El comité de Volkswagen pide la paralización inmediata de la producción

"Tanto la empresa como los sindicatos tenemos la responsabilidad y la obligación de velar por la salud de los trabajadores"

15.03.2020 | 13:44
Rueda de prensa del comité de empresa de Volkswagen Navarra

PAMPLONA. El comité de empresa de Volkswagen Navarra (UGT, CCOO, ELA, LAB, Cuadros y CGT) ha denunciado la apertura de la fábrica durante este fin de semana y ha exigido la paralización inmediata de la producción.

Una vez decretado el estado de alarma por el coronavirus, destaca el comité en un comunicado, la empresa "sigue sin reaccionar, máxime cuando ya han aparecido casos con síntomas muy claros y trabajadores en aislamiento de la propia empresa", pero "pese a ello se ha continuado con la producción en el fin de semana".

"Se cierran comercios, cines, bares, restaurantes y se prohíben actividades que supongan la concentración de personas", recuerda el comité, que considera que "la empresa tiene que pensar en los miles de trabajadores que estamos cruzando los tornos en cada jornada de trabajo, la aglomeración en los vestuarios y en las líneas de producción".

"Tanto la empresa como los sindicatos tenemos la responsabilidad y la obligación de velar por la salud de los trabajadores y no se entendería que en estos momentos no se actuara de manera clara y contundente, teniendo en cuenta que el propio Gobierno ha decretado la obligación de los y las ciudadanas a permanecer en sus casas y a no salir salvo por necesidades básicas", subraya.

El comité señala que este domingo se ha puesto en contacto con la dirección para tratar de acordar las medidas necesarias para el cese de la producción y "evitar así un foco de contagio y expansión del virus", ya que "una parte importante de la plantilla trabaja en líneas de producción donde no se cumplen las directrices marcadas en cuanto a distancia, etc".

También el comité de empresa se ha mostrado dispuesto a adelantar medidas como, por ejemplo, la Jornada Industrial "para facilitar el cierre acordado y darnos una semana de tiempo para acordar otra medida previendo la actuación del propio Gobierno".

Sin embargo, agrega, "la respuesta que hemos obtenido por parte de la dirección de la empresa ha sido insatisfactoria", por lo que "apelamos a la cordura, al sentido común, a la responsabilidad, a la sensatez, etc, ya que todavía queda tiempo para que la dirección de la empresa dicte la paralización inmediata de la producción".