Los sindicatos piden recuperar los derechos de los trabajadores

09.02.2020 | 06:42
Manifestación de CGT, CNT, ESK, STEE y Solidari.

PAMPLONA.- Los sindicatos navarros han celebrado este Primero de Mayo, Día del Trabajo, con diferentes movilizaciones en Pamplona, en las que han reivindicado cuestiones como la recuperación de los derechos perdidos por los trabajadores, la lucha contra la precariedad o unas condiciones laborales dignas.

Sindicalistas de CCOO y UGT se han concentrado a mediodía ante el edificio en el que comparten sede en Pamplona y media hora más tarde han salido en manifestación bajo el lema "+ derechos + igualdad + cohesión. Primero las personas".

La manifestación, encabezada por los secretarios generales de CCOO y UGT de Navarra, Chechu Rodríguez y Jesús Santos, respectivamente, ha terminado ante la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN).

Jesús Santos, de UGT, ha comentado a los periodistas que las personas son la prioridad de ambos sindicatos en este Primero de Mayo, en el que reivindican "más derechos, más igualdad".

Santos ha recordado que este primero de Mayo se celebra entre dos citas electorales y en una de ellas, la del 28 de abril, "los trabajadores ya hablaron y dieron un mensaje muy claro de un giro hacia la izquierda".

"Nosotros lo que decimos es que ya vale", porque, tras los recortes, "hemos tenido unos años de bonanza económica y esto no ha repercutido en los trabajadores, por lo tanto lo que pedimos es más derechos, la recuperación de derechos que se quitaron en la crisis", ha subrayado.

Por su parte, Chechu Rodríguez ha comentado que las reivindicaciones de este Primero de Mayo también son de carácter político, debido a la cercanía de las elecciones del 26 de mayo y "viendo el resultado del proceso electoral del domingo pasado".

"Reivindicamos un Gobierno de progreso, un Gobierno estable y un Gobierno de izquierdas", ha manifestado Rodríguez, quien ha abogado por que "los derechos de los trabajadores y la cohesión social vuelvan al sitio de donde partimos antes de la crisis".

"Volvamos a recuperar derechos, volvamos a recuperar igualdad, volvamos a recuperar cohesión social, en definitiva", ha concluido.

La lucha del "sindicalismo de contrapoder" contra la precariedad laboral y social es la prioridad de LAB en este Primero de Mayo, ha afirmado en Pamplona la secretaria general del sindicato abertzale, Garbiñe Aranburu.

Antes del inicio de una manifestación de LAB desde la Plaza del Castillo de Pamplona, Aranburu ha señalado a los medios de comunicación que el reto principal del sindicalismo es ofrecer una respuesta integral a los problemas de toda índole que genera la precarización.

Bajo el lema "Lan, bizi, herri duina/Trabajo, vida y pueblo digno", LAB ha celebrado en Pamplona un Primero de Mayo en el que varias columnas de trabajadores y colectivos sociales han partido de diferentes puntos de la ciudad para confluir en la Plaza del Castillo.

Aranburu ha asegurado que este Primero de Mayo es "un día para reforzar la lucha de la clase trabajadora" y, para ello, "el sindicalismo de contrapoder, el sindicalismo abertzale tiene que tener una oferta y una estrategia sindical integral para la transformación y para el proceso de cambio político que necesita este país".

En ese contexto, ha dicho, "el sindicalismo de contrapoder tiene dos retos principales, por un lado seguir activando luchas en los centros de trabajo, con huelgas también en muchos casos, pero por otro lado tiene que ser capaz de ofrecer la posibilidad de dar una respuesta más general a todo el proceso de precarización que estamos padeciendo".

ELA ha salido a las calles este Primero de Mayo bajo el lema "Nuestras vidas frente al capital" con el objetivo de reivindicar unas condiciones dignas para la clase trabajadora, combatiendo "el auge de la extrema derecha" y "el aumento de la precariedad en los centros de trabajo".

Así lo ha afirmado a los medios de comunicación el coordinador de ELA en Navarra, Imanol Pascual, minutos antes de la manifestación que ha partido de la Plaza de la Cruz de Pamplona. Según ha trasladado, la mejor forma de combatir el auge de la extrema derecha es "la identidad colectiva y la solidaridad de clase".

"Es importante que las y los trabajadores identifiquen bien cuáles son los enemigos de la clase trabajadora, que no son ni los pobres ni la gente que llega en patera, sino los que fabrican bombas y los que bombardean el Polígono de tiro de Las Bardenas", ha indicado.

También ha apostado por hacer frente a la precariedad en los centros de trabajo a través de la huelga, "organizando centro por centro a los trabajadores y trabajadoras".