El Viaje al pasado de Irribarria

MANOMANISTA | El delantero de Arama recupera las sensaciones y deja fuera de la lucha por la txapela a Altuna, vigente campeón

09.02.2020 | 07:03
Irribarria golpea la pelota ante la mirada de Altuna.

Altuna III18

Irribarria22

Duración 52:23 minutos de juego.

Saques 5 saques de Altuna III (tantos 4, 5, 13, 14 y 16) y 2 de Irribarria.

Faltas de saque Ninguna.

Pelotazos 234 pelotazos a buena.

Tantos en juego 7 de Altuna III y 16 de Irribarria.

Errores 4 de Altuna III y 6 de Irribarria.

Marcador 1-1, 5-2, 6-9, 9-10, 10-11, 14-12, 15-12, 16-13, 17-20, 17-21, 18-21 y 18-22.

Apuestas Se cantaron posturas de salida de a la par.

Incidencias Partido correspondiente a los cuartos de final del Campeonato del Manomanista de la LEP.M disputado en el frontón Atano III de San Sebastián. Lleno. En el primer partido, Aranguren ganó a Ugalde (6-22).

Pamplona - Iker Irribarria llegó al Atano III con las dudas en el retrovisor. Su estreno en el Manomanista estuvo lejos de ser brillante. Venció a Víctor Esteban, pero estuvo muy lejos de convencer. Enfrente se encontró con Jokin Altuna, mal cliente para recuperar sensaciones y confianza. En la cabeza del delantero de Arama había un mensaje claro. Su deseo era hacer un viaje al pasado y reencontrarse con aquel pelotari dominador. Con ese manista capaz de destrozar los partidos con su poderoso golpe. Y en Donostia dio un paso de gigante hacia el colorado. Fue superior a Altuna en el intercambio de golpes y no se vino abajo cuando el amezketarra logró importantes tacadas gracias al disparo inicial. El aramarra mandó y supo sufrir, lo que le valió para cerrar el encuentro con un resultado de 18-22. El vigente campeón fue la víctima e Irribarria gana enteros a solo un paso de la final.

Fue un choque de estilos. El partido viajó por el camino esperado. Con los dos pelotaris a buen nivel, cada uno se agarró a sus armas. Irribarria apostó por el poder y Altuna trató de aguantar con enormes dosis de talento. El enredo del amezketarra apretó el partido y el saque fue su antídoto ante la diferencia de golpe. Pero Altuna necesitó la perfección y cada falló fue un castigo. Varios tantos en los que no estuvo acertado dieron vida a Irribarria y este con el viento a favor fue imposible de detener. Al delantero de Arama le faltó algo de valentía en pequeñas fases del encuentro, dar ese paso adelante para cambiar el ritmo del tanto y no dedicarse exclusivamente a defender. Fueron pequeños momentos de zozobra a los que se agarró Altuna. Ratos de descanso antes de que la lluvia de pelotazos volviera. El poder le ayudó a mandar, pero la agresividad de los últimos tantos fue lo que le dio el triunfo.

El arranque fue un mazazo para Irribarria. Consiguió el primer tanto y a continuación se bloqueó. Altuna lo bordó con el disparo inicial. La gran mayoría de sus saques llevaron mucho veneno y eso le creó pequeñas oportunidades. En ese escenario consiguió llegar al 5-1. Entonces un poderoso sotamano de Irribarria cambió el signo del tanto y del partido. El aramarra empezó a dominar. Los fantasmas del primer partido quedaron olvidados y las precipitaciones de antaño fueron borradas con un juego muy sólido. Pocos errores y riesgos los justos para encauzar el encuentro y que se jugara a su ritmo, al juego que le interesó. Golpes largos y dejar a Altuna muy alejado de su zona favorita de acción.

El amezketarra no tiró la toalla. Es el campeón y su orgullo salió a relucir. Su buena defensa de aire contrarrestó por momentos la diferencia de pegada y, como en todas sus fases buenas, el acierto con el saque le permitió sumar cartones. No hubo grandes diferencias en ningún momento y el resultado se abrazó varias veces, la última de ellas en el 16 iguales. Ahí, una tacada de cuatro tantos dio un importante colchón a Irribarria. Altuna vendió muy cara su piel, pero a la hora de la verdad no le tembló la mano al pegador de Arama y con un pelotazo final, no podía ser de otra manera, puso rumbo hacia las semifinales dejando fuera al defensor de la txapela.

Partido en pamplona Por otra parte, la jornada de los cuartos de final del Manomanista de Primera continúa hoy en Pamplona (17.45 horas). Joseba Ezkurdia debuta en el campeonato ante Erik Jaka. El delantero de Lizartza dejó muy buenas sensaciones en los partidos previos, con un gran número de victorias sumadas a su botín. Sin embargo, a la hora de la verdad tuvo serios problemas para derrotar a Iñaki Artola, en un choque que se le complicó en los tantos finales.