El ganado de ovino y caprino pierde el 80% de su mercado

El cierre de restaurantes y el confinamiento ponen en jaque a este sector con 253 explotaciones

28.03.2020 | 00:38
Corderos en una explotación ganadera. Foto: Patxi Cascante

pamplona – Los ganaderos de ovino y caprino han visto reducido su mercado entre un 70% y 80% después de que el 14 de marzo Sánchez anunciara el cierre del sector de la hostelería para combatir el coronavirus. Esta medida repercutió de lleno en las explotaciones de cría de corderos y cabritos, ya que su negocio se sustenta principalmente en el canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías). Navarra registra 253 granjas de ovino y caprino, pertenecientes a profesionales a título principal (ATP), según Desarrollo Rural y Medio Ambiente. El número de ovejas asciende a 474.907 y el de cabras a 13.019. "Las carnicerías suponen entre el 20% y 25% del negocio, pero ahora ha bajado la comercialización a estos establecimientos. Además el precio que percibe el ganadero por el cordero ha descendido entre un 20% y 30% en los últimos días", dice Malena San Millán, gerente de la Cooperativa de Ovino y Vacuno de Navarra (Coova), que agrupa a 170 explotaciones.

Algunos ganaderos se encuentran en una situación crítica y su negocio "corre peligro", confiesa. El cierre de los establecimientos hosteleros y la falta de reuniones familiares y de amistades por el confinamiento han frenado la distribución de cordero y cabrito. En la Comunidad conviven dos perfiles de consumidores: los de cordero lechal con una crianza más corta, sobretodo en la Zona Media; y los de ternasco en la Ribera. En el norte se pide menos esta carne al decantarse por el vacuno. El descenso de la demanda comenzó la semana del 9 de marzo, antes de aprobar el decreto de estado de alarma, cuando comenzaron a cancelarse eventos y celebraciones con aforos máximos de personas, y se paralizó completamente el 14 de marzo. "Tras una campaña de Navidad con menos demanda que las dos anteriores, el ganadero esperaba la llegada del puente de San José pero el real decreto bloqueó prácticamente nuestro mercado. Vivimos un drama", cuenta.

las opciones En estos momentos, los ganaderos mantienen en sus explotaciones los corderos de lechal que en las dos últimas semanas tenían previsto haber distribuido. Ante esta situación "eligen entre dos opciones: comercializar a un precio por debajo de coste o continuar cebando hasta que sea ternasco, que supone aumentar gastos al necesitar más pienso", manifiesta.

Coova, que aglutina a 170 explotaciones, está lanzando medidas excepcionales para intentar vender lo máximo posible. "De manera coyuntural vamos a promocionar los circuitos cortos para que el consumidor reciba en su domicilio esta carne. Hemos redactado una carta a los carniceros para informarles de esta iniciativa e indicarles que se trata de algo temporal. Es una ayuda moral, porque no resuelve esta drástica disminución de ingresos. También hemos pensado en la posibilidad de congelar la carne para posteriormente comercializarla. Estamos valorando opciones", reconoce San Millán. Esta gerente ha contactado con cooperativas de otras comunidades autónomas, y en estos territorios tienen los mismo problemas que los ganaderos navarros.

El sector también ha hablado con el departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente de Itziar Gómez, "que es consciente de la complicada situación de los profesionales de ovino y caprino". San Millán insiste en que hay que adoptar medidas, pero que no todas deben ser económicas. "Planteamos propuestas que favorezcan el movimiento del ganado; y ayudas a la exportación, a liquidez para alimentar a los animales y para congelar el producto, entre otras soluciones", concluye.

consejo agrario

Reunión. El Grupo de Trabajo especial del Consejo Agrario de Navarra, celebrado a través de videoconferencia, el departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente y las organizaciones desgranaron las líneas fundamentales de una batería de medidas para atajar el problema. En representación del sector, UCAN, Coova, UAGN y EHNE aportaron sus propuestas de medidas en lo referente a mercados y promoción, ayudas directas y ayudas de la PAC, etc.

Desarrollo Rural, consciente del problema. El departamento reiteró su voluntad de flexibilizar, en la medida de lo posible, todos los requisitos, trámites y convocatorias, e informó de que solicitó al Ministerio de Agricultura la activación de medidas de gestión de crisis, como la ayuda facultativa para el almacenamiento privado tanto de carne de ovino y de caprino, como de quesos de DO e Indicación Geográfica Protegida.

Próxima semana. El Grupo de Trabajo, en el que participa Intia, volverá a reunirse.