El Barça remonta16 puntos

COPA DEL REY / LOS DE BARCELONA SUMAN SU CUARTO TÍTULO EN CINCO AÑOS

21.02.2022 | 01:48
El ala pivot del Barça, Mirotic defiende al ala pivot del Real Madrid, Yabusele. Foto: Efe

Real Madrid 59

Barça 64

REAL MADRID Abalde (8), Taylor (2), Deck (8), Yabusele (4) y Poirier (4) -cinco inicial-, Hanga (3), Rudy Fernández (6), Heurtel (10), Tavares (5), Llull (6) y Thompkins (3).

BARÇA Calathes (4), Laprovittola (5), Exum (2), Mirotic (19) y Sanli (9) -cinco inicial-, Davies (10), Sergi Martínez, Kuric (3), Hayes-Davis, Higgins, Abrines y Jokubaitis (12).

Parciales 19-5, 10-13 (29-18), 17-23 (46-41) y 13-23.

Árbitro Emilio Pérez P, Antonio Conde y Fernando Calatrava.

Estadio Palacio Municipal de Deportes de Granada.

granada – El Barça revalidó este domingo su título de campeón de la Copa del Rey de baloncesto, logrando la cuarta del último lustro, tras sobreponerse a su pésimo arranque de partido frente a un Real Madrid que tampoco rindió a su mejor nivel, rivalizó en desaciertos durante toda la tarde y ve amenazada su hegemonía en el palmarés, con tan solo un trofeo más que su eterno rival, que demostró que esta temporada le tiene tomada la medida (59-64).

El primer cuarto sorprendió a propios y extraños. El atasco culé era monumental. Sus jugadores caían una y otra vez en la trampa víctimas de la efectiva tela de araña tejida por Pablo Laso. Con solo una canasta en juego y un preocupante 1/11 en tiros de campo en diez minutos para olvidar, se fue al final del primer cuarto con cinco puntos como exiguo botín ante un Real Madrid con la lección bien aprendida.

Sertac Sanli y Brandon Davies aportaron su granito de arena bajo aros en un segundo cuarto de pocos puntos.

En la reanudación, ambos siguieron compitiendo para ver quién fallaba más y perdía más balones, hasta que la calidad individual de las estrellas del conjunto catalán empezó a compensar la mala tarde de sus tiradores y fue aminorando la brecha en el marcador.

Como el Real Madrid no se descompuso, logró llegar a los últimos diez minutos por delante. Todo apuntaba a que el título se decidiría por pequeños detalles y así fue. El balón no entró y el hispano montenegrino selló el nuevo triunfó culé desde la línea de 4,60, dando a su equipo su cuarta Copa del Rey de los últimos cinco años.

noticias de noticiasdenavarra