119 días después

MASTERS | El Labrit volvió a acoger un festival de mano en el que Altuna se lució y venció con Imaz

05.07.2020 | 02:11
Espectadores con mascarilla y manteniendo la distancia de seguridad, en el primer partido del Torneo Masters CaixaBank.

Elezkano II-Aretxabaleta 13

Altuna III-Imaz 22

Duración 55 minutos.

Saques Ninguno de Elezkano y 1 de Altuna.

Tantos en juego 7 de Elezkano, 1 de Aretxabaleta, 13 de Altuna y 2 de Imaz.

Errores 3 de Elezkano, 3 de Aretxabaleta, 3 de Altuna y 2 de Imaz.

Marcador 0-1, 0-2, 2-2, 2-3, 3-3, 3-10, 4-10, 8-10, 8-11, 8-12, 9-12, 9-13, 10-13, 10-16, 11-16, 11-16, 11-19, 12-19, 12-21, 13-21, 13-22.

Incidencias Partido correspondiente a la segunda jornada del Masters CaixaBank disputado en el frontón. Unos 280 espectadores. Abrieron el festival Darío-Ruiz ante Alberdi-Erasun, con victoria de los riojanos 22-10.


Fue el 7 de marzo la última vez que un festival de pelota mano pasó por el Labrit. Desde entonces, han pasado 119 días hasta que ayer volvieron los partidos al frontón pamplonés.

La pelota echaba de menos al Labrit y el Labrit echaba de menos la pelota. No fue el reestreno que los aficionados, pelotaris y empresas habrían deseado, pero la situación sanitaria no permitirá ver La Bombonera como la conocían todos hasta dentro de un tiempo. Ayer fueron unos 280 espectadores los que presenciaron el encuentro.

Pero sin duda, el otro protagonista ayer en el frontón fue Jokin Altuna. El inicio del delantero guipuzcoano demostró que se quedó con muchas ganas de jugar tras el partido suspendido en Eibar por la humedad. Y es que hizo trece tantos de los 22 de la pareja.

Desde el minuto uno, Altuna acaparó todo el juego. Prueba de ello, fueron los primeros tantos con empate a tres en el marcador. Altuna hizo los tres tantos de la pareja con un saque, una dejada al ancho y un gancho; y también cometió los tres errores con otros tantos remates fallidos.

A partir de ahí, el guipuzconao afinó más, sujetado por Imaz en los cuadros traseros, y los azules se escaparon en el marcador 3-10 –con un parcial de 7-0– con la gran mayoría de puntos logrados por el delantero.           

Tardaron en reaccionar los rojos, superados en el primer tramo por sus rivales. Elezkano no hacía el daño que sí lograba Altuna y Aretxabaleta se veía obligado a jugar entre el ocho y medio y el nueve ya que Imaz golpeaba a placer con muchísima potencia.

No obstante, consiguieron acortar distancias hasta llegar al 8-10. Altuna no acaparaba como al comienzo y los rojos lo aprovecharon. Fue en ese momento del encuentro cuando Elezkano se enchufó tras ser superado al principio por Altuna. El vizcaíno conectó buenos puntos, como un saque seguido de un preciso txoko.

Si bien, un fallo del delantero sacó de los momentáneos apuros a los azules. Acto seguido, Altuna volvió a lo suyo y con perfecto txoko alcanzaron el primer descanso con ventaja de cuatro tantos (8-12).

Después del parón, llegaron dos puntos mucho más peloteados que se encargaron de finalizar los delanteros de la misma manera, con un txoko, en primer lugar Elezkano (10-13) y luego Altuna (10-14).

Con el encuentro algo más igualado, Altuna e Imaz metieron una marcha más para distanciarse de manera definitiva. El delantero de Aspe activó el modo con el que inició el partido, logrando bonitos tantos. En los cuadros traseros, el zaguero de Oiartzun no paraba de dar largos pelotazos sometiendo a Aretxabaleta. Tal era la potencia que le imprimía a veces que en una de estas llegó al rebote y Aretxabaleta, a la vuelta, no pudo llevarla (11-18).

Con siete tantos abajo, Elezkano siguió peleando y así lo demostró con un tanto que logró tirándose en plancha para hacer una dejada al ancho (12-19). A la reacción del vizcaíno, le siguió un pelotazo de Imaz que Aretxabaleta entregó a Altuna y este lo convirtió en un gancho perfecto.

Al final, Altuna-Imaz vencieron en su redebut –tras el intento fallido de Eibar– en un Labrit que por fin acogió un festival, pero que presentaba una imagen bien distinta a lo que acostumbraba en la tarde de los sábados.