La caída de reservas en Semana Santa por el coronavirus amenaza el turismo

El coronavirus hace peligrar el 15% de la facturación anual del sector

09.03.2020 | 00:54
Bañistas disfrutan de la playa de Matalascañas, en Huelva. Foto: Efe

madrid – La caída de las reservas para las vacaciones de Semana Santa como consecuencia del temor al contagio por el coronavirus hace peligrar en torno a un 15% de la facturación anual del sector, que está observando también un descenso "significativo" de las prerreservas para el verano.

Diferentes fuentes del sector señalan que las anulaciones de las reservas son prácticamente totales para los destinos más afectados, como el norte de Italia, en tanto que ha crecido el interés de los viajeros por el Caribe.

El sector del turismo es fuertemente estacional, lo que hace que genere en torno al 70% de sus ingresos anuales con la campaña de verano, entre junio y octubre, alrededor de un 15% en Semana Santa y el 15% restante, en fines de semana y puentes.

Según datos de la Confederación Española de Hoteles, las reservas han caído entre un 20 y un 30% e incluso en determinadas zonas han llegado al 40%, especialmente en las comunidades más turísticas.

Para los viajes de verano, los agentes están observando ya una caída de las peticiones de información y de las prerreservas, que suelen comenzar a concretarse en marzo, aunque confían en que dado que todavía queda tiempo haya margen para la recuperación.

El presidente de la Federación de Agencias de Viajes (FETAVE), César Gutiérrez, dijo que en el norte de Italia las cancelaciones son masivas, y se extienden incluso a Roma, aunque con menor intensidad.

El consejero delegado de Mapa Group, Alberto Díaz, explicó que las entradas de turistas internacionales "se han caído" y están al 20% de sus niveles habituales en esta época del año, especialmente los procedentes de Asia (China, Corea del Sur, Malasia y Singapur, sobre todo) pero también las de Latinoamérica.

Al tiempo, prácticamente todas las operaciones con Italia, incluso los destinos más al sur como la costa Amalfitana, están canceladas, lo que ha llevado a los mayoristas a permitir a los turistas cancelaciones o cambios de destino sin costes.

Las anulaciones son totales también para el caso de Israel, un destino muy solicitado para Semana Santa, después de que el Gobierno del país haya prohibido de facto la entrada de todo viajero que haya estado en las últimas dos semanas en España, Francia, Austria, Alemania y Suiza, países que se suman a la lista de los que ya tenían establecidas restricciones, entre ellos Italia y China.