Volkswagen, cada vez más cerca de adjudicar el tercer modelo a la planta de Landaben

El vehículo es un CUV, entre el Polo y T-Cross
La dirección quiere aumentar la producción diaria de 1.408 a 1.438 unidades
La asignación depende de un acuerdo con el comité
Esta decisión abre la puerta al eléctrico

09.02.2020 | 16:42
La campa de Volkswagen con los todocaminos T-Cross.

El vehículo es un CUV, entre el Polo y T-Cross - La asignación depende de un acuerdo con el comité.

pamplona - Volkswagen está a punto de asignar el tercer modelo a la planta de Landaben: un CUV, vehículo que se sitúa entre el utilitario Polo y el todocamino T-Cross. Sin embargo, la multinacional exige una subida de producción y de productividad -el número de vehículos que fabrica un trabajador cada año-. La compañía, previsiblemente, ha calculado incrementar las unidades diarias en 30 coches, de 1.408 a 1.438. Sin embargo, estas medidas tendrían que pasar por un acuerdo con el comité de empresa, compuesto por UGT, CCOO, ELA, LAB, CGT y CCP.

La dirección de Volkswagen Navarra envió ayer a los medios de comunicación una breve nota en la que anunciaba que hoy iba a convocar a la parte social "para informar sobre el estado en el que se encuentra la posible adjudicación de un tercer modelo a la planta navarra", tras la reunión del martes 18 en Wolfsburg (Alemania) entre representantes del comité ejecutivo -el presidente de Volkswagen Navarra, Emilio Sáenz, y la directora de Recursos Humanos de la planta, Kerstin Scholz-, del comité -su presidente, Alfredo Morales, de UGT, y Eugenio Duque, de CCOO- y miembros de la dirección del Grupo VW -Andreas Tostmann, miembro del comité ejecutivo de Volkswagen, y Gunnar Kilian, el director de Recursos Humanos del grupo-.

La dinámica para asignar este tercer modelo será semejante a la realizada para el SUV: establecer un acuerdo con el comité en el que se requiera un esfuerzo a la plantilla. Esas medidas pasarían por incrementar la productividad.

En octubre del año pasado este periódico ya adelantó que la fábrica había dado el primer paso para atraer la adjudicación de este coche. El CUV, siglas que se corresponden con Crossover Utility Vehicle, representa un nuevo subsegmento que incorpora características de los todocaminos. Un vehículo, quizá, con cifras de producción más cortas, pero también algo más sofisticado que el SUV. La producción que se adjudicaría a cada modelo en Landaben -Polo, T-Cross y CUV- dependería de las tendencias del mercado, pero disminuiría la fabricación de Polos, en favor de los otros dos. El CUV comenzaría a producirse en cadena a partir de 2021, como comunicaron UGT y CCOO al resto de sindicatos en diciembre de 2018 después de asistir al Comité Mundial.

la reunión en alemania del día 18 El presidente del comité, Alfredo Morales (UGT), y el secretario general de la sección sindical de CCOO en la factoría, Eugenio Duque, mantuvieron ayer un encuentro con el resto de representantes sindicales, ELA, LAB, CGT y CCP, en la que explicaron la reunión a la que asistieron en Alemania. Morales especificó que "los miembros de VW abordaron el mix de producción del T-Cross y del Polo", que evidencia una disminución de la demanda de este utilitario en el plazo de unos cinco años, motivo por el que es necesario trabajar otra vez para que el grupo adjudique a la planta navarra un nuevo modelo, que cubra la posible futura caída del Polo".

Tanto Morales como Duque coincidieron en indicar que los representantes de la compañía germana confirmaron que la fábrica navarra se posiciona como "una de las candidatas para producir este nuevo modelo". Sin embargo, para ello va a ser necesario llegar a un acuerdo entre la dirección y la parte social, como ocurrió con el T-Cross. En el encuentro que ha convocado hoy la dirección, se avanzarán las medidas que pretende aplicar la empresa a la plantilla para que esta asignación se posibilite.

Actualmente, la fabrica de Landaben supera los 5.000 trabajadores -entre fijos y eventuales- y la asignación de este modelo supone el mantenimiento de puestos de trabajo si el grupo pronostica un descenso de los utilitarios como el Polo, e incluso, la generación de nueva ocupación. "Nuestra prioridad es el empleo", adelantó Alfredo Morales (UGT). "En cada acuerdo que pactamos con la dirección intentamos lograr el máximo número de indefinidos. Seguimos siendo una fábrica competitiva", manifestó Eugenio Duque (CCOO).

el aviso de tostmann El responsable de Producción y Logística de la marca Volkswagen y miembro de su comité ejecutivo, Andreas Tostmann, adelantó en su visita a Navarra el pasado 19 de febrero que la rúbrica de un convenio de larga duración iba a favorecer la asignación de un tercer modelo a la factoría de Landaben. Una semana después UGT, CCOO y Confederación de Cuadros y Profesionales (CCP) rubricaron un convenio para cinco años. Sin embargo, en la reunión de calendario de ayer, la dirección señaló a la parte social que hoy va a informar sobre qué debe hacer la planta para obtener esa adjudicación.

Igor Peñalver (ELA) manifestó que su sindicato va a esperar "a la propuesta de la empresa para valorar cómo repercute en la plantilla esta decisión". Raúl Portillo (LAB) recordó que este año se renovó el convenio, pero que parece que la flexibilidad recogida en el documento "no va a bastar". Óscar Añorbe (CGT) reiteró que "el acuerdo del segundo modelo contemplaba un plan industrial para un periodo de entre 10 y 15 años, y que solo han pasado 3, y que se va a volver a pedir esfuerzos a los trabajadores". Iñaki Coscolín (CCP) intuía que "la dirección va a aprovechar la coyuntura actual para señalar que hacen falta más coches para la fábrica; y, con ello, asignar el tercer modelo".

un pacto "inmediato" Tanto Alfredo Morales como Eugenio Duque coincidieron en señalar que VW quiere que se alcance un acuerdo de manera "inmediata", ya que la decisión de asignar el tercer modelo va a ser "en breve". UGT y CCOO defendieron el convenio colectivo firmado en marzo. "No pretendemos crear un estrés innecesario en la plantilla con las medidas que nos vaya a proponer la dirección", dijo Morales. "Vamos a luchar por el empleo fijo y de calidad, y vamos a intentar ampliar el número de indefinidos acordado en el convenio -en 2019 se pactó hacer 200 en VW-", dijo Duque.

UN CUV QUE PUEDE ser eléctrico El nuevo vehículo que podría fabricarse en Landaben también tiene la posibilidad de llegar a ser eléctrico, en línea con la estrategia que ha lanzado VW sobre la electromovilidad. El presidente del comité, Alfredo Morales, reiteró que la parte social "debe mostrar su disposición a traer el tercer modelo, ya que se considera un producto que puede servir de trampolín hacia el futuro coche eléctrico". Eugenio Duque (CCOO) remarcó que si llega el CUV, "la planta de Landaben estará en la punta del iceberg del coche eléctrico". Morales concluyó diciendo que "el tercer modelo va a ayudar a afianzar el futuro y, con ello, la fábrica y el empleo. Las determinaciones que se tomen hoy tendrán mucha trascendencia en un futuro próximo".

paros de ela, lab y cgt Por su parte, hoy los sindicatos ELA, LAB y CGT han convocado tres horas de paro por turno para protestar que la dirección de VW ha despedido este mes a dos trabajadores por ineptitud sobrevenida según el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores. Estas centrales también han convocado asambleas para abordar este tema.