Crecen las empresas en Navarra con más de 50 empleados hasta las 445

En 2015 Navarra registraba 403 compañías de este tamaño y quiere alcanzar las 500 en 2020 El territorio que tiene una industria sólida, presenta una menor tasa de paro
La Comunidad Foral trabaja en los retos de la Estrategia de Especialización Inteligente (S3) para 2020-2023

09.02.2020 | 06:15
Asistentes al comité de dirección de la S3 esta semana en Pamplona.

pamplona - Navarra registra ya 445 empresas con más de 50 empleados, de las que casi la mitad desarrollan su actividad en el sector industrial, según el cuadro de la Estrategia de Especialización Inteligente (S3), el modelo económico para Navarra con el horizonte de 2030. Este panel controla la evolución de diversos indicadores (véase las dos columnas de la izquierda). El año 2015 fue el punto de partida de la S3, en ese ejercicio la Comunidad Foral sumaba 403 empresas con más de 50 asalariados; y en este periodo hasta 2019, ha incrementado la cifra hasta las 445 compañías (20 más en servicios, 14 más en industria y ocho más en construcción), según el Directorio de Empresas de Nastat.

El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, reiteraba el pasado enero en su visita a Pamplona que un territorio con una industria consolidada ofrece menores tasas de paro. Una afirmación que prueba el informe del Observatorio de la Realidad Social/Errealitate Sozialaren Behatokia titulado Transformaciones del empleo en Navarra y principales focos de atención. Orientaciones para el Plan de Empleo. El estudio desvela que el 26,2% de los ocupados en la Comunidad Foral se detecta en el sector industrial y la tasa de paro se encuentra en el 8%, según una elaboración propia de este Observatorio con datos de la EPA, correspondientes a la media entre el primer y tercer trimestre de 2019. En cambio, como ejemplo, Extremadura o Andalucía, con un peso de la industria sobre la ocupación del 10,6% y 9,4% respectivamente, contabilizan unas tasas de paro del 20,9% y 21,3%, en este orden.

La industria es uno de los pilares para cualquier territorio porque aporta riqueza al PIB y más calidad y estabilidad en el empleo que otros sectores. Consciente de ello, el comité de dirección de la S3 se reunió a principios de semana para actualizar los retos estratégicos para 2020-2023. El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, presidió esta cita, junto al consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital, Juan Cruz Cigudosa; la directora general de Política Empresarial, Proyección Internacional y Trabajo, Izaskun Goñi; y la directora gerente de Sodena, Pilar Irigoien.

vehículo eléctrico y alimentación La propuesta presentada por Sodena al comité de dirección de la S3 incide en el fortalecimiento de la industria con el impulso del vehículo eléctrico, autónomo y conectado, ya que la fabricación de coches de motor emplea en la Comunidad Foral a más de 12.000 personas. También apuesta por la industria alimentaria saludable, actividad que suma más de 16.000 cotizantes. Y persigue que Navarra lidere la industria de energías renovables y que sea un referente en la medicina personalizada, como ejemplo, la elaboración de productos farmacéuticos en Navarra genera casi 1.400 puestos de trabajo.

El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, informó a los asistentes a la reunión de que esta propuesta de la S3 para 2020-2023 incluye en su primera fase constituir 16 comisiones de trabajo para los seis retos sectoriales y los diez transversales. Estos grupos estarán integrados por agentes institucionales, empresariales, sociales, universidades, centros tecnológicos, etc.

los seis sectores Los seis desafíos sectoriales de la S3 para los próximos años consisten en impulsar el vehículo eléctrico, autónomo y conectado, con el foco de transformar la industria hacia los componentes de este coche; potenciar la industria alimentaria saludable con el fortalecimiento de la cooperación ante las nuevas tendencias de los consumidores; trabajar por el liderazgo de la industria de las energías renovables con proyectos regionales, nacionales e internacionales; promover la medicina personalizada; continuar con el turismo integral, y entre las líneas de trabajo, estudiar la posible implantación de la tasa turística; y seguir desarrollando la industria audiovisual y de animación, con un plan de formación del sector y con la captación de empresas que se dedican a segmentos que no existen en la comunidad para su implantación en Navarra.

Por su parte, los diez retos transversales a estos seis sectores se centran en el polo de innovación digital e industria 4.0; en fortalecer el sistema navarro de innovación para transferir conocimiento entre empresas, centros tecnológicos y universidades; en el crecimiento empresarial; en la digitalización; en el desarrollo, atracción y retención de talento; en la transición energética y la economía circular; en la sostenibilidad; en el desarrollo económico comarcal; en favorecer otro modelo de empresa basado en la confianza, transparencia, información, participación y compensación por el éxito colectivo; en infraestructuras y en la marca Navarra.