Iberdrola y Caja Rural invierten más de 100 millones en un complejo eólico en Cadreita y Valtierra

Promueven cuatro parques con 111 megavatios que incrementan de golpe un 10% la potencia eólica en Navarra

Se prevé su puesta en marcha para 2020 y la energía se venderá a empresas

08.02.2020 | 15:53
Parque eólico en la Ribera de Navarra.

Promueven cuatro parques con 111 megavatios que incrementan de golpe un 10% la potencia eólica en Navarra

pamplona - Iberdrola y Caja Rural de Navarra darán forma en Cadreita y Valtierra a una los mayores complejos eólicos de Navarra. Las dos compañías promueven de manera conjunta y al 50% cuatro parques equipados con tecnología puntera y con una potencia de 111 megavatios. Este megaproyecto, uno de los más importantes de cuantos se han anunciado en España en los últimos años, incrementará de golpe en torno a un 10% la potencia eólica instalada en Navarra.

La inversión conjunta supera los 100 millones de euros y tendrá además un efecto en el empleo en Navarra. Y no solo durante las labores de acondicionamiento del parque y en la instalación de los 32 aerogeneradores. Estos se fabricarán en las plantas que Siemens-Gamesa tiene en Aoiz, donde se dará forma a las palas, y en Ágreda (Soria), donde se fabrican las nacelles.

Estos 96 aerogeneradores (SG 3,4-132) poseen 3,4 megavatios (MW) de potencia unitaria, los mayores utilizados hasta ahora en un parque eólico terrestre en España. Con una longitud de pala de 64,5 m y un diámetro de rotor de 132 m, "el modelo es óptimo para emplazamientos de vientos medios y altos", explicaba Iberdrola en un comunicado. Las mismas fuentes señalaban que la construcción se iniciará en los próximos meses y está prevista su entrada en operación en 2020. "El complejo eólico generará energía suficiente para abastecer a 46.500 hogares/año y, al tratarse de energía renovable, permitirán evitar la emisión de 84.000 toneladas de CO2 al año", explicaba la empresa eléctrica.

Navarra, que cuenta en estos momentos con algo más de 1.000 megavatios eólicos en funcionamiento, tiene capacidad para duplicar esta potencia durante la próxima década, tal y como se recoge en su planificación energética. De hecho, en octubre el Gobierno ya aprobó el Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal Proyecto Eólico de Navarra, que contemplaba la creación de cuatro parques eólicos en los términos de Berbinzana, Larraga, Lerín, Miranda de Arga y Oteiza (102 megavatios).

Cavar, tal y como se ha denominado la iniciativa, es el primer proyecto eólico que Iberdrola desarrolla en España cuya generación de energía será vendida a empresas, a través de contratos bilaterales a largo plazo. La compañía ha firmado durante el año acuerdos de compraventa de energía a largo plazo (PPA) en España con Kutxabank, Euskaltel y Uvesco, asociados al proyecto fotovoltaico Núñez de Balboa, que construye en Extremadura. Asimismo, desarrolla esta fórmula desde hace años en Estados Unidos y México.

Con la promoción del complejo Cavar, Iberdrola destacó que "refuerza su apuesta por las renovables en España, donde iniciará 700 MW de proyectos eólicos y fotovoltaicos este año, y su liderazgo como promotor eólico, con una potencia instalada de más de 5.700 MW. Estos se sumarán a los más de 2.000 MW renovables (eólicos, fotovoltaicos e hidroeléctricos) proyectados por el grupo en el mundo en 2019. En la actualidad, la capacidad renovable instalada de Iberdrola, eólica e hidroeléctrica principalmente, se eleva a más de 15.800 MW en España y es de más de 29.500 MW en todo el mundo.