El 19 de abril finaliza el plazo para presentar proyectos a la IV edición de Orizont

09.02.2020 | 02:10

PAMPLONA. El próximo 19 de abril finaliza el plazo de inscripción para formar parte en la IV edición de Orizont. Ya son 136 los proyectos agroalimentarios interesados en participar en esta nueva convocatoria de la aceleradora especializada de la Sociedad de Desarrollo de Navarra (Sodena).

Se trata de una iniciativa que ayuda a impulsar proyectos de base tecnológica. "Durante el proceso de aceleración los participantes pueden recibir formación intensiva, mentorización a través de expertos en el sector y tutorización para potenciar el desarrollo de su startup", ha informado el proyecto Orizont en una nota con la que busca resolver las posibles dudas para quienes quieran participar en el programa.

Orizont busca para formar parte de su programa de aceleración "aquellas iniciativas de mejora en cualquier parte de la cadena de valor y avances tecnológicos aplicados a la agroalimentación; proyectos innovadores y con alto potencial de crecimiento; que procedan tanto de Navarra como del resto de España y del extranjero; y que tengan vocación de permanencia en la Comunidad foral para consolidar su tejido empresarial".

El programa entrega a cada uno de los proyectos un apoyo económico de hasta 110.000 euros divididos en dos partes, la primera son 20.000 euros en capital a cambio de una participación de Sodena del 9% del accionariado y la segunda 80.000 euros en préstamo participativo. Por último, también están disponibles 9.000 euros en servicios de consultoría o asesoría, a elección del emprendedor.

Además, Orizont incluye la adhesión como socios de pleno derecho del Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA) durante un año.

Asimismo, los participantes en el programa contarán con el asesoramiento de mentores expertos y especializados en el sector. A todo esto, hay que sumar el apoyo de importantes agentes de colaboración, centros de investigación, universidades y relevantes compañías del sector.

Los proyectos deberán comprometerse a permanecer con su actividad en Navarra durante dos años desde la finalización del proceso de aceleración o durante la participación de Sodena en su accionariado.