Sarría amplía de 2 a 4 los vicepresidentes para dar “más visibilidad” a la patronal

El reelegido presidente defiende la formación dual
Dice que el delegado de prevención puede recuperarse en 2019
Trabajará en la promoción de la mujer en la alta dirección
En su comité de 20 miembros, hay 4 mujeres

08.02.2020 | 17:15
José Antonio Sarría se dirige al atril del salón de actos de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), entre los aplausos de los asistentes.

El reelegido presidente defiende la formación dual. Dice que el delegado de prevención puede recuperarse en 2019. Trabajará en la promoción de la mujer en la alta dirección. En su comité de 20 miembros, hay 4 mujeres.

pamplona - José Antonio Sarría fue elegido ayer por "aclamación" presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN). En un acto breve, que apenas duró 40 minutos, pronunció un discurso de 19 páginas. Desde el atril solo habló él, ya que el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, envió su felicitación por vídeo, al estar en México; y el vicepresidente Manu Ayerdi no intervino.

Sarría continúa, entre otros motivos, porque no había sucesor. A pesar de que ya manifestó su deseo de solo cubrir dos mandatos, comienza su tercera legislatura. Igual por eso, Sarría anunció la ampliación de dos a cuatro los vicepresidentes por primera vez desde que él está al frente de la CEN. "Nuestra fuerza es nuestro número y unión. El Comité Ejecutivo contará con cuatro vicepresidentes para dar mayor visibilidad y fortaleza a la organización", dijo. Así, asegura un mayor reparto de tareas y compromisos. El anterior comité disponía de dos vicepresidentes: José Antonio Olangua, de Anem, y Roberto Elizalde, de la Asociación Independiente Interempresarial. En esta legislatura, José Manuel Piquer sustituye a Elizalde, y se estrenan, Juan Miguel Sucunza y María José Ballarín, ambos de la Intersectorial de Empresarios. El Comité se completa con 16 vocales. En la foto faltaron Sucunza; Berta Anaut (Zona Media); Miguel Cabodevilla (Comerciantes); Guillermo Erice (Merindad Estella); Juan Erro (Apmen), Francisco López de Alda (Sakana), Mª Victoria Vidaurre (Amedna) y Marta Virto (Alinar). Sarría estructuró su discurso en un análisis del PIB nacional y local; crítica a la política fiscal del Gobierno foral; toque de atención a la clase política en general; resumen de su última legislatura y retos para la próxima.

Destacó que Navarra crecerá un 2,7% en 2019, en línea con "la prevista desaceleración en el contexto europeo". Un dato que calificó de "magnífico"; y puntualizó que se espera que "el desempleo baje del 9%", con la industria como motor. Señaló que la previsión de recaudación del Gobierno de Navarra es "excesiva" y que no se debe seguir aumentado la deuda, censuró el descenso del presupuesto en el departamento de Desarrollo Económico y dijo que le consta que los "patrimonios" se están marchando de Navarra. Entre sus objetivos, abogó por la formación dual, el apoyo a los emprendedores, la mejora de la competitividad, la presentación del programa Promociona de la CEOE para mujeres que ocupan funciones de dirección en las empresas, y el fomento de la prevención de riesgos con la recuperación este año de la figura del delegado de prevención con un acuerdo intersectorial entre sindicatos -el se refirió a UGT y CCOO- y patronal, con el apoyo financiero del Gobierno. Y anunció que entregará a los partidos sus propuestas para que se tengan en cuenta al confeccionar los programas electorales. En general, "en política se necesitan buenos gestores. La ciudadanía está cansada de que los políticos solo hablen mal de sus adversarios y de lo bien que lo hacen o lo harían en el poder", concluyó.