Navarra crece el doble que la media impulsada por el gasto de las familias

La economía desacelera con suavidad hasta junio y avanza ocho décimas en tres meses y un 2,8% en un año

10.02.2020 | 05:07
Un grupo de personas observa un escaparate en Itaroa.

Pamplona - La economía navarra creció ocho décimas entre abril y junio, el doble que la media española, impulsada por diversos motores. El más potente de todos sigue siendo el consumo de las familias, que crece un 2,4% en el último año pero emite ya algunas señales claras de desaceleración. Hace solo un año avanzaba a un ritmo del 3% y su tendencia marca la evolución de un PIB que, en cualquier caso, muestra un comportamiento todavía robusto.

El gasto de los hogares, que aporta 1,5 puntos para un crecimiento interanual del 2,8%, frente a un 2% de media española, mantuvo en Navarra un perfil todavía dinámico, a pesar de los descensos que se aprecian en algunos indicadores clave. Desciende, por ejemplo, la compra de vehículos. Y se modera también la adquisición de viviendas, las dos grandes inversiones que suele afrontar una familia a lo largo de su vida. Pero el resto de componentes del gasto mostraron hasta junio un comportamiento positivo, que se ha ido moderando a lo largo del verano. El Índice de Comercio al por Menor registró en agosto la mayor caída del último año.

Al gasto de las familias se unió en el segundo trimestre el de las Administraciones Públicas, que en pleno periodo electoral elevó su gasto un 3,5% interanual, 1,3 puntos por encima de la media española. Su aportación al agregado, de seis décimas, supera incluso a la que registra la inversión, que alcanza el medio punto. Lastrado quizá por una incertidumbre que está lejos de disiparse, este componente es el que se frena de forma más clara. Y pasa de crecer un 2,3% a avanzar apenas un 1,9% en el último año.

Con todo ello, la demanda interna es la responsable del 85% del crecimiento económico del último año, al aportar 2,4 puntos al total. El resto depende de una demanda externa que, en el caso de Navarra, seguramente muestra en el próximo trimestre un cierto perfil contracíclico. En el segundo, añadió cuatro décimas al crecimiento, gracias a un suave incremento del 1,2% en las exportaciones y al 0,6% en el que aumentaron las importaciones.

El análisis desde el punto de vista de la oferta deja unos resultados coherentes, como no puede ser de otra manera. Mientras la industria frenó su crecimiento hasta el 1,3% interanual, la construcción registra su mejor dato de los últimos tiempos, con un avance interanual del 3,5%. Y son los servicios los que muestran un perfil de mayor crecimiento, con un avance del 3,8% en el caso de aquellos que se encuentran enfocados al mercado -dos décimas menos que el trimestre anterior- y del 3,4% en el caso de los servicios de no mercado.

las previsiones "Desde hace meses hemos venido advirtiendo de que en otoño se producirían una serie de eventos, retos e incertidumbres que tienen impacto sobre la economía", indicó ayer Nadia Calviño, ministra de Economía, al valorar el crecimiento de apenas cuatro décimas que registró la economía española.

Con estos datos, tanto el Gobierno de Navarra como el central son partidarios de mantener las respectivas previsiones de crecimiento, con algún mínimo retoque a la baja. En el caso de Navarra, el crecimiento previsto es del 2,7%, mientras que el de España rondaría el 2,2%. "Veremos si es necesario hacer algún ajuste técnico, pero en términos generales los distintos indicadores, los datos duros que estamos recibiendo sobre cómo está evolucionando la economía, están en línea con las previsiones que habíamos adelantado desde principios de año", aseguró Nadia Calviño.

"Ya veíamos desde principio de año que probablemente en el otoño se iban a conjugar un conjunto de circunstancias que generaban un entorno de incertidumbre", ha dicho la ministra, que ha incidido en "España está capeando mejor que otros países el actual entorno menos positivo internacional".

En el caso de España, el crecimiento intertrimestral fue de apenas cuatro décimas, una menos que en el pasado trimestre, si bien la composición de este crecimiento del 2% resulta diferente. Demanda interna y demanda externa se reparten al 50% su aportación al crecimiento, como consecuencia sobre todo de la desaceleración en los indicadores de consumo interno.

las cifras

2,6%

crece el empleo

La mejoría del empleo se ralentiza dos décimas respecto al trimestre anterior.

4,4%

remuneración

La creación de empleo y la subida salarial eleva un 4,4% la remuneración de los asalariados en el último año.