La nueva financiación local: un sólido apoyo para los pueblos

02.04.2022 | 00:01
Baztan, un valle en riesgo de despoblación. Foto: Ondikol

algunas ayudas

concedidas en 2021

Construcción de un frontón abierto en Lapoblación (60.000 euros).

Reforma de las piscinas de Mues (60.000 euros).

Adecuación de accesibilidad y reforma de las piscinas de Javier (60.000 euros).

Rehabilitación de una vivienda pública en alquiler en Urraúl Bajo (60.000 euros).

Adquisición de una vivienda por parte del Ayuntamiento de Guesálaz / Gesalatz (60.000 euros).

Reforma de la antigua vivienda de los maestros en Acedo (56.000 euros).

Construcción de un parque intergeneracional en Leache / Leatxe (33.000 euros).

Adecuación y mejora de un edificio municipal para usos culturales en Petilla de Aragón (41.000 euros).

Calefacción y equipamiento del edificio Iriartenea en Goizueta (60.000 euros).

Cualquier persona debe poder desarrollar su proyecto de vida en igualdad de oportunidades, independientemente de su lugar de residencia. Es decir, "igualdad de todos los ciudadanos y ciudadanas vivan donde vivan". Ésta es, sin lugar a dudas, una de las premisas del nuevo modelo de financiación municipal, recientemente aprobado en el Parlamento.

Navarra tenía, desde hace años, una asignatura pendiente con sus entidades locales: avanzar hacia un nuevo modelo de financiación municipal basado en tres pilares fundamentales, como son, la justicia territorial, la solidaridad territorial y la suficiencia financiera. El nuevo sistema va a permitir empezar a corregir las desigualdades territoriales. Se va a reforzar la financiación de los municipios pequeños y de aquellos en los que la dispersión es una característica dentro de su término municipal.

Este nuevo modelo de financiación municipal se define con tres adjetivos: justo, solidario y suficiente.

Es justo porque vincula una parte de la financiación a los servicios que prestan las Entidades Locales. También, porque supone la transición de un modelo que estaba únicamente centrado en Pamplona a través de la Carta de Capitalidad, a un modelo más global, que contempla la aportación de todos los municipios al desarrollo territorial de Navarra.

Es solidario, ya que refuerza la financiación de los municipios pequeños y de aquellos en los que la dispersión es una característica dentro de su término municipal, al establecer unos tramos fijos para cada uno de ellos.

Es suficiente porque este año las Entidades Locales van a disponer de 258 millones de euros para prestar y mejorar los servicios públicos municipales, es decir, 18 millones más que el año anterior. Se trata de la mayor cuantía consignada en el Presupuesto General del Gobierno de Navarra. Una cuantía que, además, se hará evolucionar a lo largo de los años con el IPC + 2, lo que aportará estabilidad a las Entidades Locales. Asimismo, dispondrán de otros 30 millones cada año para mejorar infraestructuras municipales a través del PIL.

En la práctica, el nuevo modelo se traduce en que, por ejemplo, los municipios más pequeños, los de menos de 500 habitantes, van a recibir este año 15 millones de euros, lo que supone 2,2 millones más que el año pasado. Este incremento les va a permitir mejorar servicios públicos municipales y, por consiguiente, las condiciones de vida de sus ciudadanos y ciudadanas, una cuestión nuclear en la lucha contra la despoblación.

Avanzar en la construcción de esa ansiada Navarra, más equilibrada y más cohesionada, sólo es posible transitando hacia este nuevo modelo de financiación municipal.

mejorar la movilidad en municipios pequeños

El transporte y la mejora de la movilidad son un factor determinante en la lucha contra la despoblación. Por ello, una de las premisas del Plan Integral de Transporte Interurbano de Viajeros de Navarra (PITNA) es la mejora de la conectividad de todo el territorio con las localidades en las que se encuentran los servicios de interés general para la población, implantando el servicio de transporte público en poblaciones que nunca lo han tenido y mejorando la frecuencia de conexión de las localidades de la zona con la cabecera de Comarca y con Pamplona. También, mejorando la accesibilidad de la población al servicio de transporte interurbano en todo el territorio y la conectividad de todo el territorio con las localidades en las que se encuentran los servicios de interés general (educativos, sanitarios, administrativos, trabajo, ocio, etc.). Para ello, se han diseñado servicios de transporte a la demanda en ámbitos rurales, prestados con vehículos turismo.

Sobre este aspecto, el departamento de Cohesión Territorial, a través de la Dirección General de Transportes y Movilidad Sostenible, trabaja en la renovación y modernización del sistema de Transporte Público Interurbano de Navarra con el fin de adaptarlo a las necesidades de movilidad de la población en el siglo XXI.

Infraestructuras viarias Las carreteras y su adecuado estado son esenciales como servicio público. Son un factor determinante en la lucha contra la despoblación. Por este motivo el departamento de Cohesión Territorial, a través de la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras, ha puesto en marcha una serie de actuaciones, entre las que cabe destacar la inclusión de 48 nuevos tramos de carreteras en el catálogo oficial de la Red de Carreteras de Navarra, de los que en torno al 70% se encuentran en zonas de riesgo en despoblación. También, mejoras y renovación del firme, con una inversión de 4 millones de euros, en 24 carreteras situadas en áreas en riesgo de despoblación. Las actuaciones se han llevado a cabo en 2021 en carreteras situadas en las zonas de Tierra Estella, Tafalla, Aoiz e Irurtzun. Por primera vez se ha introducido este criterio, el de estar situadas en zonas en riesgo de despoblación, para establecer las actuaciones de refuerzo de firmes a realizar y dotar así de infraestructuras viarias adecuadas a los municipios navarros que se encuentran en retroceso demográfico.

 

Prácticas educativas Abordar con éxito el reto de la despoblación pasa por lograr el arraigo de jóvenes a zonas rurales. Para alcanzar este objetivo y generar en la sociedad conciencia del medio rural y de sus posibilidades, diversas iniciativas ofrecen prácticas a estudiantes universitarios en localidades en riesgo de despoblación, con el fin de contribuir al reequilibrio territorial. Un ejemplo es el programa de Erasmus Rural "Raíces/Sustraiak" organizado por la Direccion General de Administración Local y Despoblación y la UPNA, que permitirá este año que 28 jóvenes puedan realizar prácticas formativas de cuatromeses en entidades públicas o privadas de menos de 250 trabajadores, localizadas en municipios afectados por la despoblación. En 2021, en la primera edición de este programa, nueve jóvenes completaron sus prácticas en localidades en riesgo de despoblación como Allo, Barbarin, Berbinzana, Dicastillo, Lumbier, Mendaza, Villanueva de Arce, Valle del Yerri, y Yesa.

Otra iniciativa a destacar es el proyecto europeo Kinesis, que permitirá que estudiantes procedentes de Italia, Alemania, Países Bajos o Estonia realicen prácticas en localidades navarras afectadas por la despoblación. Está acción se desarrolla a través del Observatorio de la Realidad Social, en el que también participa el Instituto de Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra.

Las prácticas tendrán una duración máxima de seis meses y se llevarán a cabo en los municipios de Aibar, Javier, Liédena, Rocaforte, Sangüesa / Zangoza, Yesa, Petilla de Aragón, Fitero y Cáseda.

 

Innovación social y emprendimiento Las zonas rurales, además de ofrecer multitud de oportunidades para desarrollar un proyecto de vida, constituyen una parte fundamental para el desarrollo de Navarra.

Cabe destacadar como experiencia de emprendimiento en el mundo rural el Programa Comunal, puesto en marcha desde 2020, que ha permitido establecer tres ecosistemas de innovación en la comarca de Sangüesa, la zona de Allo, la de Falces y el Valle de Aragón que fomentan modelos de negocio innovadores que ayudan a fijar población en zonas en retroceso demográfico.

El programa, impulsado por el Gobierno de Navarra y El Hueco, promueve la creación de espacios colaborativos de coworking, un proceso tutorizado y mentorizado de incubación de proyectos de emprendimiento, la creación de nuevas empresas sociales y la posterior evaluación de su actividad. Desde su inicio ha permitido desarrollar siete proyectos y nueve prototipos de emprendimiento.

Además, al objeto de fomentar el emprendimiento en el medio rural, el departamento de Cohesión Territorial ha puesto en marcha una campaña, que bajo el título "Emprende tu sueño, pueblos con futuro" pone en valor las experiencias de en pequeñas localidades como Aberin, Aizarotz (Basaburua), Falces y Zábal / Zabal (Valle de Yerri / Deierri).

 

71 propuestas En la lucha contra la despoblación resulta fundamental garantizar que las comunidades rurales sean escuchadas y que se tenga en cuenta su bienestar a la hora de formular normativas, políticas y elaborar presupuestos. En definitiva, se debe legislar para los pueblos y las ciudades.

Por este motivo, el Gobierno de Navarra ha llevado a cabo un proyecto, pionero a nivel estatal, para desarrollar un mecanismo Rural de Garantía e identificar y proponer modificaciones en la legislación actual que impulsen el desarrollo de las zonas rurales.

Las conclusiones se concretan en 71 propuestas, definidas por 100 personas (G100), 50 mujeres y 50 hombres, expertas en diferentes ámbitos, para conseguir una legislación que incluya la perspectiva rural. Entre las propuestas destaca la puesta en marcha de programas y planes de envejecimiento activo, la necesidad de impulsar acciones en materia de vivienda que promueva la rehabilitación y el alquiler, la de legislar para construir una formación profesional estratégica acorde con el territorio, así como la creación de ecosistemas de innovación y emprendimiento, entre otras.

Las propuestas incluyen también la modificación de las leyes fiscales con la posibilidad de modular la aplicación de las figuras tributarias para los agentes económicos que estén arraigados o aspiren a arraigarse en territorios rurales.

 

inversiones Todos los municipios, ya sean grandes o pequeños, necesitan disponer de unas adecuadas infraestructuras municipales para dar servicio a su ciudadanía. No hay que olvidar, además, que las entidades locales son la administración más cercana al ciudadano.

Por este motivo, en 2021 el departamento de Cohesión Territorial ha concedido ayudas por valor de 1,2 millones de euros a 30 localidades en riesgo de despoblación para proyectos de construcción o mejora de infraestructuras dotacionales de uso social, administrativo, cultural, deportivo, recreativo y turístico; y la adquisición y/o reforma de viviendas que se destinen al alquiler.

noticias de noticiasdenavarra