ELA busca renovar mayoría en Siemens Gamesa para reforzar su influencia

La plantilla de la firma eólica elige el martes un comité de 21 miembros

09.02.2020 | 14:56
Arturo González, de la sección sindical de ELA en Siemens Gamesa.

Pamplona - En una empresa cuyos centros de decisión se alejan cada vez más, los trabajadores eligen la semana que viene a su representación sindical. Buena parte de la plantilla de Siemens Gamesa, en concreto la que se encuadra en la empresa SGRE GIT (896 trabajadores) escoge el 18 de junio a sus 21 representantes, uno de los comités industriales más grandes de Navarra, solo superado con claridad por Volkswagen.

"Nuestro objetivo es renovar mayoría", explica Arturo González, de la sección sindical de ELA en la empresa de aerogeneradores, adquirida por Siemens e inmersa ahora en un cambio societario -la multinacional ha decidido agrupar todos los activos energéticos en una compañía con 80.000 trabajadores en todo el mundo- que genera incertidumbres. En la actualidad, ELA cuenta con 9 de los 17 delegados y ha presentado una lista con 70 nombres en una demostración de respaldo que ahora quieren confirmar en las urnas. "Un resultado contundente sería un toque de atención, enviaríamos el mensaje de si quieren hacer cualquier cosa nos tienen que tener en cuenta".

Y el horizonte es complejo. Porque los planes de Siemens Gamesa para su división energética pasan por ir dando entrada a nuevo capital en la sociedad recién creada. Un proceso que puede incluir reestructuraciones y sobre el que alertan todos los sindicatos con representación en la plantilla de Siemens Gamesa en Navarra. Además de los nueve delegados de ELA, en el comité UGT cuenta con cinco delegados y CCOO tiene tres. Una situación muy diferente a la de hace ocho años, cuando ELA apenas sumaba el 23% de los votos: hoy se encuentra en el 55%.

De hecho, Porque nos conoces es el lema de la campaña de ELA, que firmó el último convenio de la empresa y que defiende un sindicalismo "cercano" a la plantilla y con "autonomía". "Creemos que esto nos diferencia del resto", explica Arturo González, quien recuerda que el peso de ELA, obtenido ya hace cuatro años, sirvió durante el último ERE para que "todas las salidas fuesen voluntarias". "Nunca consentiríamos que intereses ajenos a los de la plantilla, vengan de donde vengan, determinen nuestras posturas", señala la sección sindical. "El respaldo de la gente -explica Arturo González- nos da capacidad para presionar y tener influencia, presencia en esos foros más amplios en los que se toman las decisiones".

Con cerca de 1.600 trabajadores en Navarra, Siemens Gamesa mantiene su peso en Navarra, con los centros de ingeniería de Sarriguren, el almacén logístico de Arazuri, con unos 80 trabajadores y los más de 200 de Aoiz, donde se fabrican palas para aerogeneradores. Desde la compra por parte de Siemens, la empresa ha internalizado además a casi 200 personas, por lo que el censo electoral crece respecto a hace cuatro años. El comité pasa de 17 a 21 delegados.

En este escenario, y además de la defensa del empleo ante una posible reestructuración, ELA plantea algunos retos con vistas a la acción sindical de los próximos años. Uno de los más relevantes es la inclusión de elementos objetivos que regulen la trayectoria profesional, de tal manera que la antigüedad en la empresa sea uno de ellos. "Ya conseguimos, por ejemplo, que el tiempo pasado en subcontratas compute en la evolución profesional", explicó González.