El Beti Onak, a la fase final

Las de Villava logran la clasificación en un partidazo

07.05.2022 | 21:29
Lindye Tchaptchet lanza a portería en el partido de ayer

Gurpea Beti Onak 33
Errece Almassora 19

GURPEA BETI ONAK Maitane Larrayoz, Adriana Mallo (2), Ainhoa García (2), Naiara Retegui, Marta Jaques (1), Lyndie Tchaptchet, Eider Hernández (5), Lucía Zamora (6), Nahia Legorburu, Leire Lasheras, Olaia Luzuriaga, Macarena Sans (4), Jaione Etxeberría (1), Aileen Ripa (4), Jennifer Rivero (2), Valeska Andrea (5).

ERRECE ALMASSORA Amparo Riaza, Laura Torca (1), Iluiana Alondra (2), Sofría Ballada (2), Valentina Cisneros (5), Raquel Romero (1), Abril Navarro, Yasmina El Haddar, Marina Seder, Ana Brenes (1), Andrea Rodríguez (2), Luciana Codesal, Carla Isach,Cristina Reolid (2), María Lázaro.

Marcador cada 5 minutos 3-1, 6-1, 9-1, 11-2, 12-4, 15-7 y 17-9, 21-12, 24-13, 28-16, 30-17 y 33-19.

Árbitros Adrián Valdés y Francisco Fernández.

Pabellón Hermanos Induráin.

El Gurpea Beti Onak certificó ayer su paso a la fase final de ascenso a la Liga Guerreras Iberdrola tras arrollar al Errece Almassora (33-19) en un encuentro que tuvo dominado de principio a fin y el buen resultado traído de la ida (23-29).

El conjunto de Villava disputará la fase final dentro de dos semanas con la condición de imbatidas esta temporada tras ganar los 28 encuentros. Las pupilas de Miguel Etxeberria quieren unirse al exclusivo club de equipos navarros, junto a Oberena e Itxako, que han pisado esa categoría. De esta manera se convertiría en el tercer equipo navarro de la historia en alcanzar la máxima categoría femenina.

Ambientazo en el Pabellón Hermanos Induráin para presenciar esta vuelta decisiva para las chicas de Villava. Los aficionados animaron con el corazón al equipo y lo llevaron en volandas todo el encuentro. Las jugadoras se sintieron el calor de su gente en todo momento, y ese apoyo resultó decisivo.

Las locales arrancaron con una receta infalible para sacudirse los nervios: portería, recuperaciones atrás y a la carrera. Para el minuto 15 cogieron una ventaja (9-1) que resultaría imposible de alcanzar. Las visitantes empezaron con muchos fallos tanto en defensa como en ataque, y terminaron pagando muy caro.
Con la abultada ventaja en el marcador, Nahia Legorburu, que era quien estaba marcando los ritmos en el conjunto local, tuvo claro que el objetivo era bajar el ritmo del partido, que nada se desmadrara para impedir que el rival pudiera correr. Sin embargo, en el último tramo de la primera mitad, el Beti Onak cometió errores, y los visitantes aprovecharon para maquillar el resultado apabullante.

Tras la vuelta de los vestuarios, el inicio de la segunda mitad se resumió en un intercambio de golpes. Ambos conjuntos impusieron un ritmo muy alto e igualado. Las visitantes querían luchar hasta el final sin bajar los brazos, mientras que las locales buscaban distanciarse todavía más en el marcador.
A pesar de que el Errece Almassora mejoró la cara en la segunda mitad, en ningún momento estuvo cerca de meter en apuros a un Beti Onak que le bastó con no bajar la guardia.

Fue una victoria coral, aunque al peso sobresalieron una Lucía Zamora desatada (la máxima anotadora con 6 tantos) y una Olaia Luzuriaga desatada con un gran número de paradas principalmente en la primera mitad.
Con esta victoria, el Gurpea Beti Onak cumplió uno de sus objetivos esta campaña y luchará por realizar un ascenso soñado

noticias de noticiasdenavarra