetivos que nos marcaremos serán los mismos cuando la competición se reanude. Si sabemos las fechas que hay de las competiciones importantes lo que haremos es planificarlas. Pero siempre viendo el lado positivo. Va a haber tiempo para volver a entrenar con normalidad y lo que está claro es que no hay que perder la condición física, con eso la vuelta puede ser más llevadera. Sobre todo hay que transmitirles un mensaje de tranquilidad. Si han estado ahí arriba, cuando volvamos a la normalidad se volverán a lograr los éxitos mientras los atletas mantengan la ilusión y los ánimos, ya que esto se pasará y se volverá a disfrutar del atletismo otra vez. De entrenar, de competir y de la vida diaria.

Los Juegos se han aplazado hasta 2021. ¿Qué os parece esta decisión?

–F.H.: No era bueno dejar la incertidumbre para los atletas. En el atletismo hay un sistema de ranking, y había unas marcas muy exigentes para estos Juegos, si al final no tienes competiciones para hacer esa clasificación, sería injusto que se mantuviesen las fechas y que iban a ir los atletas que ya estaban clasificados. También había deportes de equipo que no iban a poder hacer los preolímpicos. Habrían sido unos Juegos descafeinados si se hubiesen mantenido las fechas. Creo que la mayoría de federaciones y países habrían dicho que no acudían ya que, a parte, es pronto para saber la situación que habrá hasta la fecha que estaba prevista para Tokio 2020.

–I.M.: Creo que, aun entendiendo lo complicado que supone aplazar unos Juegos, este es un evento que engloba a muchos deportes y países y, viendo que la situación está afectando de forma diferente en cada lugar o competición, las fechas para poder llegar a los Juegos Olímpicos eran muy justas. Nosotros estamos en esta situación ahora, pero hay países que quizá vivan lo mismo dentro de un tiempo. Lo mejor para todos es acabar haciendo las cosas bien, sin prisa, porque lo único que consigues es adelantar o forzar la situación de los deportistas para que puedan intentar llegar a las competiciones.

–F.H.: Lo que no se podía decir era que se iban a celebrar este año y que los atletas deberían entrenar cuando están las instalaciones cerradas y tenemos, en el caso de España, una alerta que no te deja ni salir de casa. Eso generaba más incertidumbre y ansiedad en los deportistas. La mayoría de deportistas y dirigentes que conocemos nos decían lo mismo. Que no tenía sentido celebrar unos Juegos cuando el principal problema es la salud, por lo que los Juegos Olímpicos, como otros campeonatos, quedan en un segundo plano. Creo que el aplazamiento les dará tranquilidad a los deportistas de que, cuando esto termine, ya se reanudarán las cosa.

¿Os parece una fecha acertada?

–F.H.:Lo más cercano que creo que tenía que ser era 2021 ya que si hubiese sido este año pero con otra fecha, se podía solapar con otras competiciones. También ahora hay que ver cómo afecta a otras competiciones que se vayan a celebrar en 2021 y como se mueve el calendario. Los Juegos se celebran cada cuatro años, pero es una norma que, en casos de fuerza mayor, no veo ningún problema en que se celebren cada tres años, como es en esta ocasión e incluso no lo vería mal que se celebrasen en 2022.

–I.M.:Lo que está claro que la pandemia es un tema mundial y que en los Juegos son muchos deportes y eventos deportivos que hay que cuadrar. Hay muchos intereses y ahora lo que se tiene que hacer es cuadrar el calendario. Pese a que seguro que hay gente que se verá perjudicada y otros beneficiados. Pero la situación se ha dado así y así se tendrá que resolver.

Como entrenadores, ¿Qué mensaje daríais en estos momentos a los deportistas?

–I.M.:Que esto no deja de ser un reto más y que como todos los retos hay que intentar superarlo de la mejor manera posible y no venirse abajo. Hay que tener el espíritu de superación competitivo de si me caigo me levanto y seguir transmitiendo positivismo y siempre pensando que vas hacia arriba.

–F.H.: Que no se pierda la ilusión estos días que tenemos que quedarnos en casa. Y aprovechar para hacer cosas que habitualmente no se hacían, ya sea porque no se tenía tiempo porque se estaba entrenando o viajando a competiciones. Pero siempre sin dejar de entrenar y, en la medida de los que se pueda, mantener la forma física. Pero sobre todo, aprovechar el tiempo y pensar en positivo, ya que esto pasará y volveremos otra vez a disfrutar del atletismo.

"Seguro que a los atletas se les va a generar incertidumbre al regresar a la competición"

"Hay que aceptar la situación actual para ir recuperándose, buscar una motivación y no dejarse decaer"

Idoia Mariezkurrena

Entrenadora del Pamplona Atlético

"En nuestras especialidades, quitando la condición física, la técnica no se puede entrenar"

 

"Cuando la competición se reanude, los objetivos que nos marcaremos serán los mismos que antes"

 

Francis Hernández

Entrenador del Pamplona Atlético


noticias de noticiasdenavarra