Primeras zancadas en Larrabide

Atletismo / Las pruebas del sábado tuvieron medidas de seguridad para deportistas, jueces y aficionados

13.07.2020 | 02:05
Ander Iriarte, Jorge Illaramendi, Asier Martínez y Pedro Cobo, en la prueba de 150 metros. Foto: cedida

Pamplona – El atletismo volvió a Larrabide este fin de semana después de cuatro meses de parón por la pandemia del coronavirus. La competición regresó con unas estrictas medidas de seguridad que tuvieron que seguir deportistas, jueces y aficionados.

Jueces 'covid' con mascarilla desinfectando tacos de salida, vallas e incluso bolas de peso son escenas que han venido para quedarse en la nueva normalidad del atletismo. Los atletas estaban exentos de llevar la mascarilla sobre la pista, pero se limitó tanto el número de deportistas que pudieron competir a la vez (no más de 60) como el tiempo que pasaron sobre el tartán.

El público –que en la jornada del sábado fue bastante numeroso en Larrabide– también estuvo más controlado. El acceso de los aficionados se hizo siguiendo un control nominal y los aficionados tuvieron que seguir un camino marcado hasta llegar a su localidad en unas gradas que no podían superan los dos tercios de su aforo.

En lo deportivo, esta primera prueba de control sirvió para que los atletas recuperaran sensaciones después de cuatro meses de parón. La competición –con muchas distancias no oficiales– fue casi lo de menos. Los atletas se tomaron la vuelta a la competición oficial como un entrenamiento para preparar los campeonatos importantes que se disputarán en agosto y septiembre. En la cita, participaron un total de 112 atletas procedentes de nueve provincias distintas.

La actuación individual más destacada fue probablemente la de Yaiza Sanz (Ardoi), que se impuso en salto de longitud con 5,94, su mejor marca personal. En categoría masculina, el atleta del Deportivo Eibar Imanol Egidazu venció en el foso con un salto de 5,89 en su último intento.

En la prueba de peso, Carlos Marzo (Hiru-Herri) se impuso con un lanzamiento de 12,96 en su primera tentativa. En categoría femenina, la victoria fue para María Felisa Okomo, una atleta del Tolosa C.F. que logró una marca de 11,87.

Asier Martínez y Laila Lacuey, ambos del Grupompleo Pamplona Atlético, dominaron la prueba de 150 metros. Martínez paró el crono en 16"42, en una serie muy disputada junto a sus compañeros de equipo Jorge Illarramendi y Pedro Cobo.

El vencedor de la prueba, Asier Martínez, destacó la alegría que supone volver a competir tras cuatro meses: "Estamos en marcha de nuevo, hemos disfrutado con la competición en una serie muy bonita y nos hemos quitado el mono. A nivel personal, estoy muy contento porque es una buena marca y no he tenido molestias: un balance positivo", explicó.

En categoría femenina, se impuso Laila Lacuey con un registro de 18"66. Lacuey destacó el ambiente en una grada que "estaba bastante llena" y también mostró su alegría "por volver a competir al aire libre".

Iker Alfonso (Grupompleo Pamplona Atlético) y Paula De Juan Razkin (Tolosa) se impusieron en la prueba de 300 metros vallas. El medio fondo estuvo dominado por Rubén Mendieta (GPA) y Nagore Hernández (Barrutia).

Por último, se disputó la prueba de 1000 metros, en la que se impuso Mikel Calvo (Hiru-Herri), por delante de sus compañeros Iván Legal y Aitor Beorlegui.

victoria de maitane melero En categoría femenina, Maitane Melero (GPA) dominó con autoridad la prueba de 1.000 metros y venció con un tiempo de 2:49.59, por delante de Alicia Carrera (GPA) que paró el crono en 2:55.14 y Ghaita El Jarraz (FCB) que lo dejó en 3:04.05.

Melero se mostró satisfecha tras el regreso: "Han sido unas sensaciones muy extrañas después de tanto tiempo sin correr, pero estoy muy contenta de volver a ponerme un dorsal. Se nos nota la falta de ritmo, pero espero que sea el inicio de un verano en el que podamos competir".

La atleta navarra confía en poder competir durante todo el verano. De momento, el sábado ya pudo disputar su primera competición oficial en Larrabide y parece que la nueva normalidad va llegando también al atletismo. La Federación Navarra de Atletismo ya ha presentado un programa con las competiciones previstas para los próximos meses. Los atletas podrán disputar otras cuatro pruebas de control en las próximas semanas en Larrabide como preparación para los grandes eventos. El campeonato navarro de clubes será el 15 de agosto y el campeonato navarro absoluto se disputará un fin de semana después. Por último, el campeonato de España absoluto será el 12 de septiembre en Madrid.

noticias de noticiasdenavarra