José Miguel García / Consejero delegado

"Si Euskaltel no crece en un mercado como el de las telecomunicaciones, se hubiese asfixiado"

07.03.2020 | 23:17
"Si Euskaltel no crece en un mercado como el de las telecomunicaciones, se hubiese asfixiado"

El grupo Euskaltel quiere crecer en todo el Estado sin perder las raíces en el País Vasco, "seremos el único gran operador de telefonía deslocalizado de Madrid"

pamplona – El operador vasco de telefonía, Euskaltel, –un grupo de telecomunicaciones que engloba a las marcas Euskaltel, en la CAV; Telecable, en Asturias, y R, en Galicia– , se prepara para su salida masiva al mercado español de la mano de la marca Virgin. El máximo responsable y consejero delegado de la compañía, José Miguel García, un "ciudadano del mundo", nacido en Madrid pero criado y educado en Australia, tiene asimilada la filosofía anglosajona de hacer negocios y la usa para pilotar este crecimiento. Con una amplia y brillante carrera profesional detrás en el mundo de las telecomunicaciones, García es conocido, principalmente, por ser el artífice del crecimiento de Jazztel, una compañía que dirigió hasta su compra por Orange por 3.355 millones de euros. José Miguel García, licenciado en Ingeniería en Electricidad y Electrónica y máster en Comunicaciones Digitales por la Universidad Monash de Melbourne, comenzó su carrera como consultor de telecomunicaciones y tecnología en Australia y ha desarrollado los últimos 30 años de su carrera profesional como consejero delegado de diferentes empresas en 16 países. García, que llegó a esta compañía de la mano del primer accionista de Euskaltel, la firma británica Zegona, se prepara para intentar consolidar a su empresa como uno de los cinco grandes operadores del Estado sin perder sus raíces de origen. Antes de explicar la operación defiende el papel de los fondos de inversión en la economía "aunque aquí no siempre tienen buena imagen", y aboga por crear en Bilbao una verdadera plaza financiera "para atraer a la industria del dinero y al talento". Ahora con el brexit "hay una oportunidad pero es preciso un entorno competitivo y atractivo, entre otros, fiscalmente".

¿La expansión es necesaria?

–En un mercado masivo de consumo como es el de las comunicaciones es fundamental. Hasta ahora estábamos limitados al 15% del mercado español y ahora, con Virgin, vamos a acceder al 85%. Una compañía como Euskaltel se hubiese asfixiado sin salir. Hay que crecer y expandirse. No podemos estar como en una pecera. Es verdad que somos muy fuertes en nuestros mercados de origen donde tenemos una cuota del 30% en particulares y hasta el 50% en empresas pero ahora estamos en un entorno muy diferente de cuando se creó Euskaltel, el actual está globalizado y hay que crecer.

La expansión del grupo tiene unas características diferentes a las de otros competidores pues no pasa por las compras indiscriminadas de otros operadores.

–El proyecto del grupo Euskaltel se centra en un crecimiento orgánico, endógeno e industrial. Y es un crecimiento que se va a hacer desde aquí por eso decimos que somos el único operador nacional deslocalizado de Madrid.

¿Con la expansión de la marca Virgin, Euskaltel va a seguir con los proyectos pilotos de implantación en Navarra, León, Rioja etcétera con las marcas históricas?

–Sí. La expansión de nuestras marcas tradicionales es positiva, va bien. Y en el caso concreto de Navarra vamos a seguir el crecimiento con la marca Euskaltel.

¿Cómo va a compaginar el grupo la gestión de las tres marcas tradicionales y la de Virgin?

–No hay problema. Nuestros proyectos ya tiene marcas que conviven con ellas. Nuestras marcas tradicionales están muy identificadas y con importante arraigo gallego, asturiano y vasco. Y seguiremos así. No tenemos problemas pues tenemos las marcas históricas muy enfocadas y Virgin estará centrada en la expansión aunque por supuesto que habrá algún solape. En mi caso, recuerdo que cuando estaba en Jazztel no entré en el mercado vasco porque era mucho más competitivo en el mercado español donde no había operadores tan afianzados como Euskaltel en el País Vasco. Ahora tenemos tres marcas muy potentes y muy bien perfiladas en sus territorios de origen. Y, reitero, eso no va a cambiar. Con Virgin vamos a atacar el resto del mercado español, con una oferta diferenciada. En todo caso, en los últimos seis meses hemos homogeneizado mucho las ofertas de nuestras marcas. Virgin tiene un perfil competitivo orientado al mercado español.

¿El grupo va a competir en España con una oferta de móvil o con una convergente, móvil, internet, TV?

–La apuesta con Virgin es una oferta convergente. Y que no estará basada en el precio sino en una combinación de precio y servicio. Pensamos que con la experiencia de valor desarrollada en nuestras marcas tradicionales podemos hacer una oferta de valor, no vamos a ir a una oferta por precio. Vamos a ir a dar calidad y servicio a un precio razonable.

¿Con 1.500 millones de euros de deuda, más de cuatro veces el ebitda, financiar la expansión en España puede ser un problema?

–No. Hemos hecho un plan de negocio que se presentará el 10 de marzo basado en un modelo variable dado que en el Estado ya hay grandes infraestructuras disponibles lo que significa que no hay que instalar redes como cuando nació Euskaltel hace 20 años. Ello supone que ya no son precisas grandes inversiones en infraestructuras. Podemos crecer con acuerdos mayoristas como los que hemos firmado, por ejemplo, con Orange. Por ello, la verdad es que no tenemos un stress de caja o de deuda, vamos a ir creciendo, financiando poco a poco, y no contemplamos vender activos.

¿Cómo se ve desde Euskaltel el desarrollo futuro del 5G y las grandes inversiones precisas?

–Pues de forma similar a como se ha hecho con el 4G. Ya hay modelos de colaboración conjunta. En mi opinión, España es el país más activo de Europa en el sector de telecomunicaciones en formas de colaboración entre operadores. Es el país más avanzado en este sector pues es donde hay más modelos diferentes de negocio. Por eso digo que España es el mejor país para invertir en telecomunicaciones de toda Europa. Hay empresas importantes, sólidas, con una diversidad importante de modelos de negocio. Esto nos permite tener opción a diversos mecanismos para afrontar la llegada de la tecnología 5G.

¿Valoran compartir la red propia con otros operadores?

–Siempre valoraremos abrir nuestra red a otros operadores. Si hubiese opciones las valoraríamos. Lo hacemos continuamente.

¿A medio plazo ve sitio para cinco operadores en el Estado?

–Hoy ya hay sitio para cinco operadores telefónicos en el Estado como ya está se está demostrando en la CAV, en Asturias y en Galicia donde ya llevamos unos cinco años compitiendo cinco operadores distintos. No veo por qué va a ser diferente en el conjunto de España. Nosotros, un operador ya establecido en el mercado desde hace 20 años, podemos ofrecer servicios ya probados y consolidados en otros territorios.

¿El acuerdo con Orange le permitirá llegar con red fija a todos los territorios de la CAV donde todavía no está la red de Euskaltel?

–El acuerdo cerrado con Orange es un acuerdo a nivel nacional, sin limitaciones territoriales.

A nivel de marketing, el grupo ha apostado por incrementar su ligazón con los territorios de origen con iniciativas como las del cocinero Karlos Argiñano, el piloto Fernando Alonso o la recuperación del patrocinio del equipo ciclista en el País Vasco. ¿Se van a dar propuestas semejantes con Virgin?

–Es una alegría recuperar la colaboración con algo como el equipo ciclista, muy ligado a la marca Euskaltel y al territorio. Nuestro objetivo es que el equipo crezca, como queremos hacer nosotros, por sí mismo. Con Virgin, que es una marca grande, haremos también cosas grandes porque, insisto, nuestro modelo está ligado al crecimiento, fuerte y rápido, y todas las inversiones que haremos están alineadas con esta estrategia de crecimiento.

¿Cómo ve Euskaltel a futuro?

–Consideramos que desde aquí podemos establecer un centro de telecomunicaciones grande, importante a nivel del Estado, deslocalizado de Madrid, donde están todos los demás. Una empresa notable que compite y que crece, tanto en la parte residencial como en la empresarial.