Bruselas gravará bienes importados de EEUU como respuesta a los aranceles de Trump a la UE

Asegura que las tasas de Washington, valoradas en 6.730 millones de euros y que entraron ayer en vigor, no le dejan más alternativa

10.02.2020 | 08:31

bruselas/washington - La Comisión Europea (CE) considera que la entrada en vigor ayer de los nuevos aranceles impuestos por Washington a productos agroalimentarios europeos, valorados en 7.500 millones de dólares (6.730 millones de euros), no le deja más alternativa que gravar también los bienes procedentes de Estados Unidos (EEUU).

La decisión estadounidense, que afecta sobre todo a España, Alemania, Francia y el Reino Unido, deriva de un fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que autoriza a Washington a aplicar sanciones a Europa por sus ayudas al grupo aeronáutico Airbus. "Lamentamos la elección que ha hecho EEUU de seguir adelante con los aranceles. Este paso no nos deja otra alternativa que seguir en su debido momento con nuestros propios aranceles por el caso Boeing, en el que Estados Unidos ha sido declarado culpable de vulnerar las normas de la OMC", explicó la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström.

La CE espera que la OMC emita un fallo similar contra el gigante norteamericano a principios del próximo año por sus ayudas a la aeronáutica Boeing, lo que autorizaría a Bruselas a imponer aranceles a productos estadounidenses como medida de compensación.

Malmström indicó que el Ejecutivo comunitario hará un seguimiento del impacto de esos aranceles, "especialmente en el sector de la agricultura", y recalcó que la institución está "comprometida con defender a las empresas, agricultores y consumidores europeos". "Imponer aranceles mutuamente no va en el interés de nadie a largo plazo. Infligirá daños muy significativos a una cadena de suministros altamente integrada en los sectores de la aviación en EEUU y en la UE (Unión Europea) y resultará en daños colaterales para muchos otros sectores que ya sufren bajo las actuales tensiones comerciales", apuntó la comisaria sueca. - Efe